Review Downton Abbey: Episode Four

donton1

Con este (y sin contar el especial de Navidad) traspasamos la mitad de esta cuarta temporada. Y, si me lo permitís, creo que por fin vamos encontrando un poco el rumbo que estaba algo difuso en los tres primeros episodios. Quizás lo que más estoy echando de menos en esta temporada es una trama general que la guíe: tuvimos la disputa por la herencia en la primera, la guerra en la segunda, y la pérdida de la fortuna en la tercera; pero en esta cuarta no puedo evitar tener la sensación de que siguen lidiando con lo ocurrido más que abriendo nuevas tramas. Aún así, este ha sido el episodio que más me ha gustado de los que llevamos. ¿Te vienes a comentar?

Tenemos resaca de la fiesta, y así nos despedimos de los personajes que conocimos la semana pasada, aunque algunos no por demasiado tiempo. Al que espero no volver a ver es al amigo Green, excepto si es para que sufra una lenta y cruel tortura. Ahora que Mary se nos recupera un poco, tenemos a Anna caminando como si fuera un fantasma por la casa. Me da mucha, mucha pena Anna (y la brillante actuación de Joanne Foggart tiene parte de la culpa). Me da pena porque se siente manchada, siente que ya no puede ser lo mismo para los ojos de Bates. Así que le aleja, porque la opción de confesarlo (aunque todos sabremos que de una manera  u otra saldrá a la luz) no parece probable ahora mismo. Eso sí, tampoco podemos tener a Bates así, suplicando besos, porque primero, se merece saber lo que ha ocurrido; y segundo, miedo me dan los métodos que vaya a emplear como no se entere pronto.

Confiemos en que la historia se resuelva con buenos resultados, aunque me temo que Anna va a necesitar mucho tiempo antes de volver a ser la de antes, si es que alguna vez lo consigue. Porque de momento ha vuelto a vivir en Downton, con la excusa de que Cora la va a necesitar.

donton1

¿Y por qué, os preguntaréis? (¡Ya hemos visto el capítulo! ¡No nos preguntamos nada!) Porque Edna, este personaje que yo creo que no le cae bien absolutamente a nadie, se ha ido. Recapitulemos: Branson está borracho, Branson se siente solo, Branson siente que nadie le comprende…Y una tía se cuela en su cuarto. Me ha tenido muy confusa cómo mareaban la perdiz con si había pasado algo o no, si ella estaba embarazada o no… Primero porque se me hace raro ver a Branson metiendo la pata (y no voy a hacer el chiste sobre meter otra cosa), y segundo porque ya me estaba poniendo en lo peor y me imaginaba a Tom casado con esa lagarta.

Me ha sorprendido que acudiera a Mrs. Hughes al principio, pero es que cuando digo que es la mami de todos no miento. Y con tu mami puedes confesar la cosa más horrible, porque ella no juzgará y además dará la cara por ti. Ole, ole y ole por Mrs. Hughes en la escena en que se enfrenta a Edna. Por lo visto, había comprado el maravilloso libro de la Anticoncepción (¿?), con el que iba a conseguir que Branson picase, se casase y luego ya buscar la manera de traer un bebé el mundo. Te ha salido mal la jugarreta, y no te queremos ni en Downton ni para Tom. Ahora parece que Thomas (que parece haberse olvidado de todo lo que evolucionó la temporada pasada) va a buscar un reemplazo. ¿Tendremos nueva nueva O’Brien?

Parece que (lentamente) se mueven las cosas downstairs: Daisy, por querer incordiar, propicia que Alfred, con el corazón roto, se quiera ir a Londres a ser chef. Si esto supone un cambio en esta situación que se ha prolongado demasiado, bienvenido sea. Aunque la pobre Daisy está gafada para temas de amor.

donton1

Vayamos ahora a la historia de Mary y su muy efusivo pretendiente. Después de una despedida que todos sabíamos que no iba a durar, Tony Gillingham se planta en la casa de la tía Rosamund en Londres. Ahí me he agobiado un poco hasta yo. Pero ya cuando ha aparecido en Downton ha sido un poco “Amigo, frena”. Y más cuando ha confesado su amor y ha pedido la mano de Mary, básicamente mandando a su futura prometida a pastar. Al final Mary ha compartido lo que todos esperábamos (y queríamos) que fuera su reacción: ni estoy preparada ni quiero estarlo, porque no estoy lista para pensar en nadie que no sea Matthew. Esta confesión me ha dejado más tranquila, porque me estaba costando pillar a Mary en este episodio. ¿Qué se siente halagada, más animada, que se siente apartada de todo lo que pasó? Está claro. Que estuviera dispuesta a pensar en casarse con otro es otra. Aunque luego diga que se va a arrepentir. Quizás estoy siendo demasiado dura, pero Matthew era Matthew, y creo que no necesito más argumentos. Veremos a dónde conduce todo esto.

donton1

En el tema amoroso también debemos hablar de Edith y Gregson, que todo apunta a que han pasado la noche juntos a pesar de que Rosamund piense que es una locura, y que probablemente lo fuera en los años veinte. A mí me alegra que le pasen cosas buenas a Edith, aunque con Gregson en Alemania cerca de los años treinta… Uf. También hemos conocido a Jack Ross, el primer personaje de color que vemos en Downton y que parece haber hecho muy buenas migas con Rose. Espero verle más, me ha encantado lo poco que ha salido.

Y con este episodio, como decía en la entradilla, parece que las cosas vuelven a funcionar un poco como lo han hecho siempre, aunque creo que todos vemos que a esta temporada le está costando bastante encontrarse a sí misma. Ay, Dan Stevens, ojalá no te hubieras ido…

Ahora os toca a vosotros. ¿Qué opináis del rápido enamoramiento de Tony? ¿Debería Mary haberle dicho que sí? ¿Dónde tengo que apuntarme para ser la esposa buena y amante de Branson? Nos leemos.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Downton Abbey: Episode Four
4.5 (89.09%) 11 votes

Categorías: downton abbey Reviews Etiquetas: , , ,

5 comentarios

  1. Comparto totalmente tu review!! A mí este Tony no me gustaba ni un poco desde el principio. Mary está muy verde en su dolor como para reemplazar tan rápido al hombre de su vida. Y el que lo suceda, va a tener que batallar mucho para estar medianamente a su altura. Concuerdo en que le falta un eje narrativo fuerte a esta temporada, aunque me guste, me deja como gusto a poco. Esa chica Rose, me agota! Edith me da miedo, seguramente algo tremendo le irá a pasar. Anna me angustia. Daisy me dan ganas de sacudirla. Y yo también quiero ser novia de Branson!!!!

  2. Alex

    Coincido con todo lo expuesto en la review. A Tony lo veo un pelín más pesado de lo necesario, como con ansia por casarse…¿miedo a que se le pase el arroz?,¿algún motivo oculto? Desde luego es capaz de despachar prometidas a gran velocidad. Creo que Mary hizo bien negándose,parece buena persona pero al fin y al cabo aunque se vieran de niños, apenas conoce al adulto. Como espectador me parecería precipitado para sustituir a un personaje con el carisma de Matthew

  3. Anónimo

    Madre mía, que mal lo estoy pasando con Anna…exijo venganza!! Esta temporada me está callendo en gracia Rose, da pié a tramas muy frescas con sus lios amorosos. No como los Jimmy & company…que sosez! Lo de Edna y Brandson me ha parecido un sinsentido recuperar al personaje solo para liarlos y que ya se largue…aunque por mi encantada que tampoco la soportaba! Por cierto, no os pareció un poco sospechoso el papelajo que firma Edith sin leerlo?

    • Sí, ciertamente sospechoso, yo también lo pensé pero se me pasó comentarlo. Esperemos que no le des más palos a Edith porque menuda marcha lleva…

  4. Al igual que tú, en este episodio por fin he visto como las cosas volvían a encarrilarse. A mi Tony me gusta, pero creo que aún es muy pronto, ya sé que tiene que pasar algo, que Mary no puede pasarse toda la temporada de luto, pero es que Matthew aún está muy presente!! La situación entera de Edna me pareció un pelín forzada, a ver que pasa con la nueva. Y me he enamorado del nuevo, me parece demasiado bueno para Rose

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »