Review Fargo: The Law of Vacant Places

El viaje comienza paseando por el interior de una radio. Sí, sí, una radio. El lugar: Berlín, 1988. Un policía termina de comer una tableta de chocolate. Se busca a Yuri Gurka por el asesinato de su novia. No, no os habéis equivocado. Esto es Fargo…

Hay un sospechoso que responde al nombre de Jakob Ungerleider y vive en la misma dirección de Gurka. Jakob niega todas las acusaciones, diciendo que es mera coincidencia, ante un policía que no le cree en absoluto y que es la viva imagen de la entereza. Es entonces cuando la perspectiva cambia, y vemos más de Jakob: su ropa está manchada de arena y agua. Un detalle sin importancia, de no ser porque la novia de Gurka ha sido ahogada en un río. Jakob comienza a ponerse nervioso, pero la cámara no le presta atención. La cámara nos enseña lo que debemos ver. Se centra más en el cuadro al fondo del despacho: un paisaje nevado, que nos conduce a un mensaje que ya conocemos:

Esta es una historia verdadera. Los hechos descritos ocurrieron en Minnesota en el 2010. A petición de los supervivientes, los nombres se han cambiado. Por respeto a los muertos, el resto se cuenta exactamente como ocurrió.

Podéis olvidaros de Gurka por ahora, lo que habéis visto hasta nada tiene que ver con la historia que nos importa.

Nuestra primera parada (en realidad) es una casa donde se sucede una celebración, pero nada es lo que parece. Dentro encontramos, en una escena similar a El Padrino (celebración, negocios ilegales) sólo que quien recibe es Emmit Stussy, un extrovertido empresario inmobiliario, que busca cerrar un negocio con un tal Ehrmantraut, (no, no es ese Ehrmantraut. No se trata de nuestro querido Mike) con ayuda de su ¿secretario/amigo/socio? Sy. Emmit y Sy llevan trabajando juntos mucho tiempo y se percibe en su relación.

Una vez nos apartamos de los negocios, vemos que se trata del veinticinco aniversario de Emmit con su mujer. Entre los invitados aparece una cara muy familiar, semejante a la de Emmit. Bueno, semejante no. Idéntica. Se trata de su hermano Ray, que viene acompañado de su novia Nikki. Sy le concede cinco minutos con Emmit. La intención de Ray es que su hermano le preste dinero para comprar un anillo y poder casarse con Nikki. (Haré un inciso para detenerme en la siempre estupenda interpretación de Ewan McGregor. No sólo elimina su acento inglés sino que además consigue crear dos personajes diferentes sin importar que lo mucho que se parezcan físicamente.) Dentro de la mente de Ray, vemos que conoció a Nikki en el trabajo: es agente de la condicional, y Nikki es una de las personas bajo su cargo. Pero Emmit y Sy rompen el sueño de Ray, ya que parece ser que le llevan prestando dinero de manera continua y no tienen intención de hacerlo más.

Pero no penséis que el dinero es el motivo de la pelea entre estos dos hermanos. Nuestro mcguffin es otro: un sello. (Es destacable que el sello tenga representada la imagen de Sísifo. Quizá el castigo eterno sea uno de los pilares de la temporada.) Por lo visto, el padre de ambos tenía una colección de sellos, que al fallecer, no dejo claro quien la heredaría. Según cuenta Ray, Emmit le manipuló sabiendo el valor de los sellos (una fortuna parece ser) y convenciéndole para que eligiera el otro artículo de la herencia (suena a subasta, lo sé): un Corvette (totalmente destartalado ahora mismo). Supongo que la versión real no será ni la de Emmit ni la de Ray. O si, y uno de los dos miente.

En el Corvette, al salir de la fiesta, y gracias a una conversación descubrimos más cosas de Ray y Nikki: salen en secreto debido al trabajo de Ray, y la mayor pasión de Nikki resulta ser el bridge (sí, sí, el juego de cartas), juego del que quiere convertirse en profesional y conseguir patrocinio para dedicarse a ello por entero. Parecen complementarse bien, pero quien sabe… Y por fin, Hawley decide recordarnos que esto es Fargo y nos introduce los créditos del capítulo.

Es momento de conocer a otros protagonistas de la temporada: Ennis y su nieto, Nathan, que trabajan juntos en la tienda de Ennis, donde cada uno deja ver sus aficiones: Nathan y los videojuegos, y Ennis con el alcohol. Por allí pasa la hijastra de Ennis y madre de Nathan, Gloria, que además es la jefa de policía de la ciudad. Quedan para cenar y se lleva a Nathan a casa, dejando a Ennis siestear tranquilo.

Lo siguiente que vemos es el día a día de Ray, entrevistándose con aquellos que tienen que estar tutelados por él. Y el primer paso para ello es un test de orina, por lo que Ray se pasa gran parte del día metido en un baño esperando a que cada tutelado entregue su bote correspondiente. Normal que quiera dar un giro a su vida, viendo lo triste que está siendo esta. Toda la escena de Ray en los lavabos podría ser anecdótica, de no ser porque una de las personas a su cargo ha fallado el test: Maurice LeFay, un fumador de porros que se dedica al robo. Ray aparece con la intención de borrar el fallo en el test de LeFay a cambio de que robe algo para Ray. Si, es lo que pensáis: el sello que Emmit guarda en su casa.

Hablando de Emmit, este recibe una llamada en casa. Una llamada que esperaba, en relación a los negocios que vimos al principio. Tiene a alguien esperando en su despacho. Antes de salir de casa, su mujer le dice que no salga en zapatillas. (¿Tendrá algo que ver el plano de las zapatillas de Emmit con el que ya hemos visto al principio de las zapatillas de Jakob? Quizá sólo es casualidad, aunque se parecen mucho. Pero el parecido que yo he sacado es con el gorro que llevaba Martin Freeman en la primera temporada.) Cuando llega al despacho, Sy le espera allí, y ambos se reúnen con el silencioso y contenido V.M. Varga. El negocio que tiene pendiente es un préstamo que solicitaron en una época de crisis y que les concedió el jefe de Varga, préstamo que ya pueden devolver. Varga les informa que lo que pensaban que era un préstamo, es, en realidad, una inversión. Prestaron el dinero, pero no a ciegas, han investigado a fondo la empresa inmobiliaria durante un año, y les gusta para sus negocios. No se aceptan preguntas ni quejas ya, harán más inversiones en la empresa de Emmit y les pide que actualicen el sistema informático, porque ya están monitoreando los movimientos y quieren estar al corriente de todo por si intentan engañarles.

LeFay (siempre con su canuto en la boca) va quejándose, durante el camino a realizar el encargo, por teléfono de todo, principalmente de Ray. En un momento que quería tirar el canuto por la ventana, no se da cuenta que está cerrada y se le cae encima, lo que hace que comience a dar volantazos para no quemarse. Abre la ventanilla y la hoja con la dirección de Emmit sale volando. LeFay la busca entre la nieve, pero sin éxito. De todas formas, abandona la búsqueda creyendo que recuerda la dirección, aunque no es así: afirma que “Midnight Lane” es “Maiden Lane” y “Eden Valley” lo que en realidad es “Eden Prairie”. Para en una gasolinera para comprobar direcciones y encontrando la que piensa adecuada continúa conduciendo hacia allí.

En casa de Ennis, Gloria y Nathan cenan con él para celebrar el cumpleaños de este último. Ennis regala a Nathan una maqueta, en recuerdo de cuando pasaban más momentos juntos. Y la familia nos regala más contexto a nuestra historia: Gloria está divorciada, su ex sale con un hombre (a quien Nathan no sabe como etiquetar aún, y a quien Ennis no le hace nada de gracia.), y el departamento de policía se plantea anexionarse con la policía del condado, lo que la dejará al mando igualmente, pero con un cargo menor. Tras el postre se marchan y vuelven a casa envueltos en la oscuridad.
El foco se pone de nuevo en la pareja Swango y Stussy, o Nikki y Ray, estos participan en una velada de bridge, aunque Ray parece estar nervioso sin saber de LeFay. Este llega a la dirección que le indicaba el listín, pero… Espera, ¿no hemos visto ya esta casa? Ah, olvidé deciros el apellido de Ennis: STUSSY. (Otra equivocación de LeFay)

En el camino, Nathan descubre que se ha dejado la maqueta en casa de Ennis y convence a Gloria para volver. Cuando llegan allí, Gloria descubre la puerta abierta y todo revuelto (obviamente, se pone en lo peor). En la cocina, Ennis está sentado con un disparo en el pecho. En la mesa, la maqueta. Hijastra y nieto le descubren así casi a la vez. Aunque no hay tiempo para llorar: hay alguien arriba. Gloria mete a Nathan en el coche, y le dice que espere ahí. Saca la escopeta del maletero y registra toda la casa. En el despacho de Ennis, todo está revuelto. Caminando hacia el escritorio, Gloria descubre, en el suelo, unos tablones sueltos bajo la alfombra. Bajo estos, descubre una caja donde hay unos libros, y uno de ellos tiene en la portada un dibujo igual que el de la maqueta que Ennis regaló a Nathan. Este, al final, se va con su padre (y su pareja) para que su madre trabaje comodamente investigando lo que ha pasado.

De nuevo nos encontramos con Ray y Nikki, que vuelven de la competición como terceros clasificados, y van a celebrarlo en casa de Nikki dándose un baño, pero son interrumpidos por LeFay (que les ha seguido hasta allí). Le cuenta a Ray todo lo que ha sucedido en casa de Ennis, dándole unos sellos que ha encontrado allí. Nikki no entiende nada, pero su novio le explica que todo lo ha organizado por ella, para poder comprarle un anillo y, a Nikki, eso le parece un gesto muy romántico. Ray se enfada con LeFay por todos sus errores (Ray, sinceramente, ¿qué esperabas al hacer el encargo a semejante personaje?), pero LeFay está harto de tragar: saca una pistola y amenaza a Ray con chivarse a la policía si no le paga cinco mil dólares. Nikki sale de la bañera para distraer a LeFay y que Ray le quite la pistola, pero no lo consigue. LeFay se marcha, y Nikki sale corriendo de la bañera con Ray detrás. No para de contar segundos mientras va quitando la protección del aire acondicionado, lanzándolo sobre LeFay (con ayuda de Ray) y matándolo en el acto. Después llama a la policía y le dice a Ray que se vaya de su casa porque lo tiene todo controlado: LeFay es uno de sus tutelados porque lo que no puede estar ahí, el piso está alquilado con un carnet falso, y ya puso una reclamación al casero por problemas en el aire acondicionado. En principio parece un plan perfecto pero, ¿para qué o para quién lo reservaba? Sólo falta que Ray queme los sellos y desaparezca de la casa.

Y con las sirenas acercándose a casa de Nikki, dejamos Minnesota y el primer capítulo de esta nueva temporada de Fargo. Personalmente, creo que no es uno de los mejores capítulos de la serie, y no parece dar una vuelta de tuerca al género como hicieron las temporadas anteriores. Es verdad que aún es pronto para juzgar, pero he sentido que faltaba algo durante todo el capítulo. Es verdad que el trabajo de los actores es una maravilla (y uno de los puntos fuertes de la serie), pero la historia por ahora no ha presentado nada diferente (de hecho me estaba recordando demasiado a la película original). Más adelante, también intentaré hablar sobre la música que envuelve cada capítulo, que es otro de los grandes aciertos. De todas formas, sabemos que Hawley suele ser sinónimo de calidad, por lo que esperaremos un poco para juzgar la temporada. Ojalá que la comedia, los equívocos, y la mala leche vuelvan a apoderarse de las pantallas para que las letras de Fargo vuelvan a brillar con fuerza.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Fargo: The Law of Vacant Places
4.8 (95.2%) 25 votes

Categorías: Fargo Reviews Etiquetas: , , ,

4 comentarios

  1. Ricardo

    Uf a mí me ha parecido el mejor inicio de temporada de la serie. Todos los personajes espléndidos y las actuaciones aún más. V.M. Varga es el que más se ha lucido, que manera de imponer en un par de minutos.

  2. Ricardo

    Deberían poder actualizarse los comentarios al instante. Le resta mucho a la página no poder debatir. Y se nota por la poca cantidad de comentarios que está teniendo TodoSeries.

  3. suarez_bcn

    Coincido en que no me ha parecido el mejor inicio de la serie, y menos aún después de ver el segundo. He leído en otras reviews, y estoy de acuerdo, que en Fargo siempre aparecen las fuerzas de la naturaleza/universo relacionadas con crímenes cometidos por personajes de pequeños pueblos, aquí aún no ha sucedido nada de ésto. Los personajes aunque bien interpretados creo que carecen del carisma de anteriores temporadas. Esperemos que Hawley lo tenga bien escrito y la temporada vaya de menos a más.

  4. sofi

    Me encanta ver a Ewan Mc Gregor haciendo dos personajes, tan disímiles entre sí. La música muy buena y espero que puedas poner los títulos de las canciones, por que no las conozco, pero si me han gustado.
    Esperemos que el segundo capítulo se ponga más interesante.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »