Review Fringe: Earthling

Earthling

There's no place like home, dice un capítulo de , y no hay nada tampoco como bajarse del avión, volver a casa, ver que los Yankees han ganado las Worlds Series y hemos tenido capitulo de Fringe esta semana. Y en seguida ver Fringe y hacer la review que estabais esperando.

Disculpar el retraso… Russian Fringe inside

Earthling es un capítulo con un protagonista absoluto: Philip Broyles. Lo vemos tras la intro cuando juega con el niño y cuando desaparece al segundo toque de teléfono, lo vemos cuando nos descubre un poco de su pasado-la eterna incompatibilidad de vida laboral y familiar-o cuando ejerce de Broyles frente al senador de los EEUU. Es lo suficientemente grande para estirar y hacer un gran capitulo de una historia que no daba mucho mas de sí.

En este episodio todos los demás personajes se vuelven secundarios. Olivia se limita a acompañar a Broyles allá donde vaya. Peter se mantiene todo el capítulo entretenido de niñera de un Walter al que me da la impresión que por primera vez el caso le sobrepasa. Sí, entiende los conceptos y descifra la fórmula, pero se ve en todo momento más frustración que otra cosa.

Nuestro protagonista indiscutibleNuestro protagonista indiscutible

La trama paranormal no tiene demasiada chicha. Se están repitiendo casos paranormales que hace varios años dejaron un reguero de cadáveres reducidos a cenizas ante cualquier contacto exterior. Estos sucedieron en una época en la que Broyles descubría que la Fringe Division era algo más que un galón en su carrera por el ascenso. El caso quedo sin cerrar cuando las muertes pararon y una llamada del presunto asesino a Broyles facilitándole una misteriosa fórmula que podría resolver el caso.

Ahora, 5 años después, vemos como una sombra extraña se pasea por una casa jugando con las luces y los canales de la televisión cuando pasando sobre un buen marido convierte una buena sorpresa de aniversario en una sorpresa de “si me tocas, me deshago“. Literalmente.

Russian Fringe ScienceRussian Fringe Science

Identifican al primer sospechoso-desaparecido-que trabajó en los dos hospitales alrededor de los que se generaron los casos pero no hay mas información ni forma de llegar a él. Así que empieza la liturgia Fringe de cada semana en busca de salidas: Walter, más ensimismado que nunca, trabaja con las cenizas que dejan los cuerpos buscando una radiación que explique el problema y con la fórmula que Broyles le deja. Al final, cómo no, es Broyles quien consigue la información tras su discurso al senador de EEUU que le llama para que deje el caso: este enfermero es el hermano de un cosmonauta ruso que volvió del espacio en coma trayendo consigo un extraño ser.

Como vemos más tarde en la historia, el enfermero sólo quiere mantener vivo y bajo control a su hermano y esa extraña sombra que vino de turismo en su cuerpo y que de vez en cuando se dedica a dar paseos mortales (es nuestro Venom en Spiderman). Se ve desde que dice Walter que “son uno” que solo va a haber una solución y cuando la sombra va a por una niña la difícil decisión la tiene que tomar Broyles apartando a Peter y regalándole una bala entre ceja y ceja al cosmonauta.

CIA vs. Fringe, un buen combatebordeCIA vs. Fringe, un buen combate

Me gusta la idea y espero que el detalle final de la CIA y la Russian Fringe Science (“lo que nos faltaba”, como bien señala Peter) sea una carta de presentación de un conflicto inminente. No por los rusos sino por la CIA. Tendremos que darle un par de capítulos a ver cómo cuaja. ¿A vosotros qué os ha parecido?

Para mí, y para que veáis lo subjetivo de esto, al igual que en el capítulo anterior se avanza poco o nada en las tramas principales y sin embargo me ha gustado mucho. Me ha parecido un capítulo mas redondo, con un aire de película de ciencia ficción que me ha mantenido enganchado y muy bien realizado. Por supuesto podéis pensar lo contrario… se abre la veda.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »