Review GG: The Townie

Foto teaser

No sé si lo he comentado antes alguna vez, pero me encanta la época pre navideña. Decorar la casa, abrigarme hasta los topes y vencer al frío fuera, acurrucarme en la estufa dentro, envolver (y recibir) regalos, salir de viaje si los controladores, pilotos, azafatas y demás trabajadores del aeropuerto me dejan…es esa época del año que, aunque tenga que ir a trabajar día sí y día también, al salir parece que estoy de vacaciones. ¿Lo malo de la Navidad? El parón de las series. Aunque a mí, más que molestarme que no hagan nada más que Espartaco y Marcelino Pan y Vino, me asusta enfrentarme al último capítulo del año, porque me pregunto: ¿será bueno? ¿Acabará bien? ¿Acabará mal? ¿Me dejará intrigada o me dará igual? Pues bien, tras el ajetreado puente y una actitud de “ahora viene cuando lo estropean todo“, me he sentado a ver Gossip Girl. ¿Ha aprobado con nota?

Tras una recapitulación de datos de mano de Dan y Blair, The Townie empieza con una gran revelación: Gossip Girl acepta encargos. Al menos, los de Blair Waldorf; tras resultarles imposible hablar con Serena, quien sigue encerrada bajo tratamiento psicológico, el sorprendente duo de aliados acuden a la reina de los cotilleos para averiguar dónde está Juliet, y al rato reciben una dirección que les lleva hasta Cornwall, Connecticut, dónde se celebra una fiesta universitaria típica americana. El viaje en coche de Dan y Blair bien se merece una review personal, con Blair sugiriendo que corriendo llegarían antes que con ese coche, que por suerte no hay radio y no tiene que soportar sus gustos musicales o que una limo con jacuzzi habría llamado menos la atención. Sí, cuando acabe la review escribiré una carta al Papa para que hagan Santo a Dan. Una escena divertida que demuestra una vez más la gran pareja que hacen estos dos.

Blair según San Dan: blablablablabla...Blair según San Dan: blablablablabla…

Centrándonos en lo importante, al llegar a Cornwall no encuentran precisamente a Juliet, sino a Damien Dalgaard, ese chico que volvió a Jenny un camello y casi la desvirga. No, no trae precisamente buenos recuerdos…¿qué connexión tiene Damien con toda esta historia? Pues entre él y Serena conocemos su pasado en el internado. Porque mientras sus amigos investigan, S se ha despertado con ganas de contar su vida y milagros, ¿qué le han dado para desayunar, lengua? Aquí tenemos uno de los grandes errores de las series, lo dejan todo tan para el final que de repente tienen que contarlo todo de prisa y corriendo bajo el pretexto de que alguien ha visto la luz. No es el caso del peluquero del Damien del pasado, porque madre mía que pintas llevaba en el internado. Una mezcla entre Zack Effron y él mismo, eso sí, el primero de la clase. ¿Qué le desvió del buen camino?

Damien Effron, en cualquier momento se pondrá a cantarDamien Effron, en cualquier momento se pondrá a cantar

En cuanto a Serena, el pasado nos desvela que el internado no sirve de nada…hasta que encuentras al profesor que te inspira. En este caso: Ben Donovan, el hermano de Juliet, al que nos pintan como un profe majo, encantado de ayudar a sus alumnos y llevarlos a la biblioteca, del que S se enamora. Ooooh, ¡que bonito, el amor! ¿Qué pasó? Damien nos cuenta una historia “Serena's style”: se liaron, ella se fue arrepentida y a él lo expulsaron por mala conductac. Dan y Blair se sorprenden al descubrir que es el hermano de Juliet, pero aún no saben que está en la cárcel. Los motivos de su encarcelamiento, sin embargo, no nos lo cuentan ninguno de ellos: el honor de hacerlo se lo merece Juliet después de su gran temporada.

Al ver que Dan y Blair están es su pueblo y deduciendo que pronto averiguarán qué está pasanado, Juliet llama a su hermano y le dice que va a acabar con esto como tendría que haberlo hecho desde el principio. Teniendo en cuenta que la ha drogado y, no vamos a negarlo, que parece haberse vuelto un poco loca…yo ya me la imaginaba ahogándola con la almohada. No me miréis así, que Ben piensa lo mismo y se lo media grita a Nate, que pasaba por allí a ver a su padre. El centro Ostroff no se caracteriza precisamente por su gran seguridad; Eric casi se suicida, se fuga, Serena también se escapó…¿por qué no iba Juliet a colarse hasta la habitación de Serena? Totalmente creíble, sí señor. Y entonces…¡la escena de la almohada! Pues no, porque si recordamos bien, Juliet nunca pareció querer herir a S de verdad; sus intenciones pasan por el diálogo: ¿por qué metiste a mi hermano en la cárcel?

Lo nunca visto: un tío que pasa de SerenaLo nunca visto: un tío que pasa de Serena

Aquí es el turno de Serena de sorprenderse, al enterarse de que su antiguo profesor está en la cárcel…¡por violación! ¡Por su violación! Serena niega haberle acusado de nada parecido, por lo que, ¿quién lo hizo? Lily Humphrey, su madre. La misma que está dando una fiesta alegremente mientras su hija asiste al psicólogo. S no duda en fugarse otra vez del centro, esta vez con Juliet y ambas se plantan en la fiesta a la que también han llegado ya Blair, Dan, Nate y Damien. Otro minipunto para el lado graciosete de los guionistas con las dos únicas frases que intercambian Eric y Damien: “¿Has venido a buscar otra virgen a la que convertir en tu camello?” “Te diría: ¿por qué, estás interesado?…pero tengo que irme“. Que avispado el chico ruso.

A estas alturas todo ocurre deprisa. Serena monta la escena en la que deja en evidencia a su madre delante de todos sus invitados, Lily intenta arreglarlo y los protagonistas se quedan a ver qué pasa. Ante las acusaciones de su hija, Lily confiesa que fue ella la que dijo que Ben había mantenido relaciones con Serena, entonces menor de edad; y, cuando quiso darse cuenta, el internado le acusaba de violación y ella no podía dar marcha atrás, lo que llevó a Ben a la cárcel y a Juliet a la vida del UES. Esta vez, la adulta de la serie sufre en sus carnes lo que Serena lleva varios capítulos sufriendo: pierde a su hija, medio pierde a su marido, está a punto de perder el imperio Bass ahora que Chuck sabe que iba a venderlo, y pierde muchos, muchísimos puntos ante nosotros.

Con lo que tú eras...Con lo que tú eras…

El capítulo acaba de forma típica, con las vacaciones de Navidad y la división de sus caminos temporalmente; aunque Serena le pide a Dan que la acompañe en un viaje por carretera para intentar sacar a Ben de la cárcel, el chico dice que es algo que debe hacer sola; Chuck se marcha de viaje en busca de su tío Jack para conseguir la titularidad de Industrias Bass; Lily se marcha con su madre; Nate acoge a su padre; y Blair se queda a fregar los platos con Dan. Ver para creer.

Serena y Ben, el reencuentroSerena y Ben, el reencuentro

Retomamos la pregunta: ¿ha aprobado The Townie? Mi respuesta es que sí. Y con nota, diría yo. Nos ha revelado el pasado de Serena y Ben, pero no lo ha solucionado precipitadamente, lo que nos promete más Juliet (gran estrella de la temporada) para después de vacaciones. Además, la culpa se la ha llevado esta vez Lily, hasta ahora uno de los referentes morales de la serie, algo que no me esperaba. Jack Bass, otro de los grandes de la serie, podría volver. Y, vamos, las escenas de Blair y Dan son geniales. Pues sí, afronto el parón navideño con buen sabor de boca. Más cotilleos, el 24 de enero. ¡Feliz Navidad!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »