Review GG: Easy J

Foto teaser

No sé si ha sido por el parón de la semana pasada, que me ha hecho perder el ritmo, o que me hacía esperarme más. O tal vez sea el título, que adelantaba el tan esperado regreso de J. El caso es que este capítulo no me ha terminado de gustar. Está bien, pero no llega al nivel de esta temporada. Me ha parecido más de lo mismo y ni siquiera la alianza revelada al final me ha sorprendido. ¿Qué opinais vosotros? ¿Soy demasiado exigente?

Cuando Blair te destierra tienes dos opciones: largarte y no volver, o largarte… y no volver. En realidad, sólo hay una opción, pero también hay sólo una persona que se atreveríaa desafiarla: Jenny Humphrey. La pequeña J ha vuelto a NY después de conseguir una entrevista con el importantísimo diseñador Tim Gunn y aunque en su familia están entusiasmados, no puede decirse lo mismo de Blair Waldorf. La morena no tarda en visitarla con el objetivo de que vuelva derechita a Hudson, pero J consigue convencerla para que le dé un pase de un día: una entrevista, no hablará con nadie ni saldrá de casa más que para ir a la academia…trato hecho. Que tremendamente fácil. ¿No es Blair Waldorf, la reina del UES? ¿Cómo cae tan rápido? Se supone que está frente a la persona que más odia (con permiso de C), debería haber peleado más antes de dejar que se quedara…

Pero ahí está Chuck para sacar de quicio a Blair a través de Jenny. Al coger por “accidente” el dossier de la rubia, la obliga a ir a buscarlo a su hotel; J sólo pasa por recepción, pero basta para que las espías de B le den el chivatazo y la reina del UES se ponga en marcha. Una llamada y consigue estropear el desfile de la pobre Humphrey, a la que Tim Gunn echa inmediatamente. La cosa no queda ahí, porque Blair se acerca hasta la academia y delante de Dan le ofrece un billete de ida a Jenny de vuelta a Hudson. El de las 17 horas. Este enfrentamiento no es mucho mejor que el primero, lo que da a pensar si la distancia no les ha hecho perder la práctica en lo de tirarse los trastos a la cabeza…Bueno, la pequeña J ve la oportunidad perdida, pero llega Chuck al rescate…bueno, le diremos “rescate” por decirle algo…y ofrece un pase a toda la familia H a la cena de esa noche. Que bien se lo montan en NY, aquí como mucho dan entradas para dos personas.

Echando a perder el desfile en 3, 2, 1...Echando a perder el desfile en 3, 2, 1…

Y allí que va la familia Humphrey, y Jenny pierde el tren de las cinco para hablar con Tim Gunn. Que el hombre será un gurú de la moda, pero lo que es actuar…bueno, gracias a este capítulo hemos entendido porqué no se hizo actor. El hombre acepta sus disculpas y le propone otra entrevista, pero deja escapar el nombre de Chuck Bass y Jenny ata cabos, comprendiendo el verdadero motivo por el que está ahí. Mientras tanto, a Blair le ha dado tiempo a llegar a la gala, dispuesta a plantarle cara a la rebelde de su reino, pero lamentablemente las cosas no salen como esperaba. B descubre que todo lo ha montado C para hacerle daño, y J descubre que nadie sabe porqué fue desterrada de Manhattan. ¿Qué ocurre? Lo que se veía venir desde que vimos q J pisaba su piso del UES: manda el chivatazo a GG de que Chuck la desvirgó, motivo por el que él y Blair no siguen juntos. B intenta negarlo, pero no le sirve de nada.

Esta historia tiene dos momentos buenos. El primero es cuando Jenny les echa “bronca” cual Dalai Lama, y les dice que si siguen así se acabarán destruyendo el uno al otro. El segundo es cuando Chuck acude a casa de Blair para hacer caso a J y ofrecerle una tregua. Me ha gustado especialmente el debate del destino, el “si S no hubiera dejado a Nate…”, “si Dorotha no se hubiera puesto de parto…“, ¿cómo habrían sido las cosas? La de veces que me habré hecho yo esa pregunta (“si en lugar de a Evangeline Lily me hubieran cogido a mi para hacer de Kate…“) con la misma respuesta que reciben ellos: lo que pasó, pasó. No hay vuelta atrás. Y la tregua, entre semi lágrimas, les parece la mejor opción. Sí, escena emotiva pero lo que decía al principio de la review…previsible. La visita de Jenny tenía que provocar un punto de inflexión entre ambos; ahora hay que esperar a ver cómo continúa su historia…

Encontrando excusa mala en 3, 2, 1...Encontrando excusa mala en 3, 2, 1…

La otra parte del capítulo se divide en dos historias, cada cual menos emocionante. Juliet está dispuesta a contarle la verdad a Nate, que si no lo ha descubierto ya es porque es (perdonadme fans de N) tonto no, lo siguiente. Las excusas de la rubia son cada vez peores, y ante la falta de ideas (aunque ella dice que es porque Nate no es “como los otros”), llama a su hermano y le dice que le va a decir toda la verdad. Bieeeen, ¡vamos a saber que pasa con esta familia y por qué odia a Serena! Pues, noooo. El traslado del padre corrupto de Chibarly le da a Ben la oportunidad de mantener a su hermana a raya, propinándole una paliza a su suegro. Suficiente para que rompa su relación con Nate, que de pronto se enfada y no la deja ni explicarse. Un poco “pfff” teniendo en cuenta lo mucho que se quieren, aunque la misión de darnos a entender que Juliet no es tan mala, la cumplen.

La otra parte la protagoniza Serena y Colin, conocido como “el-chico-que-me-roba-el-taxi“. Al que más tarde conocemos como “el-profe-sustituto“. Sí, la típica historia de chica conoce chico, chica y chico se acuestan y surge el amor, chica es alumna del chico, fin del romance (¿a alguien le suena Aria de Pretty Little Liars…?) Una historia que ya hemos vivido con Dan, por cierto. Bueno, el caso es que si mantienen su relación, pueden expulsarles de la universidad, por lo que S decide dejar la asignatura para el próximo semestre, cuando haya vuelto el profesor original de la materia. ¿Todo bien? Al menos, hasta que Lily se entera y usa la psicología inversa con su hija, que sirve para que S decida “demostrar” que puede hacer esa asignatura y aprobarla, y para que veamos a Colin decirle “tu futuro es lo primero, esperaremos a dejar de ser profesor y alumna y volveremos, seremos felices y comeremos caviar”. Y todos: ooooh, que mono, ¡por fin encuentra S un buen chico después de Dan y Nate!

Anteponiendo a los hombres a la carrera en 3, 2, 1...Anteponiendo a los hombres a la carrera en 3, 2, 1…

Pues nooo. He aquí la gran revelación del capítulo: Colin está relacionado con Juliet, y por como se tratan (y por la voz en off de GG), todo parece indicar que ha venido para ayudar a destruir a Serena. No sé por qué, no me ha sorprendido. A lo mejor es porque ya iba predispuesta a no sorprenderme después de un capítulo más bien flojo en lo que a la trama de Juliet se refiere…aunque parece indicar un final próximo, ¿no? Aunque sin la guerra entre Blair y Chuck, y sin la historia de Ben…¿que quedará? Bueno, de momento queda esperar al lunes, a ver qué nos cuentan de nuevo nuestra Gossip Girl.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »