Review FF: A561984

Flash Forward

Último capítulo del año para FlashForward. El más firme candidato a estreno del año (o al menos eso decían las apuestas) ha tenido que llegar hasta su mid-season finale para ofrecernos un capítulo interesante de principio a fin, sin desvíos ni rodeos. Y es que, más allá de los malabares del piloto, FF nos estaba dejando un sabor algo amargo en la boca, por dos motivos. Uno, la insistencia en abrir frentes y no cerrarlos, o ni tan siquiera mencionarlos más. El caso más claro lo tenemos todos en la cabeza: ¿por qué narices Benford no le pregunta a su hija cómo es que sabe cosas sobre D. Gibbons? Dos, el discutible trabajo de algunos de los actores, con el propio protagonista al frente. Pues bien, en esta décima etapa la serie resuelve el primero de estos dos motivos, y lo hace a través de 40 minutos en los que la trama ha avanzado casi más que en el resto de la temporada. ¡Bravo por FF!

Por si a alguien no le ha quedado claro, y sobre todo, por si a alguien no le queda claro aún después de leerse todo el tostón de la review, voy a decirlo ya: gran capítulo de FlashForward. Seguramente es el mejor de la serie hasta ahora, aunque a los pilotos siempre hay que darles de comer aparte. ¿Por qué es tan bueno este 1×10? Sencillo: por fin da la sensación de que la serie se centra, de que puede dejar de ser una burda sucesión de cliffhangers desperdigados. En A561984 hemos podido asomarnos por encima de la valla, como si la serie viviera en la casa del vecino, y sacando tímidamente la cabeza hemos logrado ver la panorámica completa, identificar los bandos.

No hay una descripción disponibleA561984, toma uno: ¿qué narices querrá decir?

Bandos, vamos a repasarlos. Hasta ahora creíamos que el malo de la película, el causante del GBO (general blackout) era Simon. Ahora sabemos que no es tan sencillo, que hay un malo aún más maloso que Simon, y es D. Gibbons. Simon simplemente trabaja junto a Simcoe y el tal Gordon Myhill (al que conocimos hace dos capítulos) en NLAP (Proyecto Nacional del Acelerador Lineal), con unas cosas feas y malolientes (¿?) encuadradas dentro del programa Plasma-Wakefield. Perfectamente ininteligible, sí señor. NLAP, a través de Simcoe, acepta la responsabilidad del GBO, aunque por lo que se nos da a entender esto no es así, sino que el verdadero responsable es Gibbons.

¿Dónde está Gibbons? Pues con la señora hongkonesa, que al principio del capítulo está mirando la tele en un despacho que-te-cagas, bellamente decorado con un mosaico como el de Benford. En él vemos una foto de Demetri y la extraña combinación de letras y números que dan nombre al capítulo: A561984. Luego iremos a eso. De momento aclaremos que la señora no es hongkonesa sino iraní, y que se llama Nhadra Udaya. De modo que ahora tenemos a Nhadra y Gibbons por un lado, y a los chicos-NLAP por el otro. Los dos grupos parecen tener la capacidad para crear un GBO. De todos ellos, el que más dudas me genera es Simon Campos. Vale, ha empezado a colaborar con el FBI, y es verdad que lo veo más en el papel de científico ambicioso que de criminal, pero no es trigo limpio. Seguro que lo vemos tan ansioso por demostrar que es intelectualmente superior a D. Gibbons que la liará. Por cierto… ¿tiene que tocarse la corbata en cada escena?

De modo que la NLAP asume las culpas, y empieza la búsqueda de Simcoe, Campos y compañía. Muy fuerte, por cierto, la reacción de la periodista que empieza a disparar. Por lo menos se desmarca de la clásica imagen de la nube de periodistas pescaderos (con perdón para el gremio de los pescaderos, que sin duda merece más respeto que el de los periodistas…) que gritan como locos intentando preguntar algo. No, oiga, yo no quiero preguntar, sólo pretendo meterle una bala en la cabeza…

No hay una descripción disponible¡Por fin! D. Gibbons enseña la patita

Más bandos. Hablemos de Benford y Noh. El dúo sacapuntas se va a Hong Kong a buscar a la señora que llamó a Demetri. No quiero rajar, pero no me queda más remedio. Dos agentes del FBI que hacen lo que les da la real gana día sí y día también; que son interceptados por otro de la CIA, pero pasa de detenerlos; que son capaces de encontrar a una señora de la que ni conocen la cara en una ciudad de siete millones de personas, repito, siete millones de personas; que casualmente, entienden persa; pero que después de tanta exhibición de poderes y saberes no son capaces de pensar que el arma con la que presuntamente se asesinará a Noh, la famosa pistola de número de serie A561984, no tiene por qué empuñarla Benford. En serio, es lamentable. Escenas como la de la agente de la NSA (cuando obtienen la grabación de la llamada) dan vergüenza ajena.

A todo esto, Mark se queda fuera del FBI. Una situación que no creo que dure demasiado, la verdad. Seguro que recupera la placa rápidamente. Necesita su trabajo, porque como esté mucho por casa acabará cometiendo una barbaridad. Lo digo porque me veo que por allí estará el hijo de Simcoe, Dylan, que se ha quedado huérfano tras el secuestro de su padre. Lloyd, con la ayuda de Olivia, parecía poder alejarse del foco público, refugiándose en un hospital más privado, pero acaba metido en una falsa ambulancia. ¿De quién es obra el secuestro? ¿De la NLAP, para impedir que hable más? ¿Del bando de Gibbons? Por cierto… al principio me preguntaba el por qué de ese cambio de actitud de Olivia, que decide ayudar a Lloyd con el traslado. Está claro que es para echar al niño, y al padre, de su vida… pero ni así lo logra. Pobre Penny. Ahora le cogerá cariño al niño y ya verás tú la que se lía. Ya estoy viendo la cara de gastroenteritis de Mark… A todo esto, Bryce sigue buscando a su amor japonés, y Nicole le ayuda. ¿Para cuándo un poco de tomate entre estos dos?

No hay una descripción disponibleA561984, el arma que nos librará de Noh

¿Y Zoey? La prometida de Demetri me ha dejado a cuadros… Resulta que se da cuenta de que lo que vio en el flash no era su boda, sino el funeral de Noh. De ahí que sus suegros no quieran saber demasiado del tema. Mi pregunta es… ¿cómo puede ser que ella no se haya dado cuenta? Si Benford sabía que estaba borracho, si Bryce y Olivia sienten amor / cariño durantes sus flashes… ¿cómo es posible que Zoey confunda una boda con un funeral? Quizá no hayamos dado carpetazo a esta historia…

Lo dicho: un muy buen capítulo para Flash Forward. Resuelto el problema de la diversidad de tramas, encauzado el guión de la serie hacia un único fin, el único mal de la serie ahora es el poco, escaso o nulo carisma de Benford y Noh. Siento ser pesado con esto, pero me da especial rabia la pareja protagonista, y sobre todo me joroba que lastren tanto la serie ahora que, en mi opinón, empieza a arrancar. Las escenas del FBI dan repelús, y sólo salvaría a Janis (quien por cierto ya está camino de un banco de esperma… muy bueno cuando se declara supergay) de la mediocridad general entre los agentes. En el otro lado de la balanza coloco a Gibbons (los malos que juegan al ajedrez me encantan), a un Simcoe que nos dará grandes momentos, y a un Dominic Monaghan que, creo, no está a gusto en su papel, pero cuyo personaje puede dar mucho juego, moviéndose siempre a medio camino entre los buenos y los malos. Y a ti, ¿qué te ha parecido este 1×10?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review FF: A561984
Valoración

Categorías: Flash Forward Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »