Review Fargo: The Principle of Restricted Choice

Una semana más la hora se me pega (tenéis razón) pero aquí llega nuestra ración de nieve en plena primavera. Un viajecito a Minnesota, donde empiezan a suceder cada vez más cosas, o no… Bienvenidos a Fargo.

Empezamos el capítulo acompañando a Gloria, que no puede dormir pensando en Ennis y en lo sucedido. Esto hace que se levante de la cama y revise la caja. Dentro, hay libros de ciencia ficción, el artículo de un periódico sobre el escritor de los libros (llamado Thaddeus Mobley) y la foto firmada de una mujer: Vivian Lord. Danny, el ayudante de Gloria va a verla porque el nuevo jefe quiere reunirse con el departamento: ellos dos. Nos revelan que Ennis murió porque le cerraron la boca y la nariz con pegamento, así que a Gloria no le hace falta ir a la autopsia. Intenta hablar con Ron, pero la cobertura no se lo permite. Danny le informa que han preguntado por las tiendas, y parece ser que en la gasolinera han dado con un testigo.

(Abro un pequeño inciso sobre un detalle que quizá tenga importancia: ¿Por qué Gloria no puede abrir las puertas automáticas? Sabemos que tiene alma y es una persona real, pero parece algo muy recalcado para ser una mera anécdota, ¿no?)

Emmit y Sy van a ver a Irv, su abogado, contándole todo el asunto de Varga, pidiéndole el favor de que lo investigue en nombre de ellos, pero Irv se niega para no verse envuelto en temas ilegales como blanqueo de dinero, recomendando a los dos que hagan lo mismo por si acaso. A pesar de todo, acaba cediendo y encargándose de la tarea.

Mientras emprenden el camino de vuelta, Emmit pregunta a Sy si fue muy duro con su hermano Ray, pero su mano derecha le replica que siempre es un blando con él, porque no es la primera vez que Ray hace lo mismo. Emmit no lo tiene claro, e incluso se plantea entregar el sello a su hermano, pero Sy le hace ver que en realidad lo que quiere Ray es llamar la atención, y no busca el sello, si no su vida y el éxito que ha conseguido a lo largo de los años.
Mientras esta conversación sucede en el coche, Irv (con mucha torpeza y gran ayuda de su secretaria, Deb) decide comenzar su investigación como lo haríamos cualquiera de nosotros: buscando en Google el nombre de Varga. Sólo aparece un enlace, en el que dentro hay un link. Pincha en dicho link, y la pantalla se apaga al instante, se activa la cámara interna, toma una foto y el ordenador se apaga por completo. Deb comprueba el suyo antes esta extrañeza, el cual tampoco funciona…

Hablando del rey de Roma, Varga, conduce un coche seguido por un enorme camión con la intención de entrar en uno de los aparcamientos de la empresa de Stussy. Tras una inútil conversación con el encargado de seguridad, consigue pasar, dejándonos ver por un momento a los conductores, que a pesar del frio… ¿llevan deportivas? El guardia avisa a Sy, que informa a Emmit enseguida (Es curioso el detalle de que lea en el periódico la noticia de la muerte de Ennis y no ate cabos con su persona). No sabe de qué aparcamiento se trata, pero el temor se apodera de él y dice que lo mejor es ir a ver lo que lleva el camión. Sy, siguiendo el consejo de Irv, prefiere mantenerse cauteloso para poder negarlo en caso de que les acusen de algo, a lo que Emmit le da la razón, quedándose ambos en el despacho.

Nos muestran la “comisaria” de Eden Valley (en realidad: biblioteca de Eden Valley), Gloria y Donny se reúnen con el nuevo jefe. Este se extraña de que no sea una auténtica comisaria y que no tenga ni un solo calabozo. Tampoco hay ordenadores, algo que le sorprende (y a todos, me imagino), a lo que Donny responde que Gloria prefiere hacer las cosas a la antigua usanza y usar los archivos. La conversación no se dirige por donde Gloria preferiría, y se excusa con la necesidad de interrogar al testigo para irse de ahí, pero consigue engañar al jefe: entiende que este de luto por Ennis pero, la conversación deben acabarla otro día, y le obligará a coger unos días de duelo obligatorios.
En la gasolinera, el tendero cuenta a Gloria que el hombre era ruso. Algo totalmente falso, y que parece esconder cierto deje racista. Le narra todo el episodio con LeFay y, tras comprobar el listín telefónico para ver que realmente buscaba la dirección de Ennis, Gloria se lo lleva como prueba.

Menos suerte tiene Ray (que detalle dejarnos saber por fin algo de nuestros asesinos después de medio capítulo), al que las ratas se han comido su cable del ordenador. Entra en la oficina de su jefe, para consultar lo que dicen los informes de LeFay (muerte accidental), mientras que el jefe le pregunta si sigue saliendo con Nikki (su relación no es tan secreta como parece), con la que, no puede negar, que le gustaría acostarse también. Ray no le hace caso y dice que LeFay ha fallado el test y no aparece por ningún lado. El jefe le dice que ponga una orden de búsqueda y arreglado.
Por su parte, Nikki tiene otra preocupación: el patrocinador de bridge. Ray le hace notar su preocupación por LeFay, lo que trae como resultado un par de bofetones por parte de su novia, que intenta desbloquear su “chi”. Está preocupado porque nunca había matado a nadie, pero Nikki le resta preocupación poniéndose mimosa con él: está todo controlado para que nunca les cojan, aunque le dice a Ray que no intente nada para celebrarlo porque esta menstruando (no penséis que es un detalle más, todo tiene su por qué). Es evidente la manipulación que ejerce sobre Ray, pero este está enamorado y no es capaz de verlo. Sigue bloqueado, algo que no entra en los planes de Nikki, que sólo ve una posible solución: robar ellos el sello para que dejen atrás las disputas familiares. Es eso o hacer las paces con borrón y cuenta nueva. La decisión está en manos de Ray.

Decisión que no tardamos en conocer: Ray aparece en casa de Emmit con intención de disculparse, aunque enseguida vemos la verdad. Mientras Ray finge disculparse con Emmit, Nikki entra en casa para hacerse con el sello. Donde este solía estar, ahora se encuentra expuesta la imagen de un burro, lo que enfada a Nikki. Esta abre la mesa y encuentra recibos de las cajas de seguridad, por lo que decide dejarle un mensaje muy claro y directo: con su tampón manchado deja un mensaje en el cuadro (¿Quién es el imbécil ahora?) dejándolo al acabar dentro del cajón abierto.

Al mismo tiempo que Nikki deja su mensaje, Irv entra al garaje y un chico habla con él, preguntándole si quería saber quién era Varga, lo que acaba con Irv cayendo desde lo alto del garaje con ayuda de un segundo individuo con deportivas: los matones de Varga.
Lejos de la casa, Ray se siente mejor al haberse disculpado con Emmit, y siente que han hablado de corazón y lo han arreglado, pero Nikki le cuenta lo que ha visto. Está enfadada le dice que no ganara más asaltos y que no podrá con los dos juntos, algo que Ray no es capaz de asumir aún. Suenan sirenas (costumbre ya de esta pareja) y Nikki le insta para que se vayan, porque no le ha contado sobre el mensaje que ha dejado a su hermano.
Emmit, por su parte, se siente traicionado y le da toda la razón a Sy. Este le dice que su hermano está ya acabado y que no volverá a saber de él y, si supieran, llamarían a la policía para contar la aventura que tiene con Nikki. Pero, ¿dónde está el sello en realidad? El sello está arreglándose porque el marco se rompió la semana pasada.
(Permitidme otro inciso que descuidé en la review anterior. No es la primera vez que el tema de Sísifo aparece en la serie: el capítulo 3 de la segunda temporada tenía por título “The Myth of Sisifus”, por lo que parece que es tema recurrente. Buscaré más referencias en las temporadas sobre este mito y todo lo que conlleva.)
La conversación es interrumpida por el teléfono: Deb le dice a Emmit que Irv ha saltado del garaje.

En la funeraria, Gloria y Nathan intentan cerrar los trámites para enterrar a Ennis. Hablando con el empleado, descubrimos más detalles sobre la vida del anciano: nadie le conocía bien y no era una persona de trato agradable, por lo que no hay muchas pistas a seguir son limitadas. Sólo se sabe que llego a Eden Valley en el 80 y se casó con la madre de Gloria en el 82. Y tampoco sabe nada del nombre de Thaddeus Mobley.

Ray terminar de desayunar, cuando recibe una visita de Sy. Este le dice que se olvide de hablar con su hermano nunca más, ya que no va a volver a pasar mientras pueda impedirlo. Ray le dice que es sólo un chico de los recados y que no puede hacer nada para evitarlo. Sy extiende un billete ante Ray, diciendo que será el último dólar que recibirá de su hermano. Se marcha, acompañado de una peineta por parte de Ray. En el aparcamiento, Sy da marcha atrás en su 4×4, estrellándose con el Corvette, acción que repite con ganas antes de irse del todo, enseñando una peineta a Ray.

El misterioso Varga llega a la oficina de Emmit, sorprendiendo a este. Varga va acompañado de sus matones y tiene intención de enseñarles la que será, desde ese instante, su nueva oficina, algo que Emmit intenta evitar sin resultado. Los ascensores permiten el paso a un sinfín de trabajadores cargados con carros llenos de cajas con ficheros y archivos.

Sy llega y, los tres, pasan al despacho para hablar. Varga les comunica que ahora son socios, y no hay solución posible para cambiarlo. Les cuenta las tres cosas que le gustan del negocio de los aparcamientos: se paga al contado, no se usa la tecnología y los ingresos son imposibles de verificar al no saber cuántos coches se aparcan, donde, o por cuánto tiempo. Sy intenta replicarle hablándole de los libros de cuentas que llevan, pero Varga ya ha pensado en una solución: comprarán más aparcamientos, más bloques, o negocios. Eso nunca será un problema, cuando acaben serán billonarios. Al menos, sobre el papel. En su ausencia, Yuri (¿tendrá relación con el Yuri Gurka del primer capítulo?) y Meemo, sus matones, se encargaran de todo. Y antes de irse, les dice que siente mucho lo de Irv, algo que podía haberse evitado de no curiosear sobre quien no debía.

Sinceramente, en mi opinión, no estamos avanzando nada esta temporada. Ya se que sólo han sido un par de capítulos, pero este segundo no ha cambiado prácticamente nada respecto a lo que sabíamos en el primero: Ennis tenía un secreto, Ray y Emmit no van a hacer las paces, Varga es muy peligroso, Nikki lo tiene todo controlado y le gusta el bridge… Creo que se están abriendo muchas historias, pero que no llegan a estar relacionadas o no terminan de arrancar de verdad.

Otro problema que veo es el de los finales. No se vosotros, pero cuando acababa un capítulo las temporadas anteriores, me pasaba toda la semana elucubrando que pasaría hasta el siguiente capítulo. Y esta temporada no está sucediendo nada parecido: los capítulos han terminado sin misterio alguno, sólo un mero trámite hasta el siguiente. Quiero confiar en que la temporada remontará y volverá a los niveles de asombro de los que venía, y ojalá sea pronto para beneficio de todos…

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Fargo: The Principle of Restricted Choice
4.6 (92%) 20 votes

Categorías: Fargo Reviews Etiquetas: , , ,

3 comentarios

  1. KDWL

    Lo de las puertas puede ser un guiño a The Leftovers, donde su personaje Nora en un episodio de la tercera temporada, también experimenta problemas con ciertos artefactos tecnológicos.

    • franky

      justo he pensado eso!!! jajajaja, si es así , vaya pasada! si que se llevan bien los guionistas de las distintas cadenas!! Guiñazo , y no se , ver a esta actriz en dos series, a la vez, como que no…nose
      Y si, después d dos temporadones, que dejaron el nivel muy alto, pues este, como si que le está costando, y eso de que cayera un aparato de Aire Acondicionao desde el piso…etc , en nevada minessota no era mal arranque!!!
      pero seguro que nos van a sorprender !
      gracias todoseries and pako silva

  2. sofi

    Esperemos que con los siguientes capítulos termine de despuntar la historia, pues solo tiene diez capítulos y no se puede estar perdiendo el tiempo así como así.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »