Review Entourage: Home Sweet Home

Entourage

Siete temporadas completas lleva a la espalda esta serie (una de las más longevas de la HBO), suficientes para avalarla, dejándonos ver los entresijos de la Meca del cine y todos los tejemanejes que giran en torno a la vida de un joven actor de Hollywood… ¡y ni una sola mención en Todoseries! No podía pasar de largo esta magnífica obra sin que se le rinda su merecido homenaje. Los amantes de Vince y su séquito estamos de enhorabuena, tras mucho tiempo esperando, el momento ha llegado, y de qué manera. Tal vez no era lo que estábamos esperando, pero no por ello dista tanto de lo que hizo de esta serie uno de los pilares de la HBO.

Tras todos los problemas que hemos visto que Vince ha sufrido en la séptima temporada nos encontramos en una de las primeras escenas como éste se despide de la clínica de desintoxicación en la que ha permanecido por más de tres meses. Lejos quedan ya esas épocas en las que montaba grandes juergas en su mansión de mano de Sasha Grey (ay, como se echa de menos), de la que no queda rastro de momento en la nueva temporada. Una de las cosas que más llama la atención es su relación con Eric, casi nula. Vince llama a todo su séquito (nunca mejor dicho) para que lo recojan de la clínica, a todos menos a él, lo que aparentemente marca una fractura bastante grande entre los dos. Punto de inflexión de la serie, y esto no ha hecho más que comenzar, ya veremos si “E” levanta cabeza después de que Sloan lo deje abandonado antes de la boda. Johnny Drama vuelve en todo su esplendor, tan disparatado como siempre pero con una obsesión marcada, que no es otra que evitar la recaída de su hermano. Esto nos lleva a la fiesta seca que este le organiza, perjudicando más que ayudando, ya que la idea de cambiar por bebidas no alcohólicas cada botella de la casa no hará más que volver loco al personal. Cabe mencionar que por fin parece haberse hecho un hueco en el panorama de Hollywood, de la mano de su “Johnny Bananas”.

Por supuesto, Entourage no sería Entourage sin Ari. Un Ari destrozado por dentro, que ve como su negocio cada día va a más, pero su familia a menos (su mujer lo abandona por otro, su hijo pasa de ir a la escuela…) Buscando refugio termina en la fiesta de Vince, deseando ahogar sus penas en alcohol, despotricando como de costumbre y llegando casi a las manos por un trago de vodka, que al final resulta ser falso. ¿Qué fue ahora de los tiempos de felicidad pensando nombre para el equipo de fútbol americano? Ari, Ari… todo se paga en esta vida, la cual era totalmente falsa para él. Tan falso como la vida que intentan montarle a Vince, que no sabemos si va de farol. ¿Realmente rehabilitado? Esa es la cuestión. Su llamada de atención diciendo que lo sabe todo, tras darse cuenta de que su idea de película era una autentica bazofia gracias a la sinceridad de Eric. ¿Quién en su sano juicio vería una película sobre un perro, un minero atrapado, y encima en Rumanía? Con ese farol termina un capítulo en el que no sacamos mucho en claro, pero que deja abiertos muchos frentes. En la parte de los cameos (es la serie de toda la parrilla con más caras famosas por capítulo) solo merece la pena destacar quizá a Johnny Galecki, de la serie The Big Bang Theory, y su tremenda escena en la que deja a Eric a media reunión para montarse su propio meeting con una conejita Playboy.

Entourage

Cierto es que esta temporada marca un gran cambio, puede parecer un capítulo por debajo de la calidad normal, pero desde mi punto de vista marca la evolución de una serie destinada a renovarse o morir, era cuestión de tiempo que su protagonista entrara en problemas, ahora hay que ver si sale de ellos. Por delante queda una corta temporada, pero que promete ser muy intensa. Más aún si tenemos en cuenta los rumores que hacen pensar que pronto llegará la película sobre la serie. Es un secreto a voces que pronto se convertirá en una realidad. Los datos de audiencia nos dejan un sabor bastante dulce, que nos planteará otro debate más adelante: ¿merece Entourage otra temporada? Si nos basamos en los datos de la audiencia la pregunta es más que razonable, y la respuesta es . Casi 2 millones y medio de espectadores, por delante de series como Breaking Bad, siendo ambas de cadenas de pago. Dicho lo dicho, nadie debe asombrarse, ocho temporadas no las hacen todas las series, y menos manteniendo el nivel en algo más que aceptable.

El próximo domingo continuarán las andanzas de Vince y su Entourage, veremos qué sorpresas nos tiene preparadas… ¡aquí estaremos!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Entourage: Home Sweet Home
5 (100%) 2 votes

Categorías: Entourage Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »