Review Fringe: Over There, Part 1

Over There

Hay cosas en esta vida que no son justas en absoluto. Y una de ellas es que tengamos que esperar toda una semana para poder ver la resolución de este capitulazo. ¿Compensa el hecho de que, entre Fringe y Lost, el próximo fin de semana sea uno de los más intensos (televisivamente hablando) de nuestra vida? Puede que la semana que viene pensemos que sí. Pero por ahora el precio a pagar parece demasiado alto…

Quiero recordar (y corregidme si me equivoco) que esta es la primera vez en la que un episodio de Fringe se divide en varias partes. Por lo tanto, no podemos afrontarlo como un todo con resolución, sino como el planteamiento de lo que vamos a ver la semana que viene (y, posiblemente, al inicio de la próxima temporada). ¿Quiere eso decir que no hay mucho que decir esta semana? Todo lo contrario.

Vayamos al que ha sido, en mi opinión, uno de los mejores inicios de la temporada (y eso es mucho decir para una serie que tiene unos primeros minutos tan excelentes). Hemos recibido mucha, mucha información en muy poco tiempo. Comenzamos directamente en el universo paralelo, donde encontramos a las versiones alternativas de Charlie, Olivia, Broyles, Astrid y… el tipo nuevo. Todos trabajan para la división Fringe. Pero, a diferencia de lo que estamos habituados, poseen muchos más medios que en nuestro universo, y están situados en Nueva York (supongo que para enlazar con la escena de las Torres Gemelas de There is More than One of Everything).

Podemos ver cómo actúan ante una situación de emergencia. Más militarizados que en nuestro lado, todos los personajes se muestran muy resolutivos. Sólo hay que ver cómo no dudan un instante en declarar el estado de cuarentena y matar a todas las personas de alrededor, incluidos ellos mismos. Por suerte, la breve intervención de Al-trid (preparaos para leer nombres ridículos, que hoy voy a lucirme) evita el desastre. Y no me refiero sólo a que podían haber muerto los alternos, sino a que unos pocos metros más allá se encontraban Olivia, Walter, y dos de los “niños del Cortexiphan”, precisamente los responsables de todo el caos.

Sería imposible detallar aquí todos los detalles, guiños y curiosidades que nos ha dejado esta primera parte de Over There. De hecho, podría decirse que sólo con esta introducción hay material para rellenar una review entera. Pero no puedo dejar de mencionar el detallazo de la intro. En primer lugar, la han coloreado de rojo, al igual que los recuerdos que Olivia tenía de su viaje al otro universo al inicio de la temporada. Y, lo más curioso: el mensaje “Parallel Universes” que llevamos viendo toda la temporada ha sido sustituido por “First People”. ¿Quiere eso decir que, en realidad, uno de los universos engendró a los demás? Hasta ahora yo había dado por sentado que ambos eran similares, pero no que en uno de ellos habitaran “los originales”. Me da la impresión de que en la próxima temporada oiremos hablar de este tema. ¿O me estoy comiendo demasiado la cabeza?

El nuevo mensajeEl nuevo mensaje

Siguiendo el orden que hemos visto en el episodio, vamos a retroceder 36 horas: como ya suponíamos, Peter se ha marchado voluntariamente con su padre. Walter, por algún motivo que no puede recordar, sabe que algo horrible está a punto de ocurrir. Por suerte, September, nuestro observador favorito, está ahí para refrescarle la memoria: le entrega a Olivia un macabro manuscrito en el que vemos a Peter literalmente echando humo por los ojos. Hemos aclarado, por tanto, en qué consistía el “pacto” que hizo Walter con el Observer en el pasado: si Peter regresa al otro universo, eso significará el fin del mundo. ¿Es ya demasiado tarde?

Gracias a otra de esas fantásticas clases de ciencias de la mano de Brandon hemos aprendido que el cruzar al otro universo te hace inestable desde el punto de vista molecular, o lo que es lo mismo: básicamente lleva a la desintegración. A Walter no le ocurrió en el pasado porque utilizó un portal. Lo malo es que ese método no puede volver a usarse porque debilitó demasiado nuestra realidad, y repetir el proceso sólo llevaría a la destrucción (qué apocalíptico me está quedando todo esto). Así que sólo nos queda una solución: usar las habilidades especiales de los niños del Cortexiphan.

Me ha encantado volver a ver a Nick Lane, Sally Clark y James Heath, a los que ya conocíamos de episodios anteriores. Por cierto, genial el momento en el que Olivia entra a la sala en la que están los tres y todo el mundo (Broyles inclusive) se echan a reír gracias a la habilidad de Nick. Lo que no me ha gustado, sin embargo, es que hayan matado a los tres tan pronto. Al parecer se han sentido afectados porque la noche anterior habían abusado de sus habilidades. ¡Podían habérselo avisado a los pobres! En fin, al menos Nick nos ha dejado la curiosidad de que Lincoln Lee (el “tipo nuevo” del otro universo) le ha reconocido. Bueno, seguramente al que habrá reconocido es a su alterno. Pero aún así, eso nos deja la posibilidad de volver a ver a Nick, y comprobar qué papel juegan los niños del Cortexiphan en la otra realidad.

Os echaremos de menosOs echaremos de menos

Con respecto a la trama principal, la resolución la veremos la próxima semana. Por lo que sabemos hasta ahora, Walternate tiene la intención de utilizar a Peter como pieza fundamental dentro de una especie de estructura cuyo fin aún no termino de comprender. Eso sí, el hecho de que los glyphs de esta semana hayan formado la palabra “arma” no da muy buenas esperanzas. ¿Acaso Walternate ha estado buscando a Peter todos estos años para ahora simplemente utilizarlo para otro fin? ¿Es su deseo de venganza hacia Walter mayor que su alegría por recuperar a su hijo?

Por lo que hemos podido ver, Mr. Secretary (Secretario de Defensa, como hemos visto luego) no ha escatimado en nada a la hora de organizarlo todo conforme a su propósito. En primer lugar, tenemos a la división Fringe, investigando lo que ellos consideran desastres naturales, “agujeros en el tejido del universo”, según comenta Alt-ivia (lo sé, es un nombre horrible, pero he leído por ahí lo de “Bolivia” y me gusta menos todavía). Sin embargo, toda esta fachada no es más que un engaño publicado de forma oficial por Walternate, y recogido en el manifiesto ZFT, que él mismo escribió (al menos en esa realidad). La verdadera función es la de defenderse del riesgo que supone el universo paralelo, o más bien sus habitantes. Y, casualmente, los “desastres naturales” comenzaron en 1985, el año en el que nuestro Walter secuestró a Peter, debilitando al otro universo. De modo que el causante de toda esta guerra no es, ni más ni menos, el propio Walter Bishop. ¿No es genial el modo en el que todo encaja a la perfección?

Walternate, orgulloso de su engañoWalternate, orgulloso de su engaño

Walter vs. Walter. Uno de los enfrentamientos más esperados de esta temporada. Sólo pido que, para cuando llegue el momento (si llega), nuestro Walter se encuentre totalmente recuperado del disparo que ha recibido. Y lo cierto es que confío bastante en el desarrollo de la medicina en el otro lado. Aquí jamás podríamos llegar a curar a alguien tan “chamuscado” como Lincoln Lee. Eso sí, Walter fue capaz de curar la infección de Charlie (en Unleashed), cosa que no han conseguido allí.

Ya que estamos hablando de Walter, me gustaría (una vez más), alabar la interpretación de John Noble. La forma tan fantástica en la que interpreta a los dos personajes ha hecho que en ningún momento los viera como dos versiones de la misma persona, sino como dos personas completamente diferentes. Y, a decir verdad, el resto del cast también ha realizado su trabajo a la perfección a la hora de interpretar a sus alternos.

El único actor principal que no ha tenido ese problema ha sido Joshua Jackson. Y es que, como dice el refrán, “Peter no hay más que uno”. Aunque su aparición ha sido breve, no por ello ha sido menos emotiva: el reencuentro con su madre me ha encantado. La reacción de Elizabethnate sí que ha correspondido a la de alguien que realmente ha echado de menos a su hijo. Comprendo que Peter se sienta muy feliz al poder volver a ver a su madre. Pero aún tengo la esperanza de que abra los ojos y al final termine regresando con Walter. Si quiere, le permitimos que se traiga a su madre, y todos tan contentos.

El ansiado encuentro con su madreEl ansiado encuentro con su madre

Otro personaje esencial que aún no hemos mencionado ha sido William Bell. Nimoy es otra de esas personas que tienen la habilidad de ocultar a la perfección lo que sienten, manteniendo una actitud realmente ambigua. Precisamente por eso no somos capaces de saber en realidad de qué bando está. ¿Es cierto que también ha llegado a ser molecularmente inestable y por eso no regresa a nuestro universo? ¿O tiene algún otro motivo? ¿Creéis que traicionó a Olivia y compañía avisando de su llegada a la división AlterFringe? ¿O dice la verdad cuando afirma que tiene la intención de ayudarles? Supongo que, en cualquier caso, lo descubriremos la semana que viene.

Antes de terminar me gustaría tomarme la libertad de analizar un poco más a los personajes interpretados por Anna Torv. En primer lugar, hoy hemos visto una versión de Olivia que me ha gustado bastante. Y es que, aunque no ha abandonado su característica frialdad, sí que la hemos visto emocionarse a la hora de despedirse de su hermana y su sobrina. Esa actitud me ha recordado al episodio piloto de la serie, en el que vimos por primera vez a Olivia, completamente enamorada de John Scott, muy lejos de la actitud distante que le caracteriza. Y es que, como cualquier ser humano, el carácter de Olivia no es sino un resultado de sus circunstancias.

Por eso me ha gustado tanto poder compararla con Alt-ivia. Esa mujer de pelo más oscuro y ropa militar se ha mostrado profesional en todo momento, pero también más humana. Al final del episodio hemos podido comprobar por qué: su vida sentimental no es un desastre, como le ocurre a su alternativa, sino que es feliz. Y claro, esa felicidad se transmite a otros aspectos de su vida (curioso el detalle de que vista de azul debajo del uniforme militar, o que no le guste el alcohol). Ha sido emocionante ver a Olivia contemplando desde la calle “lo que podía haber sido”. En resumidas cuentas: ambas no son sino la misma persona pero modeladas de diferentes modos por las circunstancias.

Olivia, observándose a sí mismaOlivia, observándose a sí misma

Una última duda… ¿alguien conoce al novio de Alt-ivia? No recuerdo haberlo visto en ningún episodio anterior. También me gustaría saber qué significan los tatuajes que tienen ambos en la espalda, aunque tengo la impresión de que en el futuro tendremos la oportunidad de saberlo.

En resumen, otro episodio tremendo que sienta las bases para el auténtico final de la temporada. Por supuesto se han quedado cosas en el tintero, pero para eso están los comentarios, donde podemos seguir con el análisis. Además, también podéis echarme una mano con los nombres propios de los alternos, porque no es precisamente mi fuerte… Y, sobre todo, contad, contad, ¿qué os ha parecido Over There, Part 1?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Fringe: Over There, Part 1
4.8 (95.56%) 9 votes

Categorías: Fringe Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »