Review Fringe: The Same Old Story

Review Fringe: The Same Old Story

Perdón, maestro Abrams. Perdón, señor Kurtzman y señor Orci. No sé qué me pasó cuando vi el episodio piloto de Fringe, no entiendo por qué se generó en mi ese sentimiento de desconfianza. No me explico qué razones me llevaron a dudar de este proyecto. Estoy arrepentido. The Same Old Story es una luz que expulsa todas las malas vibraciones surgidas a raíz del primer episodio, nos ofrece cinco minutos iniciales increíbles y nos confirma que los personajes están cargados de carisma. ¡Qué gran capítulo!

¿Se puede disfrutar más con el arranque de un capítulo? The Same Old Story me ha proporcionado los mejores primeros cinco minutos de un episodio desde que vi Man of Science, Man of Faith (Lost). Sí, hablo de la escena de la prostituta gritando en la habitación con ese extraño personaje manipulando sustancias en el lavabo. El caso se presenta en apenas seis escenas vertiginosas en las que no ves a ningún personaje principal, simplemente disfrutas de tu desconocimiento y te relajas en tu sofá de ignorancia.

The Same Old Story confirma que la serie ofrecerá capítulos autoconclusivos. De fondo, es muy posible que la relación entre Olivia y Massive Dynamics sea el hilo conductor. En el episodio piloto me fastidió la idea poco original de que existiera una Compañía: Compañía en Heroes, Compañía en Prison Break, Compañía en Lost… Pensaba que Massive Dynamics no aportaría nada que no hubiéramos visto antes, pero estaba equivocado. No estamos ante una empresa oculta que destroza todos los planes del protagonista sin un sentido aparente, estamos ante una multinacional de dimensiones desproporcionadas con acceso exclusivo a material tecnológico. Y además, quiere fichar a la protagonista, Olivia, que por ahora parece fiel a nuestro amigo Abaddon (Phillip Broyles).

Me fascina la capacidad de J.J. Abrams para encontrar actrices geniales. Lo hizo con Jennifer Garner en Alias, lo hizo con Evangeline Lilly en Lost y lo ha vuelto a hacer con Anna Torv, Olivia en Fringe, probablemente la actriz revelación del año. Tal vez no haya varita mágica oculta y todo sea fruto del personaje, apropiado para el lucimiento de la actriz, pero la cuestión es que Olivia convence, atrae y transmite.

La salsa de la serie es la familia Bishop, cada uno por su lado y, sobre todo, cuando comparten escena. Sus conversaciones en The Same Old Story son de las que crean afición, en especial la que mantienen por teléfono hacia el final del capítulo. Peter con un desfibrilador de juguete que no sabe utilizar y Walter dando las instrucciones desde su laboratorio. Entre palomita y palomita, indicación. Notable.

The Same Old Story resulta especialmente atractivo por el caso que propone. La idea de que un bebé muera de viejo al poco de nacer es muy sugerente. Y lo mejor ha sido la forma de tratarlo. A diferencia del primer episodio, creo que la serie ha dejado a un lado ese léxico demasiado exacto y desconocido para el gran público. Walter sigue soltando perlas que sólo él entiende, pero Peter es un traductor magnífico. Otro punto a favor de la serie es que Charlie Francis va cogiendo protagonismo y apunta a convertirse en un personaje muy atractivo.

La idea de que Fringe abra y cierre las tramas en poco más de 40 minutos hará que la serie tenga altibajos, ya que algunos casos serán más emocionantes que otros, pero el hecho de que tenga unos personajes principales tan carismáticos ayudará a superar los momentos más malos, que los habrá. Como decía al principio: perdón, señor Abrams. Por cierto, no voy a comentar nada del final porque creo que estoy tan perdido como vosotros. ¿A qué venía esa última escena?

Raro, raro, raroRaro, raro, raro

¿Qué os ha parecido el capítulo? ¿No creéis que es bastante mejor que el episodio piloto? Me encantaría escuchar vuestra opinión…

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Fringe: The Same Old Story
5 (100%) 3 votes

Categorías: Fringe Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »