Review Falling Skies: Compass

Falling Skies ha vuelto con fuerza, y en el tercer episodio ya las cosas se ponen serias. Además, hemos sabido si hay alguien más resistiendo ahí fuera y hemos asistido al primer round del combate Pope-Mason. Compass ha mostrado el lado humano de muchos de los héroes de esta guerra y el lado inhumano de muchos otros. ¿Comentamos?

El tercer episodio nos ha demostrado que la serie no se va a andar con tonterías y que ningún personaje está a salvo. Puede que Jimmy fuera un personaje secundario, en mi opinión, muy desaprovechado para lo que podía haber sido, pero no merecía morir, al menos no hasta que hubiera tenido una historia decente. Y es que esta guerra contra los invasores ha hecho que muchos niños se convirtieran en adultos antes de tiempo. Jimmy fue el primero que nos lo mostró, luego llegaría Ben y, como no le paren los pies, Matt formará parte de la lista dentro de poco.

Lo que supuestamente era una ronda de vigilancia termina teniendo un resultado fatal para Jimmy, que termina gravemente herido. Anne, afectada por el recuerdo del cumpleaños de su hijo intenta en vano salvarle la vida.

Weaver ha estado bastante ocupado en este episodio, a lo de Jimmy se le ha unido la visita de Avery Churchill y su avioneta. La explicación de por qué logra esquivar el radar de los invasores no me ha quedado muy clara, eso, unido a la perpetua sonrisa que tenía en la cara y a la forma de hacerle la pelota al líder de la 2nd Massachusetts, me ha dado muy mala espina. Y es que después de ver los tratos que los del Sanctuary y Sonya Rankin hacían con los alienígenas, una ya duda de cualquiera que se presente con buenas y desinteresadas intenciones.

La extraña mujer les intenta convencer de que vayan a Charleston, en lugar de a Catskills. Allí hay establecido un Congreso Continental que ha contactado también con Europa y disfrutan de recursos y agua caliente. Pero no tiene pruebas, así que tendrá que ser un acto de fe.

La muerte de Jimmy deja a Ben destrozado. El chaval se culpa de la muerte de su compañero, a pesar de lo que Hal, Tom y Weaver le digan. Además, tiene un nuevo secreto que esconder a su familia y amigos: los Skitters pueden controlarle a través de los restos del arnés. El alienígena del ojo rojo ha utilizado con él un truquito jedi que le ha impedido moverse.

Y llegamos al enésimo enfrentamiento Pope-Mason. Francamente, la riña de estos dos ya me empieza a aburrir un poco. Los recelos del primero están más que justificados: Mason podría convertirse en el nuevo Rick, aunque no le veo capaz de traicionar al grupo como hizo el hijo de Mike. Llegados al extremo, creo que la conversación con Ben en el episodio anterior sobre cómo el amor le empuja a seguir adelante puede tener sentido y ser lo que finalmente le salve (¿demasiado azúcar?).

El caso es que si me hubieran preguntado antes del episodio “¿quién ganaría en un enfrentamiento entre Mason y Pope?”, hubiera contestado: “Pope por KO”. Vamos, que el ex convicto tenía todas las de ganar contra el tirillas del profesor. Muy poco creíble toda la pelea del enfrentamiento por la brújula de Jimmy, salvo que en los siguientes episodios averigüemos que, al igual que su hijo, Tom ha heredado, de su visita a la nave de los alienígenas, los superpoderes de los Skitters. Y sigo echando de menos al Pope de la primera temporada…

La incorporación de Tom al grupo de Pope no hace sino empeorar las cosas. Termina ganándose la confianza del resto del grupo a base de no acatar las órdenes de Pope y de darlas él mismo. Al final, el líder de los Berserkers abandona el campamento acompañado de Anthony. Aunque no creo que tardemos mucho en volver a verle.

Los Skitters han tenido un comportamiento extraño en este episodio. Reuniones en mitad del bosque, la recogida de los cuerpos de sus compañeros… les han dado un nuevo enfoque, más cercano a la conducta humana, quizá, o que por lo menos se aleja del frío comportamiento que hasta ahora habían mostrado. De seguro que estas escenas no han sido gratuitas. Finalmente la 2nd Massachusetts ha puesto rumbo a Charleston. Habrá que darles tiempo a ver si van directos a una trampa o Churchill decía la verdad.

Tras el funeral de Jimmy, Ben tiene un nuevo encuentro con el Skitter del ojo rojo. Parece que el hijo mediano de los Mason se ha convertido en su niño favorito. Y así ha acabado el episodio de Compass. Muchas de las preguntas de la season premiere siguen en el aire: ¿qué pasa realmente con Tom? ¿qué pretende el Skitter del ojo rojo? ¿terminará Ben convertido en una de esas criaturas? Y otras que se añaden: ¿decía Churchill la verdad sobre Charleston? ¿volverá Pope al grupo?

¿Vosotros qué opináis? ¿Os ha gustado el capítulo? ¿Qué pensáis de la muerte de Jimmy? ¿Cuáles son vuestras teorías?

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Falling Skies: Compass
5 (100%) 2 votes

Categorías: Falling Skies Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »