Review GG: The Witches of Bushwick

Foto teaser

Necesito vuestra ayuda. Esta semana no os voy a pedir ni que leáis la review, ni la comentéis, ni me expliquéis qué droga hace que todos vayan tras Serena. Resulta que el próximo viernes tengo una fiesta temática, ambientada en “Las Vegas”. Llevo un mes dándole vueltas y aún no he encontrado un buen disfraz. ¿Alguna idea? Si fuera una fiesta de santos y pecadores, podría haber sacado alguna idea del capítulo de esta semana… por cierto, ¿Serena iba de santa? Pues honor, lo que se dice honor, no le han hecho…

Los españoles tenemos fama de traducir los nombres de las películas como queremos (léase: mal). Que se llama Die Hard, le ponemos la Jungla de Cristal; The Sound of Music lo cambiaron por Sonrisas y Lágrimas; y a Cloverfield la llamaron Monstruoso. Pues si tradujéramos The Witches of Bushwick muy probablemente sería “Cría fama y échate a dormir“. Hay tres ejemplos prácticos de este dicho en el capítulo de esta semana: Chuck, Blair y Serena. Dejaremos a la rubia para el final, porque en torno a su fama gira todo el capítulo, y empezaremos por la pareja de oro de la serie. Queen B cambió mucho durante su relación con C, pasando de chica virgen y perfecta a chica algo malota y dispuesta a todo por ganar; pues bien, Blair quiere volver a ser quien era para heredar de Anne Archibald el liderazgo de la Fundación Chicas Inc, para lo que debe alejarse de las malas compañías como Bass,que la hacen parecer descentrada e incapaz. Casualmente, a Chuck le pasa exactamente lo mismo, pero al contrario. El chico de mala fama se ha convertido ahora en un joven enamorado preocupado por conseguir el amor de la Waldorf, algo que a los clientes de su hotel no les gusta ya que, como yo, prefieren al chico malote. La decisión de ambos es clara: la fama va primero y su relación…a escondidas.

La fama de Serena es aún peor, sobretodo gracias al empujoncito que le dan los Ángeles de Charlie. Jenny ha vuelto al UES (¿y Blair no la echa?) y con buenas intenciones fingidas le cuenta a Lily que Juliet quiere hundir a Serena a través de filtraciones a la prensa. La señora Humphrey ya ha discutido (léase: amenazado) con la rectora una vez y prefiere no hacerlo de nuevo, por lo que cuando Sharp le promete callarse a cambio de dinero no duda de que realmente sabe algo y a Juliet le basta con comentárselo a Serena para crear la brecha entre madre e hija. Bueno, ya tienen a la madre, ahora a por los novios.

Serena pierde a su madreSerena pierde a su madre

S sigue y sigue y sigue y sigue pensando a quién prefiere, si a Nate o a Dan. Y Nate y Dan siguen y siguen y siguen y siguen esperando a que la rubia se decida. El problema viene cuando se hacen amigos y Jenny le da el cambiazo a S con el móvil. ¿Qué harían sin Jenny estas chicas? Nada, para más referencia ver capítulos anteriores. La idea de la pequeña Humphrey les facilita mucho el trabajo de enfrentarlos a Serena; la suplantan a través de mensajes de texto y queda con ambos chicos, después de que ellos hayan decidido que respetarán la elección que haga. El primero plantón, claro, no les basta para mandarla a paseo, pero sí para darle a S un ultimátum: hasta la medianoche tiene Cenicienta para elegir a su príncipe, en la fiesta de Santos y Pecadores de Chuck Bass.

El plan de Juliet, Jenny y Vanessa culmina precisamente en esa fiesta. Las dos J llegan vestidas igual que Serena, máscara incluida, y cada una va hacia uno de los objetivos: Jenny besa a Nate, y Juliet a Dan (al revés habría sido indecente, por lo que a los Humphrey respecta), y hacen una foto de ambos momentos que luego envían a GG. Esta vez sí es suficiente para que los dos chicos decidan olvidarse de Serena. A ver cuánto les dura.

Serena pierde a sus chicosSerena pierde a sus chicos

S se ha quedado sin madre y sin chicos, sólo falta la amiga. Esta vez es la casualidad la que hace que Jenny esté en el lugar adecuado, en el momento adecuado. Blair atrasa su reunión con las Chicas Inc para hablar con Chuck, ya que en su último revolcón el chico dijo esas dos palabras que en cine y televisión ponen como la declaración máxima: Te quiero. La Waldorf había fingido no escucharlo, pero finalmente la curiosidad puede con ella y le pregunta directamente. Primero ella entiende que fue algo del momento, de la excitación. Después, él confiesa que lo dijo en serio. Un momento precioso que Jenny “estropea” dejando caer el telón para que todos les vean. Incluida Anne Archibald que está en la fiesta porque…sí, le ha dado por ahí ir a buscarla. Que impaciente la mujer.

En un arrebato, los dos pecadores deciden arder juntos en el infierno, es decir, que se besan delante de mamá Chivarly y KC. A Chuck la jugada le sale bien, porque ha dado aspecto de chico malo; pero B pierde una gran oportunidad…por culpa de “Serena”. Era Jenny, pero ella no lo sabe, y la bronca que le cae a su mejor amiga es monumental. Lo peor para ella viene después, cuando se da cuenta de que aunque quiere a Chuck con locura, todos lo sabemos, necesita ser Blair Waldorf antes que la novia de Chuck Bass. Lo que ha unido este capítulo…también lo ha separado, aunque con la esperanza de que algún día volverán a estar juntos.

Serena pierde a su mejor amigaSerena pierde a su mejor amiga

Y por si las cosas no le pueden ir peor a Serena, Juliet la droga a través de la máscara, la mete en un taxi y la lleva…¿dónde la lleva? Aún es un misterio. Eso sí, Juliet se ha encargado de enviarle un mensaje a la rectora de la universidad, de parte de su archienemiga, diciendo que deja los estudios. Alejarse de todos, dejar los estudios, huir…suena a Serena, solo que esta vez no es ella. Suerte chica, la vas a necesitar. Brooklyn 1, UES 0.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »