Review FNL: The Son

Review FNL: The Son (4x05)

Creo que nadie puede negar una gran verdad al respecto de este capítulo: el protagonista de cabo a rabo es Matt Saracen. The Son es un capítulo totalmente dramático que nos lleva al corazón del chico con el corazón de oro, nuestro quarterback Matt Saracen. Muy emotivo, sobre todo emotivo, si es que las lágrimas están a flor de piel. Al acabar el capítulo pensé, qué ganas tengo de leer la review del episodio, luego caí en la cuenta de que soy el que la escribe, así que nada, here we go.

Sigo pensando que el capítulo es sólo de Matt, Zack Gilford se come con una gran interpretación al resto del elenco, queda poco para que se vaya y encima nos dan razones para que no lo haga. Matt es una pieza importante de Friday Night Lights y sigo sin saber cómo demonios van a sacarlo sin que la serie se resienta. El capítulo se centra en los Saracen y especialmente en Matt, ya que tras la muerte de su padre en Iraq, les toca lidiar con todo el funeral.

A riesgo de que me llaméis pesado, el realismo de la serie es muy grande, no creo que ningún producto televisivo lleve de forma tan real el tema de la muerte, me sigue fascinando en este aspecto. Y es que tiene de todo, por un lado el alto coste del entierro, por otro la falsedad con la que se acerca gente a dar el pésame cuando ni les va, ni les viene, únicamente para quedar bien.

En este episodio hemos podido conocer un poco más a Matt Saracen. Le hemos visto llorar de impotencia, de rabia, de odio. Hemos conocido qué se esconde en lo más profundo del '7' y hemos descubierto que guarda todo el odio hacia su padre para no odiar a más personas porque no le gusta y poder ser buena persona. Una escena, en casa de los Taylor que pone los pelos de punta. Esa escena, junto con la final, él enterrando a su padre, cargando todo lo que tiene dentro en esas paladas han sido muy fuertes. Reitereo lo dicho, gran actuación de Zack Gilford.

Una de las escenas más duras del capítuloUna de las escenas más duras del capítulo

Y actuando de secundarios, de escuderos, esta vez ha estado la familia Taylor. Eric, Tamy y Julie han estado apoyando a los Saracen en todo lo posible. A la hora de comprar un ataúd, en el velatorio, con los problemas emocionales de Matt. Eric ha ejercido de padrazo con un chico que ha vivido toda la vida sin uno y Julie ha estado a su lado, para cualquier cosa. Son una pareja increíble, lástima que se separen con la marcha de Matt.

Otros temas menos profundos del capítulo han sido el campeonato de Miss Texas, que me ha recordado una barbaridad a la gran película 'Pequeña Miss Sunshine'. Becky Sproles ha quedado tercera en el campeonato, pero ha recibido el apoyo de Tim, aunque no completo, puesto que al intentar besarle, el '33' se ha quedado paralizado y ha tardado en reaccionar . Al final Becky despechada va a buscar consuelo en el alcohol y acaba encontrando a Luke y ambos se van rumbo a un futuro común no muy incierto.

Y pensar que luego dice que no...Y pensar que luego dice que no…

Y es que el pobre Luke se ha quedado sin amigos en West Dillon. J.D. subidito McCoy y su amigo han acabado cansando al bueno de Cafferty, que se ha hartado y les ha dado la espalda. El futuro de Luke está en East Dillon y cada vez se perfila más a ello. Además hemos podido ver, de nuevo, a J.D. en su papel de 'Príncipe de Dillon' (el Rey es su padre), que sólo porque le nombren jugador de la semana se cree un as y aunque tiene buen brazo, no le llega ni a los tobillos a Matt 'Cobra' Saracen. Todos recordamos la final de 2009 en la que McCoy vio la segunda parte desde el banquillo.

Si McCoy es el jugador de la semana en el Oeste, en East Dillon lo es Vince Howard, que no pasa por su mejor momento personal. Si la gente de esa parte del pueblo ya es pobre de por si, gastar todo el dinero en drogas, debe de ser horrible. Así, en este capítulo, nos muestran dos horrores, la muerte de un padre y de alguna forma, la muerte de una madre. Al final Vince acabará en un taller de coches con Mr. Eko para poder sacarse un dinero extra con el que “salvar” a su familia. La dura vida en los ojos de Dillon.

Y ya llegamos al momento deportivo, los Lions empiezan a funcionar, no son una máquina engrasada, ni mucho menos, pero al menos consiguen dos touchdowns, con sus respectivos field goals de Landry. A pesar de desobedecer al coach en la primera jugada de touchdown, el conjunto reacciona y sabe jugar entre ellos, ahora se puede decir que los Lions son un equipo. Queda poco para ver la primera victoria de East Dillon y si la cosa sigue así, puede que el año que viene los veamos en playoffs, que no ganando el estatal. Aún así espero que lleguen en forma para el derby contra los Panther, que, ojalá, lo podamos ver.

De parte de los Panthers... Anda y que os den McCoysDe parte de los Panthers… Anda y que os den McCoys

Para acabar sólo quiero dejar tres puntos. El primero, mi gran y admirado Buddy Garrity en las gradas rojiblancas celebrando los touchdowns como si de sus Panthers de toda la vida se tratasen, le sienta bien el rojo y el blanco. El segundo la vuelta de Lyla al pueblo, viene al entierro del señor Saracen, pero se quedará un tiempo con Tim. Nueva historia, para cerrar la suya, al canto. A eso añadimos que Smash está jugando en la universidad y el coach lo ve por la tele con Gracie Bell. Y por último ese portazo de Matt a los McCoy, cuando hablaba de hipocresía y falsedad me refería precisamente a esto. Bravo por él, ha sido una escena con la que no he podido parar de reirme.

Así que ya no queda nada, entramos en la mitad de la temporada, hay muchas cosas abiertas, algunas medio cerradas, otras que no sabemos hacia donde van… Pero hoy me importan poco, porque capítulo a capítulo estoy disfrutando como un niño de los 40 minutos semanales en Dillon. Ojalá fuesen más, pero entonces quizás no sería tan especial. Por mi parte, nada más que decir, nos vemos en 7 días (número Saracen) para comentar el 4×06…

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review FNL: The Son
5 (100%) 3 votes

Categorías: Friday Night Lights Reviews Series Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »