Review GG: Debarted

Review GG: Debarted (3x12)

Un año ha pasado desde la muerte de Bartholomew Bass hasta el capítulo de esta semana. Un capítulo triste, que nos deja una amarga despedida hasta el 2010. Un episodio de sinsabores, de recuerdos y de imágenes que ya pensaba que nunca veríamos. ¿Y cuánto puede cambiar la gente en un año? Si nos referimos a Nate, Dan o Serena vemos que nada. Si, en cambio, hablamos de Jenny o Chuck… coge libreta y boli, Debarted va para examen.

Me encantan los capítulos que empiezan con una escena que no toca, temporalmente hablando. Serena y Tripp en el coche, ella enfadada y diciendo que no hay nada que hacer. Él insistiendo. Al principio parece un simple fracaso amoroso más de S, pero entonces… ¡crash! Accidente de coche. En un capítulo que recuerda la muerte de Bart Bass, que murió en un accidente de coche. Oh, toda esta lógica suena a tragedia… rebobinemos.

Hay muchas formas de afrontar la muerte de un ser querido y otras tantas de recordarle. Los hay que celebran un funeral en el aniversario del fallecimiento, los hay que llevan flores y luego está Chuck Bass, que decide comprar un edificio. Teniendo en cuenta el carácter de nuestro malote favorito, no era de extrañar que el chico bien pasara por alto el aniversario de la muerte de su padre, bien decidiera afrontar la fecha solo y fingiendo que no le importa.

De hecho, esa actitud de chico “maduro y demasiado ocupado como para entretenerme en complar florestampoco sorprende a Blair, que no se plantea lo realmente mal que lo puede estar pasando Chuck hasta que lo encuentra bebido en el edificio de los okupas y echándola fuera, apartándola de su vida como hizo en su peor época. Supongo que todos recordais la agradable visita de Jack Bass… Una situación que se vuelve aún peor cuando descubrimos que, en ocasiones, Chuck ve muertos, concretamente a su padre. ¡¿Desde cuándo?! ¿Es por el aniversario de su muerte? ¿Y será tan *poner insulto aquí* el fantasma de echar a perder la bonita relación que mantiene con Blair? ¿Y Chuck de dejarse aconsejar por él? Uff, respira hondo Andrea, respira hondo… bien, sigamos.

Charla padre-hijo póstumaCharla padre-hijo póstuma

El otro personaje que centra el capítulo es Serena, que tiene un brusco despertar de su fantasía con Tripp, cortesía de Maureen. Algo que se veía venir teniendo en cuenta: 1) la falta de iniciativa del chico, el amante más soso hasta la fecha de S; y 2) el carácter de M. La charla en la que le dice a Serena que está dispuesta a todo para preservar su posición y orgullo aunque eso implique dejarle tener una amante me ha descolocado totalmente.

Estaba segura de que M no dejaría que su marido se fuera tranquilamente con S delante de sus narices, ¿pero hasta el punto de proponerle fingir ser un matrimonio de cara al público y verse con otros en la intimidad? Oh, ¡perdon! ¿He dicho “proponerle”? Cambiemos el verbo: CHANTAJEARLA, en letras mayúsculas, es lo que hace M. “O te conviertes en la amante de mi marido y le mantienes alegre el cuerpo, o le digo a tu padrastro que tu madre se ha visto con su ex en un hotel“. No lo ha dicho con esas palabras, pero el fondo era ese. Y ya sabemos la capacidad de divagar de Rufus.

¿Que va a ser, opción A o B? Conociendo lo ligera de cascos que es Serena, muchos marcaríamos la B… ¡Suspendidos! Si Maureen tiene genio, nuestra S más. No por nada ha sobrevivido a enfrentamientos directos con Blair…

¿Y a quién recurre S en momentos como este (antes de llamar desesperada a su madre)? Sí, yo también creo recordar esa época en la que iba hasta Broolkyn a hablar con Dan, pero ahora tiene a Nate, al que podemos bautizar desde hoy como “chico pañuelo“. Como duele el amor, sobretodo cuando no es correspondido, y aún en esa situación de lo que somos capaces. Desde comprobar si tu primo engaña a tu amiga cuando le dice que está con su abuelo, hasta recorrer los kilómetros que haga falta para rescatar a la chica. Es enternecedor lo que siente Nate por Serena, sobretodo cuando acompañan imágenes como el puñetazo que le da a Tripp o durmiendo en un sofá del hospital para no dejarla sola. Por mucho odio que podamos tener a S, no dejan de ser escenas preciosas.

la bella durmientela bella durmiente

¿Y cómo llega S al hospital? Tras el accidente que vimos al empezar. Tripp demuestra que puede ser aún más rastrero y la deja inconsciente en el coche, no sea cosa que la vean con él en ese estado. Sobra decir que la sentencia de Maureen de “la época en la que me decías que hacer ha quedado ya atrás, ¿no crees?” no podría ser más cierta; la chica tiene las riendas de la relación y de la vida de Tripp…¡y yo que no me cansaba de maldecir al abuelo William por manipulador! Por favor, M es ahora la que manda.

Y es la tragedia la que une a la familia. Justo cuando Lilly va a decirle a Rufus (¡y a nosotros!) lo que pasó con su ex en el hotel; cuando Dan casi intima con la nueva amiga de Vanessa; cuando Chuck va camino de…¿dónde iba Chuck? En ese momento todos dejan sus quehaceres para ir al hospital.

Sin pena ni gloria pasan por el capítulo Dan y Vanessa. De hecho, me ahorraré el insulto que he pensado cuando V va al hospital porque, casualmente, pasaba por allí; parecía que venía de su camerino para rodar algo (quién sabe qué) y mira, como se cruza por los pasillos de la CW con Dan y Blair…pues se acopla. Él único momento de la “pareja“, porque ni su aparición al principio merece mención (que aburrido es ya el trío…), es cuando Dan dice “I love you” y Vanessa “I love you too”…pero sin la emoción que el chico solitario esperaba. Ale-ale para Dan, a quien V le dice que eso es por el momento.

Más papel tienen Jenny y Eric, que se toman una tregua en su “feroz” guerra. ¿Cómo cabreas a la reina del instituto? Copiando su ropa o sus complementos. Lástima que Jenny se adelante…gracias a sus propios contactos. ¿Os acordais del hijo del embajador belga, Demian el traficante de droga? Pues sigue ahí. Y parece que little J se está aficionando a su mismo hobby, ¡la que se va a liar cuando se entere Rufus! Por cierto, papá Humprhey ha leído gracias de nuevo a M, la carta de Mr. Van der Woodsen; su posible venganza tiene nombre y apellidos: Holland Kemble.

La actitud de Nate, ya la he comentado por lo que sólo nos queda Chuck. El capítulo de despedida le devuelve el protagonismo. Impresionante la escena en la que entra en el hospital, todo se ralentiza, adquiere un color especial y aparece Serena en el pasillo para llevarle a una habitación; la habitación en la que su padre muere. Y somos testigos brevemente de esa escena que nos robaron en su momento, vemos a Lilly decirle a Chuck que los médicos no pueden hacer más y vemos como su hijastro huye horrorizado. Tembloroso, se derrumba en el pasillo y le cuenta a Blair sus miedos. Sólo por este momento merece la pena la aparición fantasmal de Bart.

Pero no acaba ahí. Falta la escena que nos enganche y nos haga esperar ansiosos que Gossip Girl vuelva. Y la protagoniza esta mujer:

Tal vez, mama BassTal vez, mama Bass

La mujer ha llevado flores amarillas a la tumba de Mr Bass, las flores favoritas de Bart y las mismas que lleva Chuck. Se gira hacia el chico, llorosa, y le reconoce como Charles…después se marcha, dejando tras de si un colgante con la letra E y la foto de Bart. ¿Hemos pensado todos lo mismo que Chuck? ¿E de Evelyn? ¿Estamos ante la presunta difunta Evelyn Bass, la madre de Chuck? Como bien dice la compañera de Jenny…OMGBGE! (Oh My God Best Gifth Ever!). Que larga se va a hacer la espera, aun entre turrones, villancicos y vacaciones…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »