Review GG: Last Tango, Then Paris

Foto teaser

Lo sé, lo sé, la review llega con retraso, pero espero que me perdonéis. Parte de la culpa la tienen mis queridos profesores que aprovechan al último momento para pedir trabajos finales (¿o soy yo quién espera hasta el final para hacerlos…?), pero otra parte la ha tenido el capítulo. La season finale de Gossip Girl, entretenida, acelerada y chocante, con esa terrible escena final, ha hecho que necesite unos días para asimilar todo lo ocurrido y empezar a pensar en lo que está por venir. ¡Llegan las vacaciones al Upper East Side! Y que veranito nos espera…

Estación de tren, chica rubia en el andén recién llegada de algún lugar. No, esta vez no es la presentación de Serena Van der Woodsen en el UES sino el regreso de Georgina Sparks que, a lo largo de las tres temporadas, no ha traído más que problemas a los protagonistas; de hecho, nuestra odiada G ha sido protagonista indiscutible en todas las seasons finale: en la primera temporada Blair la echa después de que haya causado problemas a Serena y en la segunda se inscribe en la NYU para compartir habitación con Blair. En este capítulo Georgina también vuelve pero esta vez para pedir ayuda a sus ex amigos, que uno tras otro la mandan a tomar viento fresco. Algo bastante normal, teniendo en cuenta que enumerar todas sus fechorías me ocuparía más espacio y tiempo que cualquiera de las reviews que he publicado.

Además, ante los problemas que tienen no les queda mucho tiempo para preocuparse por la fugitiva de Rusia. Tras una noche infructífera de Jenny con Nate (el chico se quedó dormido mientras ella hablaba, todo un caballero), la rubia vuelve a casa y se encuentra un panorama sorprendente: Dan y Serena durmiendo abrazados en la misma cama. Una amiga se callaría y fingiría no haber visto nada, pero recordemos que la pequeña J abandonó hace un tiempo el buen camino y eso sumado a su odio hacia S tiene como resultado una foto publicada en Gossip Girl. Culebrón servido.

¡Pillados!¡Pillados!

¿Y qué ha pasado entre ellos? Un beso y se quedaron dormidos; un beso que Dan y Serena se empeñan en ignorar, diciendo que no significó nada y que fue por el momento…que levante la mano quien se lo crea, ¿nadie en la sala? Lo suponía, ya que ni Blair se lo y por eso tras una discusión bastante acertada con Jenny, dándole la enhorabuena por conseguir que todos la odien, interroga a Dan y le sonsaca la verdad, echándole en cara lo que ha hecho. Y en un discurso inspirador sobre casualidades, señales y destino, D se excusa y consigue lo que Dorotha llevaba intentando toda la mañana: que Blair decida ir al Empire State Building dónde Chuck la espera para retomar la relación. Por desgracia, su doncella rompe aguas, ¡que oportuna!

Antes del parto indoloro y con público (Eleanor, Cyrus, Vanya, Blair…¿no se supone que sólo puede entrar una persona?), con el beneplácito de Dorotha, Blair pone pies en polvorosa al Empire State Building y se cruza en el camino con Dan y Serena; no se para a hablar con su amiga y despacha bastante rápido a Georgina, pero aún así B no llega a tiempo a su cita. Chuck Bass se ha ido, nos quedamos sin escena romántica en el ESB, oooh. De vuelta al hospital, D se siente culpable y quiere contarle a Nate lo que pasó, S considera que no es el mejor momento pero para su desgracia su chico estaba justo detrás y les escucha, deduciendo que ambos hicieron algo más que dormir la noche anterior. Chivarly se acuerda enseguida de Vanessa y le comenta a Dan que merece saberlo antes de marcharse por donde ha venido, bastante dolido.

Mientras, la culpable de toda la situación acude nuevamente en busca de alguien que la entienda al Empire Hotel, pero no se cruza con Nate sino con la versión mala de Chuck. El chico estaba convencido de que Blair acudiría al encuentro y tras el batacazo ahoga sus penas en alcohol, e invita a Jenny a hacer lo propio. Ambos han sido rechazados por las personas que más quieren; sin B, Chuck se siente completamente solo, y la pequeña J afronta aterrada el destierro a Hudson en un intento de Rufus para que se tranquilice. Tristeza, alcohol y ganas de olvidarse de todo…y ocurre lo peor que podía ocurrir: Chuck y Jenny se acuestan juntos. Ew. Dejando a un lado la terrible pareja que hacen…¿por qué? ¿Por qué Chuck es incapaz de guardar un minuto de luto por su relación con Blair después de presumir de quererla con locura? ¿Por qué Jenny sigue cayendo en un espiral oscuro? Repito lo que me ha parecido la escena: ew.

Dios los cría...Dios los cría…

Lo peor de todo es que se ve venir el desastre, de pelo moreno y curvas. Blair llega al hotel con el ramo de flores que ha encontrado en el ESB y, sonriente, perdona a Chuck y retoman su relación. El chico le pide que espere un momento y vuelve a la habitación…dónde ya no está Jenny. La rubia se siente abandonada de nuevo, algo normal ya que debe ser bastante vergonzoso que sentirse más sola que Chuck, personaje solitario de la serie, y ver que Blair tenía razón: nadie la quiere. Ni siquiera le vale el intento de consuelo de Eric, que pese a todo sigue preocupándose con ella y corre a pedirle a Dan que hable con ella y entienda por lo que está pasando. Tras haber tenido una conversación con Serena en al que le aclara que Vanessa se ha enterado gracias a Nate de lo que ha pasado entre ellos y ahora no quiere hablar con él, y un casi-beso con Serena, el Humphrey se marcha y deja a la rubia sola, que busca a su novio para dejar las cosas claras.

Bueno, con Serena nunca hay nada claro y Nate no es una excepción. La chica necesita tiempo para pensar y aunque N inicialmente la perdona, le deja claro que no puede estar siempre esperando por ella. Así las cosas, ya tenemos otra relación rota. Cosas de la vida, unos se separan, otros se juntan…Chuck y Blair vuelven a ser felices y acuden al hospital del brazo. Antes de entrar, C está preparado para dar el gran paso y pedirle matrimonio a la mujer de su vida, pero Dan interrumpe el momento con un puñetazo. Blair pide explicaciones y al ver el enfado de D, las lágrimas de Jenny y el mal disimular de Chuck, entiende lo ocurrido.

Entre lágrimas, Blair destierra a Jenny Humphrey de Manhattan con la amenaza de que si se entera de que vuelve (y B siempre se entera de todo) la destruirá. La rubia pide clemencia, Dan dice que la culpa es solamente de Chuck. Pido un inciso para comentar lo sexy que está D haciendo de hermano mayor, ¡ñam! Vale, de vuelta al capítulo…reunión familiar. Lily y Rufus llegan justo a tiempo para evitar que la cosa vaya a más y se marchan con una llorosa Jenny.

Una vez solos, Chuck intenta disculparse diciendo que todo ocurrió porque pensaba que lo suyo había terminado y que en ese supuesto todo le daba igual. La excusa no sirve con Blair, que le pide que no vuelva a dirigirse a ella y que olvide todo lo ocurrido esa noche…en todos los sentidos. Que poco ha durado la reconciliación.

Recta final de la temporada. Todo lo que ha pasado ha servido para hacer que Jenny recapacite y acepta marcharse a Hudson a acabar el instituto, con su madre. Lejos de chicas malas, Gossip Girl y la vida del UES; escena familiar emotiva…nuestra pequeña J se nos ha ido. ¿Volverá? También se van, aunque de vacaciones, Serena y Blair; su destino: ¡París! Sin ellas, Nate intenta olvidarse de todo con algunas “amigas” de Chuck y hace las paces con Dan. Por su parte, tras ver que lo suyo con Vanessa no va a ningún lado ya, D llama a Serena para pedirle que se quede. Bueno, no lo dice, pero se intuye, ¿no? En cualquier caso, al ver su entusiasmo con el viaje, Dan decide no decir nada y les desea buen viaje.

Última escena para Dan: la visita de Georgina. Tras ser ignorada por Chuck y Blair por las buenas, G vuelve a las malas y da a Dan un disgusto: van a ser papás. Es mala como ella sola, es evidente que el embarazo se lo han hecho en Rusia, pero con escenas como en la que enseña la ecografía y le dice “se parece a ti“…gran personaje. ¿Por qué no la hacen fija? Es mucho más entretenida que Vanessa…

Mini-Dan en caminoMini-Dan en camino

Y última escena para Chuck. Como siempre que tiene problemas, el Bass se refugia en el alcohol y las prostitutas, solo que esta vez tiene muy mala suerte. Dos extranjeros le atracan y en el registro encuentran el anillo con el q C iba a pedirle matrimonio a Blair. El chico se pone nervioso, dispuesto a darles todo el dinero que quieran mientras no se lleven el anillo, pero la diferencia de idioma y el forcejeo acaban con un disparo. Chuck cae al suelo y nadie se le acerca.

No nos dejes, ChuckNo nos dejes, Chuck

Me quedo sin palabras con este sorprendente final, la guinda para mantenernos nerviosos hasta la cuarta temporada. Esperemos que ese “última escena” no sea literal.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review GG: Last Tango, Then Paris
Valoración

Categorías: Gossip Girl Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »