Review Fringe: Olivia

Olivia

Se acabó la espera: Fringe ha vuelto. Y el verano le ha sentado muy bien (¿a quién no?). Este regreso es más importante de lo que puede parecer a simple vista: por un lado, los jueves no son un día fácil en absoluto, y el año pasado ya vimos que la audiencia no estaba al cien por cien con Bishop y compañía. Por otra parte, después de que terminara la-serie-que-todos-sabemos, muchas otras lucharán por convertirse en sus sucesoras o, al menos, por heredar parte de esa audiencia que ha quedado huérfana. Con Olivia, Fringe ha puesto todas sus cartas sobre la mesa. ¿Comentamos cómo ha ido la partida?

No te pellizques más, es cierto: ¡Fringe ha regresado!

La mayoría ya sabíamos de qué iba la primera escena (es lo que tiene ver todos los sneak-peeks), pero eso no le ha quitado dramatismo a la situación. Lo último que supimos de Olivia en la temporada anterior era que Walternate la tenía encerrada en una celda del otro universo con algún oscuro propósito, y pensábamos (o, al menos, eso me ocurrió a mí) que Dunham tardaría mucho más en salir de allí. Pero, por muy duro que fuera estar encarcelada, la realidad de lo que ha ocurrido es aún más terrible, y luego comentaremos por qué.

Volvamos a esa primera escena. Tenemos a Olivia (¡nuestra Olivia!) en plena sesión con una psicóloga. Y si eso ya puede parecer extraño de por sí, más raro aún es ver su finalidad: ¡pretende convencer a Olivia de que en realidad es Alt-ivia! What the hell…? Como era de esperar, Walternate está detrás de todo esto. Y en nuestras mentes sólo cabe una pregunta: ¿Por qué?

Como el Secretario le explica a la versión alternativa de Brandon, su intención es utilizar a Olivia para ganar la guerra que se ha abierto entre ambos universos. El cómo ya es otra historia. El primer paso, sin embargo, es la manipulación mental, que pretende conseguir implantándole a Olivia los recuerdos de su alterna, aunque en un principio la técnica no dé mucho resultado. Tras una escena con algo más de acción y una impagable imagen de la Estatua de la Libertad, Olivia inicia su huída, que se prolongará durante casi todo el episodio.

Hala…Hala…

Por supuesto, no me olvido de la intro, que aunque suene extraño, era algo que esperaba con impaciencia. Como sabéis, en cada temporada cambian los mensajes que aparecen en los créditos. En esta ocasión hemos encontrado palabras como “Transhumanism”, “Telepathy”, “Retrocognition” o “Singularity”, posiblemente todos ellos temas de investigación científica en el otro universo (por cierto, se ha mantenido el mensaje de “Observers are here”). Por supuesto, es obvio que el azul tradicional de la intro ha sido sustituido por el rojo, que ya vimos en Over There y que indica que nos encontramos en el otro lado. Ya hemos comentado en algunos posts que durante la primera mitad de esta temporada iremos alternando entre ambos universos: un episodio aquí y otro allí. Así que también es probable que la semana que viene volvamos a ver la intro en azul, como es habitual.

Pero regresemos a la trama, que me detengo más de lo que debiera… Con una capacidad que ya quisiera David Meca, Olivia consigue llegar a Manhattan (perdón, Manhatan) a nado y en camisón. ¡Y con pistola, por supuesto! Y es que las pistolas de las series no son como las nuestras: la pólvora nunca se ve afectada por el agua. Y menos mal… En fin, tampoco es cosa de criticarlo todo, que igual me paso de lista. El caso es que, a punta de pistola, Olivia coge un taxi, lo que nos lleva a la que, para mi gusto ha sido la parte más interesante de todo el episodio: el “re-descubrimiento” de Olivia.

Olivia, haciendo alter-amigosOlivia, haciendo alter-amigos

De entre todas las cosas que había leído acerca de este 3×01, dos me habían llamado poderosamente la atención: una es que sería una especie de “episodio piloto” del otro universo. La otra es que Anna Torv se merecía un Emmy por su actuación. Y ambas han resultado ser ciertas (aunque sigo pensando que si alguien merece un Emmy en esta serie, es John Noble. Pero dejemos mis pataletas para otro momento…). A lo largo del episodio la actriz ha sabido cómo hacer evolucionar a su personaje desde Olivia a Altivia de forma realmente creíble. Y esto ha sido posible, en gran parte, gracias al personaje de Henry (enorme Andre Royo, Bubbles para los seguidores de “The Wire”). A través de sus conversaciones con el taxista hemos ido percibiendo las diferentes etapas por las que ha atravesado la mente de Dunham.

Al inicio del episodio, Olivia era plenamente consciente de quién era. Sus explicaciones, claro, le han dado al pobre Henry la impresión de que estaba pirada (¿a quién no le habría pasado lo mismo?). Sin embargo, ha ocurrido algo realmente curioso: a medida que Olivia se iba perdiendo a sí misma (maldita adrenalina…) Henry confiaba más en ella. Y me da la impresión de que este detalle será importante más adelante para que Olivia vuelva a ser quien era (al menos, eso espero). Creo que, en algún momento, el taxista será clave a la hora de liberar a nuestra protagonista.

Henry, confiamos en ti.Henry, confiamos en ti.

El primero en darse cuenta de la transformación de Olivia ha sido Walter, al ver cómo había mejorado su puntería al disparar. Nosotros, sin embargo, hemos tenido que esperar a que ella pronunciara el nombre de Frank en lugar del de Peter para percatarnos de lo peor: el implante de memoria estaba haciendo efecto. La transformación completa ha tenido lugar en casa de su madre, donde, a pesar de que la hemos visto debatirse entre ambas personalidades durante unos minutos, la falsa ha terminado imponiéndose. Y a eso precisamente me refería en el primer párrafo de esta review; Walternate no tiene la necesidad de mantener a Olivia encarcelada: la prisión que ha preparado para ella no es física, sino mental.

Como mencionaba antes, Anna Torv ha estado brillante en este episodio. Quisiera destacar dos momentos muy puntuales. El primero ha sido la escena en la que se encierra en el baño a llorar. Ha sido genial ver cómo la fría “Olivia Dunham FBI” se derrumbaba a solas, como le habría ocurrido a cualquiera en su situación. Detalles como éste hacen son vitales a la hora de hacer a los personajes mucho más reales y creíbles. Por otro lado, también han sido interesantes los últimos momentos de lucidez de Olivia, primero observando la que podría haber sido su vida sintetizada en las fotos de la chimenea y luego luchando entre ambas personalidades frente a su madre. Me quito el sombrero.

Grande, Anna TorvGrande, Anna Torv

Hablemos ahora de la División Alter-Fringe. Por un lado, tenemos a Lincoln Lee, casi recuperado de las graves quemaduras que sufrió en Over There (recuperado por dentro, quiero decir) y por otro a Alter-Charlie, que nos recuerda muchísimo al que conocimos en nuestro universo. Un rasgo común que encontramos en ellos es su fidelidad y confianza ciega en Olivia. Cosas como estas nos hacen más difícil ponernos de parte de uno de los dos universos. No todo es completamente blanco o negro, y ya nos advirtieron de que posiblemente llegáramos a dudar de si en esta historia realmente hay buenos y malos.

Así que, recopilando un poco, los únicos personajes que saben la verdad acerca de Olivia son los alternativos de Brandon, Broyles y Walter. Sin embargo, sólo este último sabe cuál es la finalidad del experimento (¿sería mejor decir tortura?) al que están sometiendo a Olivia. Pronto nos enteraremos de qué va exactamente la cosa…

Para acabar con ese lado de la realidad, me gustaría halagar una vez más al equipo de Fringe: y es que el universo alternativo está plagado de detalles que hacen las delicias de los más observadores. Podemos encontrar elementos tan dispares como un hombre paseando en velocípedo (que no sé en vuestra ciudad, pero en la mía no es lo más habitual) hasta un cartel publicitario anunciando ofertas de viajes a la luna. Diferencias que nos confunden tanto como a nuestra protagonista (enorme el momento en el que descubre que Massive Dynamic no existe). Como siempre, este aspecto de la serie está muy bien cuidado. Del mismo modo, hemos podido explorar un poco más en los problemas sociales del momento con la manifestación que había delante del teatro de la Ópera en la que se exigía que se liberara a las personas atrapadas en el ámbar (algo que ya comentamos en la review de Over There). Por cierto, por si a alguien le pica la curiosidad, los glyphs de esta semana formaban precisamente la palabra “Amber”.

¿La versión alternativa del musical “Cats”?¿La versión alternativa del musical “Cats”?

Quedan por comentar, por supuesto, los últimos minutos del episodio, los únicos que transcurren en nuestro universo (muy curiosa la transición de un lado al otro). Lo haré de forma breve porque la semana que viene tendremos la ocasión de analizar con más detalle cómo está la situación por aquí. Sin embargo, parece que el tema central será la forma en la que Alt-ivia se las ingeniará para pasar desapercibida. Y, la verdad sea dicha, no parece que se le dé muy bien, teniendo en cuenta que ha metido bastante la pata con el comentario de los zapatos de Walter. Ha tenido suerte de que Bishop estuviera en su mundo… Pero, sin duda, lo que más nos ha llamado la atención (y nos ha dado coraje, por qué no decirlo) ha sido el hecho de que Peter no sea capaz de reconocerla. Sobre todo, después de la facilidad con la que lo hizo en la season finale. Y más aún en un episodio en el que la Olivia original ha hecho tanto hincapié en lo importante que Peter es para ella. En fin, lo pasaremos por alto porque la situación puede dar mucho juego, que si no…

En conclusión, Olivia me ha parecido un episodio muy bueno, que plantea unas perspectivas geniales para la próxima temporada. Por un lado, podremos profundizar mucho más en ese universo alternativo que tanto nos intriga. Y, por el otro, no romperemos con nuestros personajes de siempre. Este 3×01, además, ha sido muy positivo para Ana Torv, que ha podido sacar a la luz un registro más amplio del que suele interpretar, y ha demostrado que su personaje es lo suficientemente fuerte como para llevar por sí misma el peso de un episodio (algo que Peter no hizo con tanta maestría en Northwest Passage).

Por último, si habéis tenido la paciencia de llegar hasta aquí, es un placer poder comentar una temporada más esta fantástica serie. Un saludo a todos los que ya seguíais semanalmente las reviews el año pasado, y una bienvenida a las nuevas incorporaciones que se hayan puesto al día este verano (espero que sean muchas, que la serie lo merece). ¡Nos leemos en los comentarios! Porque, eso sí, ya basta de soliloquios… ¿qué os ha parecido a vosotros el regreso de Fringe?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Fringe: Olivia
4.7 (93.33%) 6 votes

Categorías: Fringe Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »