Review Falling Skies: Mutiny/Eight Hours

Review Falling Skies: Mutiny/Eight Hours

“¡Ser, o no ser, es la cuestión! ¿Qué debe más dignamente optar el alma noble entre sufrir de la fortuna impía el porfiador rigor, o rebelarse contra un mar de desdichas, y afrontándolo desaparecer con ellas?  Morir, dormir, no despertar más nunca, poder decir todo acabó. En un sueño sepultar para siempre los dolores del corazón, los mil y mil quebrantos que heredó nuestra carne, ¡quién no ansiara concluir así!”.  Yo misma debería estar trabajando en mi propio soliloquio, y es que las dudas del desdichado Hamlet no eran nada comparadas con las mías al día de hoy. Sí, ya, la venganza por la muerte de su padre no puede compararse con una review… pero me gusta ponerme dramática. Tengo un dilema. Después de ver esta doble finale de Falling Skies me debato entre volver a interpretar el papel de abogado del diablo o adjudicarle la perpetua. Creo que tendré que hacer las dos cosas. Convertirme en Dr. Jekyll y Mr. Hyde durante un rato. Pasen y sean testigos de la transformación sin miedo.

Es una pena. Hubiera sido interesante poder haberme centrado en cada uno de los episodios por separado y haber hecho un análisis en profundidad. No ha sido posible, y es que dos segundos después de ver Mutiny fui consciente de que no iba a poder hablar mucho sobre el episodio. No es personal, es que no hay nada. Directamente. Si a continuación olvido algo digno de mención os animo a comentarlo, de verdad. He dicho que tendría que interpretar dos papeles y en este momento soy Mr. Hyde. A Mutiny le ha tocado la perpetua.

Para empezar, un motín deja de ser creíble cuando dura quince minutos, lo organizan tres personas y acaba en un apretón de manos porque, con lo bueno que es mi capitán, cómo voy a enfadarme con él. No. ¿Dónde quedan los motines como el que Apollo levantó contra su propio padre por cuestión de principios? Por no hablar del revuelo que pueden causar una simples píldoras para dormir. Aún sigue sorprendiéndome que el consumo de ciertos medicamentos siga siendo un tema de tratamiento tabú, teniendo en cuenta que un alto porcentaje de la sociedad tiene que hacer uso de ellos en algún momento.

Ben empieza a tener serios problemas, pero creo que cada vez queda más claro que no tiene ningún interés en pertenecer a la especie enemiga. He de reconocer que cuando lo vi echar una mano a Scott con las transmisiones, pensé que iba con la intención de fastidiar a los humanos. No ha sido así. Pero el pobre acaba confesando: I don’t know who I am”, y es que captar a los extraterrestres en tu cerebro no puede ser agradable, y esa maldita interferencia, tampoco.

Si fuera Bugs Bunny diría “eso es todo,  amigos”, pero, ni me han dibujado con orejas largas, ni trabajo para la Warner Bross, así que me limitaré a repetir que esta es la única sustancia digna de mención que he podido extraer del noveno episodio de la serie. Cuando terminó me asusté, pensando que habíamos vuelto a retroceder mil pasos. Y es que, puede que la serie no vaya a pasar a la historia, pero había mejorado, en mi opinión. No obstante, después llegó Eight Hours, y aunque no es una maravilla, porque no lo es, supera al episodio anterior.

Ha llegado la hora de interpretar el papel de Dr. Jekyll. Eight Hours nos ha enseñado el antes, la preparación, y después nos ha situado en la batalla. Demasiadas vueltas, demasiada recreación, y demasiada lentitud, eso sí.

Uno de los personajes que más ha dado la nota en este episodio ha sido Rick. Y cuando digo dar la nota, digo dar la nota de verdad. Desde luego, el momento en que ha decidido pegarse al techo para saltar sobre Scott no ha sido lo mejor del capítulo. Como guiño a Spiderman, no está mal. Ahora bien, si lo único que pretendía al atacarlo era robarle el transmisor, podía haberlo hecho desde el suelo… que es un hombre mayor y se ha llevado un buen susto.

El chico sigue insistiendo en que no quiere estar más entre los suyos y quiere recuperar su arnés. Dice que los extraterrestres son mejores que los humanos (cosa que seguramente sea cierta) y no está dispuesto a que les hagan daño. Creo que lo que presenciamos después confirma en parte de mi teoría de que los humanos se transforman con el tiempo por culpa del arnés. Tal vez no lo hagan en skitters, pero la cuestión es que hay transformación. Rick corre a avisar a los que ahora considera suyos de los planes de los humanos. Volvemos a ver a Megan, cuyo rostro revela las primeras señas de transformación, y somos testigos de la ilimitada estupidez de Rick. ¿Alguien ha llegado a tragarse realmente la confesión entre lágrimas que ha hecho a Tom justo después de confesar? O es muy listo, o muy manipulable.

La consecuencia del chivatazo de Rick ha sido un ataque por parte de los mechs. Me ha gustado esta escena. Como he dicho, no todo en éste último episodio ha sido malo. Sin embargo, una vez pasado el trago de matar al primer mech (y comprobar que las balas de Pope funcionan) una se plantea una pregunta: ¿en qué preciso momento exactamente habían creído que sólo iba a ir a por ellos una sola maquinita? Y después han llegado los refuerzos, claro. Refuerzos con los que no hubieran podido de no ser por la ayuda de Ben para encontrar la frecuencia de radio correcta. Frecuencia o señal cuyo significado me gustaría conocer, ya que ver a unos cuantos mechs más de la cuenta retrocediendo ante los humanos ha resultado espectacular (y poco creíble).

Tom también ha tenido sus momentos de gloria en el episodio. En primer lugar, no puedo dejar de mencionar (otra vez) la gracia que me hace verlo hablar de historia. Es una chorrada, pero una chorrada que nos recuerda de nuevo que el protagonista es profesor y no guerrero. Y de tal palo tal astilla, porque Hal ha aprendido de su padre, aunque sus planes de convertirse en héroe se vean frustrados. También hemos podido ver el momento más previsible de toda la temporada. Llámese beso. Nombremos a la Doctora Glass. Es unir por unir, porque no hay más personajes, o vaya usted a saber. Pero qué poquita química me gastan… que poquita.

Y así, doctora en vilo ante la marcha de su amado, y civiles desalojando el colegio, Tom se dirige hacia la base, donde se encuentra Weaver. No quiero que parezca que no me ha gustado el episodio, porque me ha gustado, en serio, pero esta vez se han pasado con las escenas surrealistas (y que nadie me diga que la ciencia ficción en general lo es, no se le puede decir eso a alguien que ha visto tanto del género y ha crecido con él, os aseguro que hay más surrealismo en la mayoría de comedias actuales). Tenemos a Tom y tenemos las bombas de Pope. Será profesor, pero la puntería para lanzar, alcanzar al blanco, y volar un buen trozo de la base, son las de un guerrero interestelar. Escena surrealista, como decía.

Y hablemos del final. Porque hay un final. Un cliffhanger. Un final que no sé si tachar de sorprendente y valorar bien, o tachar de bizarrada y valorar como si el guionista lo hubiera escrito tras llegar de una despedida de soltero. Me parece un poco más arriesgado de lo que han hecho hasta ahora y eso me vale. Karen ha vuelto a aparecer para poner la puntilla final y anunciar a Tom que, si no va con ellos, volverán a llevarse a Ben. No sabemos qué será lo siguiente hasta dentro de un año, pero lo último que hemos visto es a Tom subiendo a la nave…  Quiero opiniones. Todas. Muchas.

Como valoración general de la temporada, diré que hasta ahora la serie me ha parecido más o menos correcta. Ni más, ni menos. Conforme ha ido avanzando, salvando la finale, ha ido mejorando sensiblemente. Creo que el verdadero problema está en que, además de los topicazos que nos muestra, todo es perfectamente previsible. No hay nada que no se haya visto antes, y ni una sola apuesta arriesgada. No termina de despegar, esa es la cuestión.

Eso es todo por mi parte. Gracias a los que me habéis acompañado durante los dos meses de temporada (¿en serio han pasado dos meses?). Si el cielo no se cae, el año que viene seguiré a pie de cañón con la segunda temporada, defendiendo las causas imposibles. Nos vemos en la temporada de otoño, de todos modos.

 

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Falling Skies: Mutiny/Eight Hours
3 (60%) 4 votes

Categorías: Falling Skies Reviews Etiquetas: , , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »