Review Fringe: Dream Logic

Review Fringe: Dream Logic

Desde el principio, como en la canción de Emerson Lake & Palmer con la que empieza el capítulo, tenía claro que este no iba a ser mi capítulo favorito de Fringe. Una trama que no me llama mucho la atención y poco avance en el desarrollo de los personajes. Y es que no sólo de capítulos como There is more than one of everything o Momentum Deferred vive el hombre… ¿Lo comentamos?

Review realizada por Diego Pacheco. El retraso está “justificado”. Fringe está de parón hasta el 5 de noviembre…

  • Episodio 2×05: Dream Logic
  • Fecha de emisión: 15 de octubre

Algo que nunca me ha gustado de la mayoría de las series es que apenas se ven las consecuencias de las tragedias que se generan en capítulos anteriores. Es como si cada comienzo fuera un borrón y cuenta nueva. Doy gracias a que Fringe no forma parte de “la mayoría de las series”. La inestabilidad llega hasta el comienzo del capítulo que esta vez aparca la trama paranormal y nos muestra una Olivia algo perdida buscando salidas en la bolera, donde en los capítulos previos aprendió a recordar. Sam intenta ayudarla proponiéndole un juego del que nosotros sólo nos enteraremos más tarde. Por ahora una nota en una hoja de bloc que no llegamos a ver y volvemos a nuestra trama paranormal de cada semana.

En una oficina de Seattle un trabajador -Greg Leiter- decide usar su maletín para golpear a su jefe hasta la muerte. Algo que seguro más de uno ha soñado en alguna ocasión pero que aquí, precisamente, ocurre porque despierto Greg está viendo toda la oficina llena de monstruos y el jefe como el comandante de ellos. Seguramente ya habíamos adivinado que era una alucinación. Cuando nuestros protagonistas llegan al Hospital General de Washington para interrogar a Greg éste se empieza a sacudir, el pelo se le blanquece y muere. Como si hubiese envejecido de repente. Walter examina el cuerpo y sentencia que ha muerto de extremo cansancio ¡después de estar durmiendo 16 horas! Además Walter se encuentra en una situación incómoda: volver a un hospital. Quiere pero no puede seguir porque le recuerda a Saint Claire´s. ¿Las ventanas reforzadas, los enfermos atados a las camas y los enfermeros? Bueno, en realidad es el olor lo que le trae malos recuerdos. Finalmente se vuelve a Boston bajo la vigilancia del Agente Kashner (Keith de Scrubs).

Un día en la oficina... con los vampiros de BuffyUn día en la oficina… con los vampiros de Buffy

Olivia y Peter se quedan en la ciudad y van hasta la casa de Greg a hablar con su viuda y a buscar pistas del incidente. Allí la mujer les habla de los antiguos problemas de sueño de Greg, un sonambulismo que con tratamiento acabó hace 6 meses. ¿Coincidencias? ¿En Fringe? Creo que no. Mientras, en el laboratorio de Harvard, Walter se ha llevado el cadáver para analizarlo y con la inestimable ayuda de Asterisk encuentra una extraña incisión en la parte dorsal del cuello. Peter puede comprobar que no es el único caso con esa incisión porque enseguida llaman a Olivia para informar de una segunda víctima. Una mujer chocó su coche contra un ciclista que murió en el acto por el impacto. La mujer murió, aunque de otra cosa: la vemos con el pelo blanco como Greg. Su marido asegura que estaba hablando con ella por el móvil y ésta le estaba contando que había visto un monstruo cuando la llamada se cortó. Glups!

En Boston, Walter investiga la incisión del cuello del cadáver hasta encontrar un chip conectado al hipotálamo, regulador del sueño. Buscando información del chip, Brolyes acude a Nina Sharp. Ésta le explica que el chip tiene un transmisor que conecta el cerebro a un ordenador remoto. Es decir que no sólo transmite información del sueño sino que cuando lo requiere activa el hipotálamo y provoca el sueño en sí. Hay un científico en la zona especializado en el tema y que Massive Dynamics tiene en su radar (¿habrá alguien que no lo este?). La información bien vale una visita y cuando Olivia y Peter se acercan por su casa, el Doctor Nayak confirma conocer a las dos victimas, se muestra conmocionado por sus muertes y les dice que estaban dentro de un ensayo clínico junto con otras 82 personas: otras 82 victimas potenciales.

Con la intención de localizar a todos los pacientes del ensayo van hasta la oficina base. Han llegado antes que ellos y han robado el ordenador con la base de datos de pacientes. Pueden localizar a unos cuantos, pero no a todos. Prueba de ello es que en la siguiente escena ya nos presentan, aunque de espaldas, al malo del capítulo que tiene como cómplice al ayudante del Doctor Nayak (¿en serio?) y que activa el mecanismo por el que tiene lugar el tercer incidente. Una cocinera que de repente empieza a ver como las chuletas que está cocinando su compañero se convierten en manos a la brasa decide atacar con un cuchillo a su compañero caníbal antes de morir, como en los dos casos anteriores, de cansancio extremo.

Si tuviera un gato, clavadito al malo de Inspector GadgetSi tuviera un gato, clavadito al malo de Inspector Gadget

Ante la conmoción de una tercera víctima el doctor señala a su ayudante que vimos en la escena anterior. Precisamente este asistente no ha ido hoy a trabajar, aunque tenía un buen justificante: estaba muerto dentro del armario de su casa, el mismo destino que el bueno del doctor seguirá si sigue hablando con los federales según reza la nota amenazante que recibe. Además, Walter, que ha estado usando al agente Kashner de cobaya, les indica que el aparato transmite los sueños directamente a la mente del receptor, generando unas sensaciones comparables a cualquier droga dura. Ya tenemos el perfil psicológico: nos enfrentamos a un adicto que una vez ha probado los efectos del experimento no puede parar. Es Olivia la que ata los cabos y descubre que la nota amenazante que había recibido el Dr. Nayak estaba escrita por el mismo Dr. Nayak. Y finalmente vemos a nuestro malvado enemigo de doble personalidad tratando de trastornar a un piloto hasta que el equipo de Fringe asalta su casa y acaba a tiros con el ordenador y, en consecuencia, con la vida del doctor.

Dejo para el final toda la historia paralela con la que hemos iniciado la review. Al principio, cuando vi que empezaba a pedir tarjetas de visita pensaba que nuestra Olivia se había vuelto un poco loca con toda la historia de Charlie. Pero a mitad del capítulo Sam la llama, nos explica el juego -recoger una tarjeta de visita de cada persona que lleve algo rojo- y le pide a Olivia que señale la primera y la ultima letra de los nombres en las tarjetas que ha recogido. Y a jugar con las letras hasta que tras visitar la tumba de Charlie le llega la solución: You're gonna be fine. La primera frase que que le dijo Charlie cuando la conoció y algo que se va a tener que repetir muchas veces para creérselo entre universos paralelos, soldados cambiaformas y grandes tormentas.

Resumiendo y para acabar, para mí ha sido un capítulo de relleno, sin avances reales y demasiado evidente. Sólo un destello de historia al final: vemos una de esas pesadillas que recordaba Peter donde su padre le saca a rastras de la cama. ¿Cuando se dará cuenta? Sabor de boca ligeramente amargo para un capítulo que precede a un parón de varias semanas. Esperemos que sepan recompensarnos a la vuelta. Será el 5 de noviembre.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »