Review FNL: The right hand of the father

Review FNL: The right hand of the father

Bueno, lo primero, voy a tener que pedir mil perdones, os prometo que lo he intentado, pero… esta vez no he conseguido unos subtítulos muy decentes para el capítulo, así que lo he visto con trozos sin subtitular, y con mi inglés de Cuenca, he tenido que echar mano de la imaginación. No me riñáis mucho si me cuelo en alguna cosa. Y dicho esto, vamos con este The Right Hand Of The Father, capítulo casi totalmente centrado en Vince, que por cierto, es impresionante cómo está mejorando este chico, y mira que a mi no me hacía mucha gracia. Pero tengo que reconocer que en este capítulo ha estado inmenso.

Y es que al padre de Vince lo sueltan, sale de la cárcel con la condicional. (¡tomad nota, señores guionistas, y sacad a Riggins también!) Noticia bastante impactante porque no era lo que se dice un cielo con su madre, de hecho, todos los problemas de su madre con las drogas y demás eran culpa suya. Y además, Vince lleva cinco años sin verle. Tiene que ser un trago. Y más aún cuando te enteras que viene a quedarse en tu casa de nuevo. Así pintan las cosas por ese lado, cuando por el otro, hay cierto revuelo en el East Dillon. ¿Y por qué? Pues porque durante una fiesta de instituto, una de las Rally Girls, la de Vince, por cierto, se emborracha una barbaridad y es objeto de burlas y de tonterías por parte de un montón de estudiantes que estaban en esa fiesta. La cosa se habría quedado ahí si no fuera porque eso ha sido grabado, y colgado en internet. Y claro, llega a oídos del director el asunto, debido a que ese vídeo lo ha visto todo Dillon, incluidos los padres de muchos de los estudiantes, que no quieren consentir este tipo de comportamiento. Así que el director convoca a Tami y a nuestro coach (del que todavía no había dicho ni una palabra, hay que ver), para comentarles el vídeo y decirles que esto puede traer consecuencias, consecuencias muy graves para el equipo, ya que muchos de los jugadores están implicados, y puede suponer la expulsión de todos ellos. Y eso sería una debacle para los Lions, claro.

El bueno de Eric, intenta explicar que no sólo eran los jugadores los que estaban haciendo el loco con la Rally Girl, que hay muchos más chicos allí, pero el director le dice que esa situación realmente la ha provocado el equipo. Aún así, el coach consigue que el director le de un poco de manga ancha y le deje hablar con ellos. Y cuidadito, que cuando este hombre habla, que se pare el mundo. Efectivamente, muy parco en palabras, porque no le hacen falta más, explica la situación a los Lions. Es una vergüenza lo que han hecho, han roto todas las reglas del equipo, y si vuelve a oír mencionar absolutamente nada sobre ese tema a cualquiera de ellos, y mucho menos repetirlo, será expulsado. Y es una promesa. ¿Recordáis así a bote pronto alguna promesa del coach Taylor rota? Y como también sabe que han dado una imagen espantosa, de ahora en adelante, deberán ir con traje y corbata, y hacer algún que otro gesto para la comunidad, como puede ser repartir flyers de los Lions y ayudar a la gente con las bolsas de la compra a la puerta del supermercado. Cosa de la que, la verdad sea dicha, se aburren bastante rápido y se marchan a su casa.

La fiesta, el alcohol y el vídeo han traído otras consecuencias en el instituto. Tami, como no podía ser otra, se preocupa de que cosas así ocurran, y decide mediar en el asunto, aunque… en esa conversación tremenda con su marido, es muy horrible lo que han hecho los estudiantes, sí, pero ellos también lo debieron hacer en su día. Pero sólo con mirarse, ellos se entienden. Reitero, es el mejor matrimonio que he visto en la televisión jamás. Esa complicidad me puede, parecen pareja total y absolutamente. Y, que me evado, para intentar solventar estos problemas, se organiza una charla en el instituto sobre los peligros del alcohol, charla a la que realmente nadie le hace absolutamente ni caso, excepto quizá Jess. Y es por ello por lo que Tami, que ya ha tenido más conversaciones con ella, y empieza a conocerla, le ofrece un puesto de manager deportivo con los Lions. Pero, ay Tami, no se puede ofrecer una cosa así sin consultar con tu marido antes, ya que como no podía ser de otra manera, el coach no está muy de acuerdo porque, primero, ya tienen un manager deportivo, que es Billy Riggins, y segundo, una chica en su equipo no es una gran idea. Eso sin contar que es la novia de su jugador estrella. Esto sólo puede traer quebraderos de cabeza, eso está claro.

Mal rollito...Mal rollito…

Pero aún así, por mediación de Gracie Bell, que no habla mucho, pero cuando habla, le puede a Eric, Jess consigue un puesto en el equipo también. Y aquí es cuando os tengo que pedir perdón, porque realmente, sin subtítulos no me he enterado muy bien de la conversación, pero me ha parecido que Jess en vez de manager está de chica de la limpieza de los Lions, y paseando por el vestuario, cosa que a Vince, evidentemente no le ha gustado pero que nada. Además, en casa de Vince, las cosas no van pero que nada bien. Su padre ya está allí con la maleta, su madre quiere que se quede y que las cosas vuelvan a ser como antes, y esto es más de lo que Vince puede soportar.

Le resulta una situación insostenible, cosa que se empieza a reflejar en su manera de actuar. El coach, aparte de no romper su promesa y expulsar a dos jugadores del equipo que estaban bromeando sobre el ya famoso vídeo de la fiesta, está preocupado porque se entera de que Vince (y bastantes más) se fue del supermercado excesivamente pronto para su gusto. Y le hace llamar. Y supongo que, si bien es cierto que casi todos los capítulos tienen una escena memorable y tremenda, la de hoy ha sido la conversación Vince-Eric (en mi opinión, claro). Los pelos de punta, os lo aseguro, y eso que no me he enterado de la mitad. Tengo que verla de nuevo como sea. El coach le pregunta a Vince que por qué se marcharon tan pronto, y le intenta hacer ver que tiene que intentar ser mejor que cualquiera, que eso es carácter. Y Vince se derrumba, primero en un ataque de rabia, luego en casi desesperación. Le explica al coach su situación en casa, su situación con su novia, y se pregunta por qué nadie le pregunta su opinión. Eric, como grande que es, le explica que no le ha pedido que sea el mejor, sino que intente ser el mejor, algo muy diferente. Y que está muy, muy orgulloso de él. Ains, que tendrá esta serie que hace que se me salten las lágrimas. Pero parece que Vince lo entiende. Sale a jugar un partido en el que lo da absolutamente todo, es la estrella indiscutible del equipo, y luego en casa, cuando su padre le dice que ha ido a ver el partido (aunque Vince no quería), y que es la primera vez en su vida que sabe lo que es el orgullo, le comenta que se marcha de la casa. Y le da la mano. Vince, en otra escena memorable, y van dos, le da la mano, como un hombre, le deja marchar, pero le pregunta si se va a quedar cerca. Y eso es carácter.

Por supuesto los Lions han ganado con el vendaval Vince, y van a celebrarlo al nuevo bar de Buddy, del que también tengo que hablar, por supuesto. Y es que mi debilidad hecha mafia tiene un bar, un bar donde celebraran las victorias de los Lions, donde pondrán los balones de las victorias, y donde les homenajearán. Pero Buddy no está al cien por cien con la cabeza puesta en su nuevo garito, ya que tiene sus propios problemas. Su hijo, Buddy Jr. parece que con su madre y el hippe con el que se fue, no está lo que se dice portándose muy bien. Buddy recibe llamadas constantes de su ya ex mujer, por el comportamiento de su hijo, y por lo que parece está empezando a fumar marihuana. (el hijo, no la ex mujer). Pero a Buddy le duele y le molesta meterse en ese asunto. Al fin y al cabo, fue ella la que le dejó, fue ella la que se marchó con otro, y la que quiso criar a sus hijos. Y tiene que ser de nuevo el coach el que le haga salir de esa ceguera y ese rencor, para hacerle ver que realmente, tiene que ser un padre, y se tiene que preocupar por su hijo, y no consentir que el resentimiento hacia su ex mujer le evite ver el problema real, Buddy Jr. Por fin, Buddy acaba de comprenderlo y le pide a su ex mujer que su hijo vuelva a casa, a Dillon, y que él se encargará de el. Y yo me alegro primero porque es lo que tiene que hacer, y segundo, porque eso me va a permitir más minutos en pantalla de este hombre, ya que le viene un camino lleno de curvas.

Y volvemos a Tami porque también tiene un camino lleno de curvas con la protagonista del vídeo, una niña totalmente incontrolable, que se está creando una fama que tela. Parece que salir en el vídeo en ese estado le da exactamente lo mismo, y acostarse con cualquiera en cualquier lugar, también.Y eso es algo que la señora Taylor no puede consentir. Así que intenta hablar con ella, en otra conversación muy buena. Le intenta explicar que siguiendo por esa vereda, lo único que está consiguiendo es cerrarse puertas, universitarias incluso, y rebajarse a un nivel denigrante. ¿Y es realmente lo que ella quiere? Pues el tiempo lo dirá, pero yo no la he visto en exceso convencida de lo que le estaba contando Tami. Espero que recapacite como hizo Tyra en su día.

Y para terminar, otra de las señoritas del capítulo ha sido Julie. No sé, sigo sin ver a Julie nada, pero que nada ubicada en la universidad. Y esa fijación por su profesor no puede ser buena. Vemos a una Julie preocupada por sus notas, y que acaba siendo invitada a una fiesta de gente prometedora, copa en mano y con conversaciones pedantes, a la espera de buscar a su profesor. Profesor que por cierto acaba acercándose a ella, y que terminan paseando mientras él le dice que está casado, pero que casi ni ve a su mujer, algo muy muy peligroso que termina, previa intervención de Julie, y de un poco de vino, en la cama. Pero siempre, siempre llega la mañana siguiente, y Julie sale de la habitación del profe a toda pastilla, para después tener una conversación bastante tensa sobre que no está bien lo que están haciendo y que hay que cortarlo de raíz. Lógicamente, Julie asiente, pero la he visto bastante triste con todo esto. ¿Y cómo acabará? Pues la verdad, ni idea, pero tengo mucha, muchísima curiosidad. Así que todo esto es lo que he sacado en claro con estos subtitulos, así que espero que todo lo que me haya podido perder me lo dijerais, y espero que para el capítulo que viene tenerlo todo un poco más en condiciones. Mientras tanto… go, coach, Vince, Jess, Tami, go!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »