Review GG: The Undergraduates

Foto teaser

Cuando a uno le invitan a una fiesta de la alta sociedad, lo primero que tiene que hacer es comprarse un vestido para impresionar, sesión de maquillaje y peluquería y, por qué no, el tercer paso puede ser ponerlo en el estado de facebook. Pero si la fiesta es en el Upper East Side, debes ir además con el teléfono móvil a tope de batería y estar atento a todo porque, en cualquier momento, habrá un escándalo. Al menos en Gossip Girl funciona así. Si habéis visto The Undergraduates estaréis de acuerdo conmigo… ¿quién diría que no a una noche fashion como ésta?

Chicas y chicos, si tenéis alguna duda sobre la pater/maternidad de alguien es vuestro momento: 2×1 en pruebas de paternidad en Brookling. No voy a romperme los cuernos porque hay mucho que comentar del capítulo y esto ha sido lo peor de él. Vale que Rufus es de los que la siguen hasta que la consiguen, pero, ¿no va todo lo relacionado con Dan y Georgina demasiado deprisa? En tres capítulos D y G han tenido al niño, le han puesto la habitación, G se ha fugado, ha descubierto que no es suyo y la madre ha vuelto para llevarse al niño…¿se habían metido los guionistas en algo de lo que no sabían salir? ¿Para qué todo el rollo? ¿Para que Vanessa se vaya a vivir con él? Feo, muy feo. Ni siquiera hacía falta que le pusieran nombre al niño para esto…

Chuck no lo tiene tan difícil para llevarse a al chica a su piso, aunque a lo mejor la cuenta corriente influye. Cenicienta existe, se llama Eva y sale con Chuck Bass, aunque no sea especialmente un príncipe azul. Al menos, ante no. El hasta ahora chico malote de la serie se ha reformado gracias a su nuevo amor y quiere presentar a su chica en sociedad, con la ayuda de Lily ya que ni Rufus ni Eric parecen muy contentos con su regreso, aún resentidos por haberle quitado la virginidad a Jenny. Pero eso es el pasado, y el presente es rubio y además de un vestido precioso en Carlos Miele también se ha encontrado con Blair Whaldorf. Uuups. La sorpresa inicial de la morena sorprende, pero enseguida saca fuerzas para atacar como sólo ella sabe: de la forma más hiriente. Sus palabras hacen un gran efecto en la pobre Eva, que parece abrir los ojos y comprender que en ese mundo ella no encaja; por suerte su príncipe azul acude al rescate y le hace ver que eso es precisamente lo que más le gusta de ella.

Vale, poco después lo estropea cuando le dice a Rufus que no la conoce y que debe ser una trepa social más que se ha colado en la fiesta. Lo hacía para que el marido de su madrastra no le contara lo mala persona que había sido en el pasado, pero el caso es que lo hace delante de ella. Nueva charla con Lily, la más sabia de la serie, y tras convencerle de que Rufus va a darle otra oportunidad (esta de vez de verdad de la buena), corre a por ella y le cuenta toda la verdad. Suponemos que todo, todo. Y si algo caracteriza a Cenicieva es su gran corazón, lo perdona y está dispuesta a quedarse con él. Me gusta Eva y me gusta el nuevo Chuck Bass.

Cenicienta y el Príncipe en su castilloCenicienta y el Príncipe en su castillo

Y ahora, como diría GG, vayamos a lo “dirty“. El primer día en la universidad lo usamos aquí para conocer a los compañeros, profesores y clases. En EEUU lo más importante es unirse a una secta. Perdon, a una hermandad. O Club, como querais llamarlo. Blair y Serena van directamente a la casa Hamilton y ¡sorpresa! ¿Quién está al mando? Juliet. Premio al oportunismo para ella. Y sólo tiene una llave…cuando todo parece indicar que la ganadora otra vez será S, resulta que el apellido escrito en la caja no es otro que Whaldorf. Punto número uno: ¿por qué siempre se da por hecho que gana Serena? Punto número dos: ¿¿GG emite ahora en directo desde Columbia?? ¿Y lo ven y nadie mueve un dedo por buscar a quien lo graba, o dónde está la cámara oculta? VA-MOS. Ignorando ese “despiste“, como antigua Queen del UES Blair enseguida se deslumbra al recibir tanta atención, deja de lado a S y acude a todas las reuniones de su nueva hermandad.

¿No os parece ver salir humo de Serena cuándo se entera de que Juliet intenta robarle a su mejor amiga? No soy pro-Serena, pero en este capítulo me ha encantado. No sólo sus caras en sus conversaciones con Juliet, que parecían decir “¿te crees que soy tonta?“, también como ha llevado todo con B en la fiesta. Por un momento parecía que íbamos a ver otro enfrentamiento de chicas de instituto, pero hemos visto a dos amigas uniendo sus fuerzas para descubrir lo mala que es la chica nueva. Un favor especial de GG subiendo una grabación de una falsa pelea entre ellas sirve para que Juliet se ponga en evidencia y pierda la discusión y su cargo en la casa Hamilton. Buen intento, J, pero aún tienes que mejorar mucho si quieres ganar a S y B, te llevan años de experiencia en eso de los complots y las malas intenciones.

Por suerte para ella, Nate está de su parte. Tras confesarle a Serena que está enfadado con ella por como lo trató (¡un diez para Nate! Esta temporada aprobará con sobresaliente a este paso…), busca a Juliet y le pregunta si todo lo ha hecho por celos, porque le gusta. J tenía dos opciones, decir la verdad o mentir, ¿qué hace? Pues teniendo en cuenta la siguiente escena, creo que podemos decir que se decanta por la mentira. Juliet tiene un amigo de ojos azules y buena planta en la cárcel y está preocupada por si se le cae el jabón, así que debe ser algo más que un amigo. ¿Quién es? ¿Qué hace ahí? ¿Qué tiene en contra de Serena y los demás? Cuantas preguntas en torno a un solo personaje, mucho para ser Gossip Girl. Brillante, si no lo aceleran ni lo retrasan demasiado.

Tú, sobretodo, no te agachesTú, sobretodo, no te agaches

¿Hemos vivido esto alguna vez? Dan con Vanessa, Chuck con una relación seria, Nate desencantado con S…Blair y Serena, las reinas del UES, solas. Y compartiendo piso. A ver cuanto dura esta aparente tranquilidad…sí, yo también espero que sea poco.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »