Review Fargo: Aporia

Nunca sabes en qué momento tu mundo va a dar un giro de 180 grados, y menos aún si podrás recuperar el rumbo para estabilizarlo. Los dos lados de la ley sufren un gran momento de incertidumbre. ¿Lograrán superarlo? Bienvenidos a Fargo.

Típica manera de empezar mal el día: te dejan el periódico y un aspersor lo empapa (¿Qué tipo de personas ponen aspersores en el paisaje de Minnesota?). Una vez dentro, el hombre desconocido no se da cuenta de que ha dejado pasar a alguien más (Meemo) y sigue con sus cosas hasta que es asesinado por el intruso. Tras este acto de violencia gratuita, descubrimos el por qué en el nombre que viene en el periódico: Marvin Stussy (además también de St. Cloud).

Tras mucha espera por parte de Emmit, el momento que esperaba (y nosotros desde el final del capítulo anterior) ha llegado. Es momento de confesar. Antes de nada, quiere subrayar una cosa: él actúa como su propio abogado, no deben creer a nadie que diga representarle o algo semejante. Habla de cómo engañó a Ray, aunque para él no llegaba a ser un engaño ya que de tanto mentirse su cabeza le decía que era la verdad. Cuenta como le convenció para cambiar los sellos por el coche, como este sería una opción mejor para un adolescente sin relaciones ni novias, en lugar de unos sellos. Nos cuenta como su padre falleció en un abrir y cerrar de ojos, sin esperarlo y sin entenderse nada (algo que si vives de primera mano es perfectamente entendible, doy fe). Pero la culpa ha calado muy hondo en Emmit que confiesa que siente que ha matado a Ray durante años, poniéndole el sello delante, con su éxito, con todo lo que hizo bien y Ray no. Narra a Gloria el suceso en casa de Ray y como, a pesar de ser algo involuntario, acabó matando a su hermano dejándolo morir desangrado.

Varga tiene un plan y, a simple vista, parece ser que está buscando a un Stussy para que firme los documentos que Emmit dejó pendientes. Meemo propone organizar un plan para sacar al Stussy que buscan de la comisaría, pero Varga prefiere seguir hacia delante y olvidarse de Emmit. Los villanos se separan por los vehículos, quedando Meemo como conductor del camión. No hay percance ninguno hasta la parada ante un semáforo. Cerca de este hay un bar, y ante el camión pasa una pareja abrazada, Meemo se distrae cuando un fuerte golpe destroza el cristal del copiloto. Vemos a Nikki con una palanca en la mano y retirando la anilla de una granada que introduce en la cabina. Meemo y su compañero salen corriendo del lugar para salvarse. Esto es aprovechado por Wrench para salir de su escondite y frenar a golpe de ametralladora a la escolta del camión. Una vez ha cundido el caos, Nikki monta en el camión, junto a Wrench, y se lo lleva dejando asombrado a Meemo, que sujeta la “granada” (un pisapapeles) mientras ve como se marchan.

Aparcan el camión en un desguace y allí entran buscando algo que, al parecer, está dentro de un maletín de cuero en la oficina de Varga (y que quiero pensar que tiene toda la información de los documentos que Emmit no firmó) dejando el camión tirado sin vigilancia.
Meemo llega al despacho de Varga, pero antes de poder decir nada, suena el teléfono. Es Nikki, a la que nuestro villano no tarda en reconocer. Lo que se ha llevado la ladrona ha sido la información de las cuentas de Varga, pero como este sabe no sirven de nada sin las contraseñas y las preguntas de seguridad. Pide a Nikki que le diga cuál es el precio, que asciende a dos millones de dólares. Debe llevarlos solo al vestíbulo del Hotel Clarion a las cuatro de la tarde. Nikki cuelga y Varga queda con la cara descompuesta, algo que nunca antes había pasado. (Abro un inciso para comentar algo evidente: Nikki debe tener algún as en la manga, ya que el ataque ha sido totalmente metódico y limpio, además de la tranquilidad a la hora de hablar con Varga para chantajearle.)

Emmit es introducido en el calabozo (donde parece que no tardará en hacer amigos), mientras Gloria y Winnie tienen una conversación telefónica poniéndose al día. Gloria pregunta a López si realmente la viuda Goldfarb le dio una coartada para Emmit, lo que es bastante extraño y va a conllevar una visita de Gloria. Después, López cuenta a Gloria lo del Stussy fallecido, de lo que a lo mejor cabe destacar un detalle: le rajaron la garganta con un trozo de cristal (¿Esto es algún intento de Varga para convertir a Emmit en un asesino en serie de “Stussys”?).
A la alegría de Gloria por ver cerca el cierre del caso, se junta una visita sorpresa de su hijo. Gloria quiere escapar el fin de semana al lago con él pero, como es normal en la adolescencia, él prefiere ir al centro comercial con sus amigos. Con una llamada a tiempo, se cierra la visita de Gloria a la viuda Goldfarb (¿Sabe más de lo que cuenta?).

En otro lugar, el jefe Damnick atiende una llamada por homicidio. La víctima ha aparecido con la boca y la nariz taponadas con pegamento (igual que Ennis en el primer capítulo) y el nombre quizá no sea tan importante como el apellido, el cual ya podéis imaginar: Stussy. Damnick pide que le comuniquen con St. Cloud para ver si han encontrado huellas y cotejarlas con las de su homicidio (una ha aparecido en el frigorífico) y encontrar al asesino que parece quiere despistarles. (Mi teoría: Varga ha encargado a Meemo eliminar a varios Stussy copiando las muertes para hacer pensar a Gloria y a Winnie que se trata de un asesino que no tiene nada que ver con la rivalidad entre Ray y Emmit. ¿Este saldrá como no culpable del calabozo?)
Vemos un coche huyendo, que acaba aparcando en una gasolinera. Su conductor es detenido por la policía y sólo nos ofrece una frase: “Ya era hora”

En la comisaría, Gloria va a proceder a interrogar a la viuda Goldfarb, a la que comienza a hacer un par de preguntas cuando fuera de la oficina todo es movimiento. Nuestra protagonista sale a investigar y el jefe Damnick le confirma que ha resuelto el caso. El conductor es Donald Wu, que lleva seis meses en la calle, tras pasar veintidós por matar a un hombre. En el coche han encontrado trozos de cristal, pegamento, y correo de Ennis. Por lo visto, mato a los Stussy porque el novio de su madre se apellidaba también así, y le manoseaba todas las noches cuando la gente dormía. A Gloria no le cuadra nada porque Emmit ha confesado, pero el jefe no acepta discusión: Wu ha confesado los cuatro asesinatos (Sabemos que es algo más que falso, así que empezad a pensar que le ha prometido Varga) y debe soltar a Emmit, que seguramente tenga complejo de culpa por la mala relación con su hermano.
Gloria le dice a la viuda que puede irse, aunque las respuestas que le da no cuadran con las que dio a Winnie. Gloria sabe que esconde algo, pero no puede decir seguro el que.

Varga come helado sin parar encerrado en un baño. Está totalmente descentrado. Meemo le informa que van a soltar a Emmit, y que está preparado para la fase cinco.
Lo siguiente que vemos de Varga es que entra al hotel, donde Nikki le espera preguntándole si realmente lleva su dinero. Varga dice que va a tomar un té (igual que el que ofreció a Sy) y le pide a Nikki que se una, pero ella se niega. Esta le cuenta que ha escogido el hotel porque ahí ganaron ella y Ray el tercer puesto del torneo regional de bridge. Varga desprecia el juego, pero Nikki le dice que no debería, y vuelve a pedir el dinero. Varga dice que lo tiene, pero que quiere ofrecerle otra cosa: un trabajo. Nikki no cae en la trampa y sabe que Varga miente, además de que ya tiene un trabajo importante, que es chantajearle. Nikki le demuestra que no puede engañarla ya que sabe que si le da las cosas, uno de sus hombres le disparará (momento en que vemos a Meemo con un rifle en una ventana), el problema es que el sitio está lleno de testigos y Varga llama bastante la atención. Este le pide que lo compruebe de nuevo, viendo que hay muchas personas vistiendo una gabardina parecida a la del villano. Este la toma por una aficionada, Nikki dice que debería castigarle por el insulto mandando un disco duro a la policía o algo así, pero nosotros sabemos más, sabemos que existe un as en la manga: Wrench, que apunta a Meemo en la cabeza y manda una señal a Nikki, que avisa a Varga que quiere su dinero y ya no cuenta con apoyo. Este avisa que no puede ganar, pero Nikki quiere acabar con él y quitarle lo que pueda. Varga le dice que él no mato a Ray, pero ella le confiesa que no es eso: no ha sido Emmit quien ha intentado matarla dos veces. Tiene hasta mañana para conseguir el dinero, y una vez dicho esto, se marcha.

Gloria espera a Emmit para liberarlo. Le cuenta (y a nosotros) las circunstancias de su vida: como se casó con su novio del instituto, como tuvieron a Nathan y lo orgullosa que esta de cómo crece, y de cómo un día su marido la llamo para decir que tenía un nuevo novio y que iban a vivir juntos. Después de esto, pone a Emmit al día y le dice que es libre. Lógicamente, no lo entiende, pero le cuenta lo que ha pasado con Wu y no sabe que decir. Emmit esta apesadumbrado porque ha muerto gente sólo por compartir su apellido. Antes de que se vaya, Gloria le hace una pregunta: ¿Cómo es la persona que tira los hilos? Sabe que todo es obra de Varga. Emmit intenta explicarlo, pero está aterrado y lo único que puede decir es que lo siente.
Un coche le espera fuera, con Meemo abriendo la puerta y Varga dentro. Este ofrece a Emmit otra de sus perlas de sabiduría antes de irse: “No hay problema porque haya maldad en el mundo. El problema es que hay bondad, porque si no ¿a quién le importaría?”.

Y en un bar encontramos a Gloria poco después, cuando llega Winnie a apoyarla, deseando plantar batalla para ganar (más aún si eso le aparta de seguir con el frenético ritmo de copula con su marido), pero Gloria dice que han perdido y poco se puede hacer. Está en un momento muy delicado, que le hace pensar en Minski (el androide de la novela de su padrastro) y como lo único que decía era “Puedo ayudar”, pero no acababa haciendo nada. Se encuentra rota y desubicada, y lo mismo le ocurre con los artilugios como grifos o puertas automáticas. En secreto siempre ha pensado que no existe del todo, algo que López prueba como falso cuando la empuja con un solo dedo. Tras reírse, Winnie le dice que se ponga de pie porque quiere enseñarle algo importante. Y es cierto, porque le hace llegar un importante gesto: un abrazo. Un largo abrazo que parece poca cosa, pero consigue algo que Gloria necesitaba, que es reconectar con el mundo. ¿Y cómo podemos saber que el abrazo tiene esa importancia? Porque ahora los artilugios del baño reconocen a Gloria, lo que supone una pequeña victoria para ella.

Y antes de irnos, debemos visitar a un viejo conocido: el señor Dollard, el inspector de Hacienda. Este sigue con sus obsesiones en su despacho, cuando descubre que le han dejado un paquete. Tras abrirlo, saca dos enormes pliegos de folios, referentes a “Aparcamientos Stussy”, junto con un pendrive. Mucho me temo que Varga va a enfrentarse a una auditoría dentro de poco…

Los dos lados de la balanza han sufrido reveses importantes, aunque parece que quien sale perdiendo es Varga viendo la visita que se le avecina. Gloria, por su parte, ha encontrado un lugar en el mundo, y parece que también una fiel compañera que la ayuda a resurgir de un momento negativo.
Todo parece listo para el desenlace. Los bandos parecen claros, pero hay un jugador que nadie sabe en qué bando jugará aún: Emmit Stussy, que ha permitido que Varga se enriquezca (al cual teme en lo más profundo), pero con esa alianza sólo ha tenido pérdidas. Veremos en qué lugar se posiciona cuando surja el conflicto.
De todos modos, yo confío en que Sy despierte como un zombie y devore a Varga como si de una venganza kármica se tratase…

¡Nos leemos en la próxima review!

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Fargo: Aporia
4.7 (94%) 10 votes

Categorías: Fargo Reviews Etiquetas: , , ,

4 comentarios

  1. frankie

    “No hay problema porque haya maldad en el mundo. El problema es que hay bondad, porque si no ¿a quién le importaría?” !!!!!!!!
    LA MADRE DE TODAS LAS PERLAS, UFFF
    En fin , que me ha encantado la Swuango aka Nikki y su new compinche, que ewan macgregor era mejor cuando eran 2,y que el chinito por que nunca la palma! jajajaja
    La viuda Goldfarb es ma ra vi llo sa, y que Fargo no decepciona
    Has hecho una review o has contado el capitulo tal cual
    gracias d todas las maneras
    salud

  2. Excelente capítulo, un gusto que sigan haciendo reviews de esta serie que a mi gusto es fácilmente de las 3 mejores hoy en día y no recibe los reflectores que se merece

  3. Fabulosa serie… fantástica historia… la que nos cuenta en cada temporada, esta maravilla llamada “Fargo”. Ya sólo nos falta un capítulo para concluir y ya la estoy echando de menos. Espero que los creadores puedan seguir deleitándonos con esta propuesta tan sugerente y única en el panorama audiovisual.

  4. sofi

    Estos últimos capítulos están cada vez más interesantes.
    Si bien antes me caía mal Nikki, ahora he cambiado de parecer y espero pueda vengar la muerte de su querido Ray. Me encantó que ponga entre las cuerdas a Varga, pues parece ser la única persona que pueda hacerle daño.

¡Únete a nuestra comunidad!

Responder a sofi Cancelar respuesta