Review FNL: Hello, goodbye

Hello, goodbye, cuarto capítulo de la tercera de Friday. Hello para Cash, el nuevo guaperas, cowboy de rodeo, que le echa el ojo a Tyra en cuanto la ve; hello para Shelby Saracen, la madre de Matt, a la que recuperamos parece que para lo que resta de temporada; y goodbye, definitivamente, para Smash, que se nos ha hecho un hombre y se va a la universidad. Gran pérdida para la serie

Y es que, pase a que la trama de Smash y su posible entrada en la universidad (la única que ha tenido en esta temporada) me empezaba a cansar un poco, lo cierto es que el personaje es uno de los mejores de la serie. El componente dramático que tiene (responsabilidad para con su familia), su carácter (ha tenido polémicas varias: racismo, drogas…) y ese entorno en el que brilla con luz propia su madre, Corinna, hacen que el goodbye de Smash sea doloroso.

Pero la vida sigue, incluso en Dillon. Sigue para Tyra, por ejemplo, que ha dado un paso adelante más en su goodbye a Landry. Pobre Landry, le quitan una muela y Tyra le toma el pelo con un cowboy. Supongo que es como si a mí me engañasen con un torero… Ufff… La relación de estos dos parecía condenada al fracaso desde el principio, porque básicamente se nos antojaba que sus cimientos se anclaban en el asesinato del acosador de Tyra. Pero luego nos dimos cuenta de que no era así, de que a Tyra realmente le gustaba estar con Landry. Aunque quizá no tanto como para mantener una relación… No creo que sea culpa de ninguno de los dos. ¿O me diréis que no se veía venir que al final la rubia volaría? Para mí el gran error de Landry fue no quedarse al lado de Jean, la chica del final de la segunda, ¿recordáis? Se entendían de maravilla y se gustaban mutuamente. Si Tyra apareció fue porque no toleraba que una chica menos explosiva que ella (aunque quizá más guapa) le robara a su presa. En cualquier caso, la culpa no es de Tyra, ni de Landry. Y por cierto, qué gran discusión a las puertas del bar. Parecían un par de divorciados…

Landry vs. Tyra... fight!Landry vs. Tyra… fight!

Para cerrar el tema Tyra: me ha encantado la manera en que enfoca a su nuevo objetivo… desde la grada, con cara de eres mi próximo reto, y después en el bar, con la música de fondo que enlaza a la perfección con la intro. Mágico…

Dejemos a la rubia para pasar a Buddy Garrity, que ha vuelto a sufrir una metamorfosis. Hemos visto a un Buddy hombre de negocios (con sus coches), a un Buddy generoso (acogiendo a Santiago), a un Buddy plañidera (cuando su mujer le echó de casa)… ahora hemos saltado al Buddy mafias. Que sí, que siempre lo había sido, pero no tanto como ahora… Su insistencia en el Jumbotron ha roto la paciencia y los nervios de Tami. La reacción de ésta ante la presión de Buddy, mezclado con la presión de todos sobre Eric, han hecho que este capítulo sea especial para la pareja. Luego lo comentamos, ahora vamos a cerrar el tema Buddy: enhorabuena, tío, has logrado el Jumbotron. Tus partidos de golf te ha costado, sí. Ah, y por cierto, tendrás que acoger no sé qué acto benéfico en tu concesionario. Garrity 1, Tami 1…

Los Taylor. Una de las cinco o diez mejores parejas de la historia de la televisión, sin duda. ¿Qué tienen de especial? No lo sé, pero cada vez me quedo más embobado cuando salen en pantalla. La escena del coche, la de luego en el bar, la de después en el dormitorio… son todas perfectas en cuanto a guión, interpretación y trabajo de cámara. No quiero pensar en la serie sin alguno de ellos dos. Me quedo con una frase de Tami hacia Eric: “You are a teacher first, and you are a molder of men”. Le viene a decir que se toma su trabajo como entrenador no sólo desde el punto de vista deportivo, sino también como educador. De ahí el dilema entre Matt Saracen y JD McCoy…

Matt vs. JD... fight!Matt vs. JD… fight!

En esa frase de Tami, y en cómo la expresa, hay mucho del carácter de ella: admira a su marido y busca darle ánimos desde la razón, argumentando. Después veremos como Eric hace más o menos lo mismo, pero a su manera: cuando Tami se da cuenta de que será imposible lograr frenar el proyecto Jumbotron y está afectada por ello, el comentario de Eric es éste: “Tú tienes razón, ellos se equivocan. Punto.” Menos argumentado, pero igualmente válido. ¡Bien por Taylor! Por cierto: sabed que mi próxima carta a los Reyes Magos incluirá una Tami en el paquete… ¿me la traerán?

Vayamos cerrando con el otro gran hello: Shelby Saracen, o Cassidy para los fans de Lost. La madre de Matt, para entendernos. El quarterback sigue remando contra corriente en su mundo particular. Su abuela no es fácil, el puesto en el equipo peligra, la relación con Julie no acaba de volver a arrancar… Así que la llegada de su madre, de la que nunca supimos nada, puede suponer un balón de oxígeno. Yo aviso desde ya que no me gusta nada esta mujer, creo que a Matt le va a hacer más daño que bien. Veremos…

En resumen: un muy buen capítulo, especialmente ese cierre con Smash yendo a despedirse del coach, y a darle las gracias por el apoyo (¿soy el único que esperaba una referencia paterna en esa escena?), y magnífica escena la última. Smash, Riggins, Saracen y Landry en el campo, con unas birras, cómo no, echándose los últimos pases del mejor jugador de los Panthers en la que ha sido su cuna. Goodby, Smash


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »