Review Fringe: The No-Brainer

Review Fringe: The No-Brainer

Hemos visto una mujer dando a luz a un niño que moría de viejo apenas cinco minutos después, un pequeño dinosaurio que vivía en un corazón humano, cientos de mariposas asesinas cuyas alas parecían navajas, una melodía siniestra que hipnotiza al que la escucha, un tipo calvo sin cejas que parece estar en todas partes a la vez, cabezas que explotan e incluso personas que se teletransportan en el espacio. ¿Qué más le podemos pedir a Fringe? Una ración de cerebros que se derriten, por favor. Comentemos The No-Brainer

Llamadme paranoico, pero más de una vez he pensado que me podría suceder lo mismo que al pobre chico del principio de The No-Brainer. Sí, me refiero a que viendo un vídeo extraño, un ser todavía más extraño salga de la pantalla para hacer cualquier salvajada conmigo, un ser indefenso. En el episodio no sucede exactamente eso, ya que un inexplicable vídeo produce que se licuen los cerebros del que lo ve. Eso sí, antes de que tu cerebro cambie de sólido a líquido, una mano sale de la pantalla con crueles intenciones. ¿Habéis visto The Ring? Pues algo así…

¿A quién llamamos para resolver esta locura? ¡A la Fringe Division! La historia del capítulo, nuevamente autoconclusivo, se desarrolla sin excesivos sobresaltos. Olivia corre, pega, dispara, interroga y llega a tiempo a casa para tomarse una copa de vino con su hermana. Walter no se separa de su bata de laboratorio, donde cada dos por tres recibe la visita de seres (vivos o muertos) afectados por algún estrambótico fenómeno, en este caso cerebros licuados. Por su parte, Peter funciona de enlace entre la locura de papá Bishop y el mundo real, además de colaborar con Olivia en sus investigaciones. Pero lo mejor de Peter son sus contactos, capaces de recuperar un disco duro quemado o de pinchar un teléfono de la policía. Todo muy legal

Como decía, la persecución del asesino no es especialmente apasionante en The No-Brainer, exceptuando la escena en que Ella, la sobrina de Olivia, empieza a ver el vídeo. Al final del capítulo descubrimos que el creador del vídeo está llevando a cabo una venganza contra todos aquellos que no han confiado en él o le han hecho daño a lo largo de su vida. ¿Por qué envía el vídeo a Olivia? Si la quería matar, ¿por qué no apuntó a la cabeza de Olivia en lugar de la suya en los últimos compases de The No-Brainer?

¿Qué podemos destacar del capítulo, más allá de la trama central?

  • La confirmación de que Sanford Harris será un personaje a tener en cuenta de cara al futuro. El jefe se la tiene jurada a Olivia y a la división Fringe, por eso más de una vez tocará saltarse las normas o trabajar a contrarreloj. Fantástico el cara a cara entre Harris y Broyles, en el que éste último le dice que si va contra Olivia, va contra él. ¡Sí, es una amenaza!
  • La creciente tensión sexual entre Peter y Olivia. Peter está esperando a que ella se recupere de la pérdida de John Scott, pero se acabará lanzando. Me encanta cómo están llevando esta relación, a cuentagotas, con pequeños detalles como el perdón de Peter a Olivia al final del capítulo. Por cierto, ¿no os pareció que Rachel miraba a Peter con deseo?
  • La fantástica escena entre Walter y Jessica Warren. Papá Bishop era el responsable de la muerte de la hija de Jessica, que necesitaba hablar con el científico para calmar su dolor. Peter se muestra reacio al encuentro, y no por falta de confianza en la salud mental de Walter, sino por el miedo a volver a perderlo. Walter, como siempre, está a la altura de las circunstancias cuando ve a Jessica. Esa media sonrisa inocente de Walter es tan maravillosa…
  • La extraña y repentida desaparición de Massive Dynamics. No tardarán en volver con la enigmática Nina Sharp a la cabeza.
  • La introducción de los personajes de Rachel y Ella benefician a la serie. Se estrenaron en Bound, pero su implicación en este episodio ha sido mayor. Estar al lado de Olivia es un placer, pero también un peligro. Me gusta ver la parte más humana de la señorita Dunham. La tiene. De verdad. Creedme…

Buen episodio, aunque en mi opinión va tocando un episodio que explique un poco más y mejor los fenómenos del patrón. Ahora es vuestro turno. ¿Qué os ha parecido The No-Brainer?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »