Review Fringe: 6955 kHz

Review Fringe: 6955 kHz

Confieso que cuando comencé a leer los comentarios de la pre-review, me chocaron mucho: ni más ni menos que los tres primeros sólo señalaban el parecido con Alias. Y no es que, puestos a señalar similitudes, no las haya. Es que para mí, Fringe ha vuelto a ir un paso más allá, y nos ha presentado, sin duda, el mejor episodio “azul” de lo que llevamos de la temporada. Pero me alegra saber que la mayoría estáis de acuerdo con ello. ¿Comentamos 6955 kHz? Hay tanto que decir…

…que no sé ni por dónde empezar. En este momento Fringe tiene muchos frentes abiertos. Pero, al contrario de lo que pueda parecer, todos se dirigen hacia el mismo punto. No quiero emocionarme más de la cuenta, pero tengo el presentimiento de que, esta vez sí, estamos ante una serie en la que todo va a encajar. ¡Como me expliquen qué es el “supositorio” de The Arrival, pondré a Fringe en mi número uno de todos los tiempos! Sólo me preocupa una cosa: las audiencias. Pero prefiero no pensar en eso ahora.

¿Por qué no comenzar con el caso de la semana? Tenemos a un grupo de radioaficionados conectados a un chat tratando de captar una emisión en la frecuencia que da título al episodio: 6955 kHz. La emisión comienza y Rousseau una voz empieza a recitar unos números. En un principio pensé que todos iban a morir de forma bastante desagradable (Fringe no escatima en este tipo de detalles), pero vemos que, en realidad, sufren de amnesia repentina.

Buen guiño a LostBuen guiño a Lost

Al comenzar la investigación pertinente nos damos de frente con uno de los argumentos mejor construidos de la serie. Sabemos que a Fringe siempre le ha gustado jugar con ese borroso límite que existe entre la ciencia “de verdad” y la ciencia ficción. Y lo ha vuelto a hacer: ha utilizado un misterio real (las number stations) para fundamentar la trama principal. Sí, señores, las “Emisoras de Números” existen, y todo lo que Nina Sharp cuenta en Massive Dynamic es cierto. Lo que comenta Markam de que Marconi escuchara una de estas emisoras, claro está, es invención de la serie. Pero aún así, jugar con este tipo de supuestos es un gran acierto.

Tras una interesante visita al estrafalario anticuario, descubrimos la existencia de “The First People”, un antiguo libro que habla de la existencia de una raza anterior a la época de los dinosaurios, a la que se responsabiliza de la emisión de los misteriosos números. Desde luego, cada visita a esta librería es un auténtico filón. Si en su momento descubrimos la existencia del Manifiesto ZFT, ahora nos ha dado la clave de esa misteriosa “First People”. Da la impresión de que, aunque en nuestro universo no sabemos nada acerca de esta gente, over there no ocurre lo mismo. De hecho, el mensaje “First People” está presente en la entradilla roja, lo que indica que allí es un tema de interés. Ya comentamos algo en la review de Over There, Part 1 (iba bastante descaminada, pero me siento una visionaria; ouh, yeah…). ¿Recuerda todo esto a Milo Rambaldi (Alias)? Puede que sí, aunque una comparación más profunda estaría un poco cogida por los pelos, en mi opinión.

Así que tenemos un libro escrito por un tal Seamus Wiles. Nombre que, por cierto, resulta ser un anagrama de Samuel Weiss, el extraño psicólogo que ha ayudado a Olivia en más de una ocasión, y sobre el que ya nos llamaron la atención en un mensaje oculto en Over There, Part 2. Para refrescaros la memoria, echad un vistazo a este hilo del foro. ¿Simple casualidad? Para nada. Y menos aún si, mirando atrás, recordamos una curiosa frase que el propio Weiss pronunció en Olivia. In the Lab. With the Revolver (ejem, también mencionada en la review, ejem…): “I’m older than I look, I barely remember my Childhood” (“Soy mayor de lo que parezco; apenas recuerdo mi infancia”). ¿Es, por tanto, Weiss uno de esos “First People”? Todo parece indicar que sí. La otra opción es que los propios Observers sean esta “First People”, lo cual también encaja con la alta tecnología que hemos visto que poseen y con el conocimiento atemporal de la realidad que tienen. En cualquier caso, el tema es interesantísimo.

Por cierto, ¿habéis pillado el glyph del caballito?Por cierto, ¿habéis pillado el glyph del caballito?

El otro aspecto que, desafortunadamente, ha hecho que recordemos a Alias con tanta fuerza es la aparición de Gemini (Kevin Weisman, el simpático Marshall en la otra serie). Y es que la pericia de este personaje con la tecnología es idéntica a la del personaje que interpretaba en Alias. Pero allí no era un cambiaformas, ¿eh? Por cierto, me resulta imposible tenerle antipatía a este hombre, por lo que no me ha gustado nada el modo en el que Altivia se ha deshecho de él. A ratos puede que muestre humanidad, pero otras veces esta mujer es implacable…

En fin, sabemos ya que el causante de la amnesia no es la secuencia de números, sino un pulso adicional introducido por orden de Walternate en la emisión con la intención de evitar que nadie descubriera a qué hacían referencia. Siguiendo las suposiciones del Secretario, la división Fringe ha conseguido averiguar que los números en realidad son las coordenadas necesarias para localizar las piezas del “device” que Peter intenta recomponer. Un aparato que, según se ha dado a entender, es el “vacuum” (vacío) descubierto por las “Primeras Personas”, capaz tanto de crear como de destruir. En qué desembocará todo esto es algo que ya veremos más adelante. Lo que parece bastante claro es que vamos a tratar de recuperar todas las piezas de la maquinaria. Entramos en la Fase 2.

¿Cuál será la fase 2?¿Cuál será la fase 2?

La reconstrucción del aparato es algo que ha tenido bastante preocupado a Walter en este episodio. Ya sabíamos que Peter sigue bastante obsesionado con la máquina, y no es de extrañar, teniendo en cuenta lo que ocurrió en la finale de la temporada anterior. Pero claro, también es comprensible la postura de Walter, que teme que la reconstrucción de la máquina signifique la pérdida tanto de su hijo como del universo entero. Así lo se lo ha explicado a Nina en la genial conversación que ambos han mantenido en el campus. Sin embargo, los acontecimientos del episodio le han hecho cambiar de opinión. A partir de ahora tendremos al equipo Fringe al completo trabajando para recomponer la máquina.

Me gustaría hacer mención a la pequeña pero genial escena en la que Walter habla con la moderadora del chat que ha perdido la memoria. Si hay alguien que entiende la situación en la que se encuentran es él. Una vez más, qué gran personaje y qué gran actor.

Hablando de personajes que se salen del mapa, esta semana Astrid se ha llevado la palma. ¡Ha sido increíble verla relacionar todos los datos hasta dar con el quid de la cuestión! Porque si alguien se merece la gloria de la resolución del caso, sin duda es la señorita Farnsworth. Resulta curioso, pero esta semana la he visto más parecida que nunca a su versión alternativa. Y no por su frialdad (¡en absoluto!), sino por esa mente privilegiada capaz de relacionar datos como nadie.

¡Bravo por Astrid!¡Bravo por Astrid!

Queda por comentar, por supuesto, la situación de Altivia en nuestro universo. La cosa cada vez está más interesante: la relación con Peter cada vez va a mejor (¿U2? ¿de verdad?), y Dunham se está relajando. Se nota simplemente en el aspecto físico: la ropa, el maquillaje… son diferencias sutiles, pero diferencias al fin y al cabo. Además, el tener una relación más estrecha con los demás hace que las personas que conocen bien a Olivia noten ciertos detalles. En este episodio, Nina Sharp ha empezado a olerse algo. Prometo que cuando le ha dicho lo de “¡Eso no es propio de ti!” estaba dando botes en la silla. Y quiero creer que aunque luego ha fingido no darle más importancia, Nina no va a olvidar ese detalle. ¡Ojalá!

Aparte, a Altivia la suerte tampoco le ha sonreído esta semana. La primera situación comprometida la ha tenido cuando no era capaz de reconocer el nombre de Ed Markam (el librero). Y la segunda cuando iba en el coche y le ha costado recordar los números de la emisión. ¡Por favor! Olivia ni siquiera habría tenido que detenerse a pensar. La mala suerte es que en ambos casos estaba con Peter. Y claro, el muchacho está tan cegado que no se da cuenta de estas cosas…

Pero no todo va a ser criticar. Como ya imaginábamos que ocurriría, Altivia ya no tiene las cosas tan claras. No hay duda de que le está cogiendo cariño a nuestro mundo, y eso no le va a poner las cosas fáciles a la hora de tomar una decisión. Totalmente reveladora ha sido la conversación final que ha tenido con Peter en la que, sobre todo, ha dado la impresión de que buscaba autoconsolarse y convencerse de que lo que está haciendo es por un buen motivo. La ambigüedad y complejidad del personaje son magistrales.

Altivia no las tiene todas consigoAltivia no las tiene todas consigo

Por supuesto, no podemos terminar la review sin hacer referencia a la escena final del episodio. Over there, Olivia se ha dado cuenta de que ha dejado de ser imprescindible. Si quiere sobrevivir, tiene que regresar. Su vuelta a casa es inminente, y ojalá que se produzca cuanto antes. ¡No puedo esperar para ver cómo se desvela la gran mentira de Altivia! ¿Cómo se sentirá Olivia al ver que nadie (ni siquiera Peter) ha notado su ausencia? ¿Y qué pensará Peter al ver que ha estado “durmiendo con el enemigo”? ¡Estoy emocionada sólo de pensarlo!

Tal y como prometí, vamos a comentar el Typewritten Message de esta semana. En 6955 kHz los glyphs han formado la palabra “Event”, que curiosamente, era la clave que había que introducir la semana pasada. Esta vez la clave a introducir es “Escape”. Dicha palabra tiene todas las papeletas de convertirse en la palabra oculta del próximo episodio (haciendo referencia a la huída de Olivia, ¡claro!). Aquí está el vídeo que aparece:

– La vegetación es fuerte. La lluvia es consistente en las zonas templadas.
– ¿Qué hay del Elíseo?
– No parece existir, señor. Pero aún no hay necesidad. Tanto el Polo Norte como el Sur están ahí todavía.

¿Qué es el Elíseo? Porque no creo que se refiera al Paraíso… En fin, como siempre, estos vídeos resultan de lo más curiosos. Después de saber que no hay Polos no me resulta raro que en el vídeo de la semana pasada mencionaran la existencia de osos polares over here. ¡Normal!

Hasta aquí la review de este genial 6955 kHz. Como veis, a mí me ha encantado. ¿Qué os ha parecido a vosotros? Por cierto, ¿habéis visto la promo del siguiente episodio? ¡Va a ser de infarto! ¡Qué buena es esta serie!


Categorías: Sin categoría

63 comentarios

  1. Me ha gustado mucho esta review. Ya termine la serie pero este capítulo me pareció muy bueno asi que quise ver qué se opinaba de él. Y no sabía que las emisoras eran reales. Soy fan numero uno de Alias y Fringe y creo que Alias merece más respeto porque es la serie madre de Fringe,no Lost, que quede claro. La cantidad de referencias intertextuales a Alias en Fringe es enorme. Desde el mismo episodio piloto. No están cogidas por los pelos,al menos no todas. Desde el número 47, la página 47 que es comoel dibujo de Peter y Olivia,la máquina,frases que surgieron en Alias y que se repitwn,la entrevista clavada entre la psicologa y Olivia igualita que entre Sidney y Barnett,el motivo del doble y suplantación,First People=Rambaldi,el puzzle que hace Olivia es el del Proyecto Navidad en Alias,et..da para todo un análisis que intentaré hacer algún dia. Tiene gracia que en un episodio de Alias se dice que existe una seccion del FBI que investiga ciencia fringe. Y todavia no existia Fringe!! Asi que por favor menos Lost y más orígenes. Felicidades por la web!

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »