Review Fringe: Novation

Después de un parón algo más largo de lo que estaba inicialmente previsto, Fringe ha vuelto con Novation, un episodio que se hacía necesario tras del regreso de Peter y que nos ha dejado un final con muchísimo potencial. Por suerte, las audiencias han subido del 1,2 conseguido en el episodio anterior al 1,3, lo que indica que, en contra de lo que temíamos, el parón provocado por el Baseball no ha afectado negativamente a la serie. Y, ahora sí, vamos a comentar el Novation. ¡Venga, que hay cosas que discutir!

Comencemos por el título, porque creo que no termino de entenderlo del todo bien. “Novation” en español significa “novación”, un término jurídico que no había oído nunca jamás. Así que, haciendo caso de los consejos que me dio mi profesora de lengua en secundaria, me he dirigido al diccionario de la RAE para tratar de averiguar qué narices significaba aquello. Y me ha sacado de dudas: señores, “novación” significa “Acción y efecto de novar”. ¡Cómo no había caído antes! En fin, parece ser que “novar” es “Sustituir con una obligación otra otorgada anteriormente, la cual queda anulada en este acto.” Según esto, supongo que el título podría hacer referencia a la propia estructura de la temporada, que ha pasado de tener la “obligación” que regía los primeros episodios (traer a Peter de vuelta) a dirigirse hacia un propósito totalmente diferente, del que sólo nos han dado las primeras pinceladas. Aún así, si alguien más puede darnos una explicación más convincente del significado del título, estaría muy agradecida. No consigo aclararlo más…

Efectivamente, el regreso de Peter ha sido el tema que más nos ha preocupado desde que acabó la tercera temporada. Y, una vez que le tenemos de nuevo entre nuestros personajes, la siguiente pregunta es más que lógica: ¿cómo va a conseguir que le recuerden? Está claro que el proceso no va a ser fácil (sería un poco decepcionante si fuera así), y el episodio de hoy ha sido una buena muestra de ello. Pero estoy deseando ver cómo solucionan ese tema.

Después de comprobar que Olivia no sabe quién es, Peter decide centrar todos sus esfuerzos en hacer que Walter le recuerde y le ayude a comprender cómo fue borrado y de qué manera pueden conseguir que las cosas vuelvan a la normalidad. Por un lado es algo lógico: Walter no sólo es su padre, sino que también es la persona con la mente más abierta de la división en lo que a hechos “sobrenaturales” se refiere. Pero el problema, como ya sabemos, es que Walter es muy inestable (en esta línea temporal aún más que en la original), y conseguir que coopere no será coser y cantar.

En Novation hemos podido comprobar hasta qué punto a Walter le atormentan los remordimientos por haber causado la muerte de Peter (el nuestro, el hijo de Walternate) en esta realidad. Y precisamente esos remordimientos se convertirán en el peor enemigo de Peter, ya que son los que impedirán que Walter dé el gran paso y acepte ayudar a su hijo. Al menos por ahora…

Hacia el inicio del episodio hemos podido asistir a la primera conversación entre Peter y Walter. Hasta que no les he visto juntos en pantalla no me he dado cuenta de cuánto había echado de menos la interacción entre los dos personajes y lo bien que se complementan juntos. Una de las cosas más interesantes de esa primera conversación es que Peter por fin ha descubierto el punto de inflexión en el que su realidad y la actual se separan: el accidente en el lago que, esta vez, no incluyó la participación de un observer. Aunque no sé muy bien si el ser consciente de esto ayudará de alguna manera a Peter, lo cierto es que él se ha mostrado muy interesado.

Otro detalle curioso es que en esta nueva realidad los personajes no saben quiénes son los observers. Por una parte tiene sentido, porque si no han tenido que intervenir nunca de forma tan directa, es normal que hayan pasado siempre desapercibidos. Pero quiero recordar que en “nuestra” línea el primero que habla acerca de ellos es Broyles, en el cuarto episodio de la serie, porque su equipo los detecta a través de imágenes y grabaciones de los casos del Patrón. Supongo que esta vez no se ha dado el caso…

En fin, aunque en un principio diera la impresión de que Peter estaba convenciendo a Walter acerca de que era su hijo y necesitaba su ayuda, lo cierto es que la situación no se ha resuelto de manera muy satisfactoria, a pesar de que en un primer momento no hemos entendido muy bien por qué.

Pero, conforme ha avanzado el episodio, hemos podido comprender la verdadera motivación de Walter: no es capaz de aceptar a Peter porque cree que sólo merece seguir sufriendo. En el fondo no deja de sentirse culpable tanto por la muerte de Peter como por haber iniciado la destrucción de ambos universos, como se pone de manifiesto en la genial conversación que ha mantenido con Nina Sharp.

La escena entre los dos me ha gustado mucho. El regreso de Peter les ha servido para poder limar asperezas y superar el rencor acumulado con el paso de los años. Nina se ha mostrado muy comprensiva con Walter, y le ha animado a aceptar el regreso de Peter como una segunda oportunidad que le ha brindado la vida. Pero Walter sigue creyendo que no merece dicha oportunidad. No cabe duda de que al científico aún le falta recibir su particular Tulipán Blanco que le haga darse cuenta de que todos merecemos esa segunda oportunidad…

Como ya es habitual en esta serie, John Noble vuelve a demostrar lo grande que es y la capacidad que tiene para transmitir emociones incluso en las escenas más sencillas. Y es que es imposible no sentir nada al su cara al desenterrar decenas de recuerdos con la caja de juguetes del pequeño Peter. Emotivo también, por supuesto, el detalle de la moneda que ya hemos visto otras veces y que se ha convertido en un símbolo de la relación entre Walter y su pequeño. Son estos pequeños detalles los que llenan al espectador habitual y le hacen darse cuenta de que Fringe es una gran serie. Y, por suerte, Novation ha estado cargado de detalles así.

Cerrando un poco esta trama, parece bastante claro que Walter cree a Peter cuando este le dice que es su hijo. Él mismo ha confesado que “vio los ojos de su hijo en un hombre”. De modo que, para conseguir que Walter ayude a Peter sólo hay que convencerle de que realmente merece ser feliz de una vez por todas. Cómo lo conseguirá es un misterio. Pero estoy deseando recuperar a nuestro Walter de siempre, y para ello es una condición indispensable que cuente con el apoyo que supone Peter en su vida.

Pero el episodio no sólo ha estado centrado en Peter. Hemos recuperado a Nadine, la cambiaformas versión evolucionada que conocimos en el 4×01. Aunque no sabemos mucho de esta nueva variedad, sí que hemos podido comprobar que no “sangran” mercurio y que tienen muchísima más facilidad para adquirir otros aspectos que los cambiaformas a los que estamos acostumbrados.

El único punto débil que parecen tener es el hecho de que son muy inestables. Así que, para solucionarlo, Nadine ha secuestrado a Malcolm Truss, un científico y antiguo empleado de Massive Dynamic que investigaba acerca de la “duplicación celular”. Con la excusa de ser una paciente de cáncer cuyo tratamiento no ha respondido como esperaba, Nadine se ha ganado la confianza del científico y le ha convencido para que continuara con su investigación.

Imagino que toda la historia acerca de la enfermedad y demás sólo ha sido una manera de hacer que Malcolm Truss aceptara ayudarla. Sin embargo, el hecho de que Nadine llevara en su cartera una foto de una niña pequeña me hace preguntarme si estos nuevos cambiaformas son capaces de reproducirse como lo hacemos los humanos, y si en realidad son mucho más parecidos a las personas de lo que creemos.

Gracias a Malcolm Truss también hemos aprendido un poquito más sobre la mitología de la serie en esta nueva línea temporal. Así, por ejemplo, se ha mencionado el hecho de que William Bell está muerto y de que cerró el proyecto de Truss por motivos éticos. Desde luego, esa no es la reacción que habríamos esperado del William Bell que tantas veces nos han descrito. Como curiosidad, Truss le ha atribuido a Bell una frase muy significativa: “Some things are not ours to tamper with. Some things are God’s” (“Hay cosas que no está en nuestra mano alterar. Algunas cosas pertenecen a Dios”). ¿Os suena de algo esta frase? Curiosamente, son las mismas palabras que Carla, la ayudante de laboratorio de Walter, pronunció en 1985, tal y como vimos en el 2×16, “Peter”.

En cualquier caso, al final del episodio Nadine consigue huir con el remedio que estaba buscando. Tal y como nos explica Peter, estos nuevos cambiaformas son mucho más peligrosos que los que ya conocíamos, porque, al ser capaces de imitar el ADN de los seres humanos, no hay ninguna manera de identificarlos. Son los infiltrados perfectos.

Ha estado bien que Peter pudiera participar en la investigación, y recuperar su conocimiento acerca de los discos de los cambiaformas me parece una buena manera de enlazar con esa pequeña “investigación ilegal” que Peter comenzó en la tercera temporada y de la que no llegamos a saber mucho más.

Por cierto (y entro otra vez a la especulación), ¿soy la única a la que los nuevos cambiaformas le recuerdan al caso que vimos en el episodio piloto de la serie? El aspecto que presenta la piel de Nadine es similar al que tenía John Scott antes de morir. ¿Es posible que ese primer caso estuviera relacionado con esto de algún modo? Sé que es hilar muy fino, y quizás por aquella época los creadores ni siquiera habían pensado en esta trama. Pero no he podido evitar fijarme en ello.

El hecho de que estos nuevos cambiaformas tengan una especie de localizadores indica que hay alguien por encima de ellos que quiere tenerles controlados. Personalmente, estoy deseando conocer a este mandamás y saber qué pretenden al infiltrar a estos seres. No sé, me fascina toda esa trama…

Y si el tema ya es interesante de por sí, la última escena ha sido la guinda que corona el pastel. A estas alturas, y gracias a Altivia, sabemos que la máquina de escribir que hemos visto usar a Nadine es una manera de comunicarse con otro universo. Ahora la pregunta es… ¿con quién se está comunicando? ¿Estamos ante un tercer universo que explorar? La idea sería fantástica, y abriría otro nuevo mundo (en todos los sentidos) de posibilidades.

La idea de un tercer universo es algo que se ha mencionado varias veces en la serie. De hecho, en este mismo episodio Walter ha señalado la posibilidad de que Peter proviniera de un tercer mundo paralelo. Así que pienso que es una opción no sólo atractiva, sino viable. A mí, al menos, me gusta la idea. Por ahora tendremos que quedarnos con el mensaje que hemos recibido de… ¿over where?

Parece mentira que estemos llegando al final y no hayamos nombrado todavía a Olivia. Aún así, hay varios detalles interesantes con respecto a ella. El primero es su actitud hacia Peter: está claro que no le recuerda, y no es precisamente agradable con él. Pero también es cierto que no puede evitar sentir curiosidad por el hombre que se aparecía en sus sueños, y se pregunta por qué precisamente la eligió a ella. Supongo que en próximos episodios veremos un acercamiento entre ellos.

Olivia, por su parte, parece que ha tratado de acercarse a Lincoln al final del episodio, invitándole a cenar. Pero este no le ha hecho demasiado caso, al menos por ahora. Ojalá no intenten meter otro triángulo amoroso en la serie. Ya hubo bastante con el de la temporada pasada…

Otro asunto que nos intrigaba y del que ya hemos recibido respuesta es la relación entre Olivia y Nina Sharp en esta línea. Ya nos habían dicho anteriormente que Olivia mató a su padrastro, y hoy hemos descubierto que fue Nina la que acogió a Olivia y a su hermana después de aquello. Aunque parece demasiada casualidad, al menos hemos resuelto el misterio que rodeaba a este tema.

Pero, sin lugar a dudas, el momento más interesante de Olivia es el que hemos presenciado justo al final, con esa especie déjà vu, o salto en el tiempo, o lo que sea que ha sido eso. Supongo que todos hemos oído alguna vez eso de que los déjà vu son interacciones accidentales de universos paralelos, ¿no? Basta echar un vistazo por internet para encontrar explicaciones de este tipo. Y, claramente, Fringe se adapta a la perfección a esta idea. Por cierto, ojo al destello de luz que se ve en las cejas de la agente cuando le entrega los documentos por segunda vez a Olivia. Muy llamativo y extraño. Una vez más… ¿estamos antes la presentación inminente de un tercer universo?

En definitiva, Novation me ha gustado, sobre todo, por lo que promete. Apenas llevamos un cuarto de temporada, y los caminos que pueden tomar son inimaginables. Pero me gusta mucho lo que vamos viendo. Por cierto, la palabra que formaban los glyphs es STILL. Puede significar varias cosas: como adjetivo sería “tranquilo, calmado”. Pero como adverbio significa “aún, todavía”, lo que quizás podría indicar que aún nos quedan más cosas por averiguar. Al menos, eso es lo que me gusta pensar. ¿Cómo lo veis vosotros?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »