Review Downton Abbey: Episode Five

downron1

Con más de la mitad de la quinta temporada emitida, creo que ya podemos afirmar que está siguiendo más la línea de la cuarta que de las tres primeras, a pesar de que creo que no es lo que más nos apetecía a ninguno. Echando la vista atrás, parece cada vez más seguro que Downton jumped the shark allá por la excelente tercera temporada, que desafortunadamente remataron con aquel horrible (por muchas razones) especial de Navidad. Es cierto que la calidad sigue siendo impecable, y que sigue sin aburrir; pero la pérdida de ciertos personajes junto con la no evolución de otros le pasa factura a la serie, más cuando parece que siempre estamos viendo las mismas historias para todos. Aún así, este capítulo ha tenido chicha que comentar, así que eres bienvenido. Hablemos de lo que ha ocurrido en el 5×05.

Empecemos por el final, con Edith llamando por teléfono para tratar que no alejen a su pequeña Marigold. Todo desencadenado por la llegada de la tía Rosamund, que después de que Mary le comentara lo de la niña hace un par de episodios, no ha dudado en ir a Downton a confirmar sus sospechas. Y sospechas más que confirmadas: solo hacía falta ver la mirada de odio de la señora Drewe cuando Edith ha llevado a su tía a su casa. La situación se les ha ido de las manos, definitivamente. Que digo yo que tras cinco episodios repitiéndose el mismo patrón Edith podría haber espabilado, pero no, ella prefiere llevar a si tía a ver el percal. Quizás la reacción de la señora Drewe pueda parecer exagerada, pero creo que ha llegado a ese punto en que cualquier cosa se lo toma como una ofensa y confirma sus primeras impresiones. No creo que exilien a la niña (en serio, eso ya me parecería cerbarse por cerbarse con Edith), pero es verdad que no sé cuál será la solución llegados a este punto. Supongo que la llamada a Londres de Edith tendrá algo que ver en cómo se resuelve el conflicto.

Hablemos de una historia algo más divertida: Rose y su “He conocido a alguien pero no es lo que tú te crees” (que todos sabemos que es mentira, pero qué entretenidas son estas cosas que sacan el lado marujo). El susodicho se llama Atticus, no duda en mojarse para ayudar a una dama, y su familia es de origen ruso y judío. Anonadada (que palabra más dramática es esta) me he quedado con la reacción del amigo del príncipe, que no tiene ningún tipo de pudor demostrando que odia a los judíos. Y viendo como se pondrán las cosas para ellos en Europa en apenas diez años, me entran escalofríos. Pero de momento, podemos disfrutar con esta incipiente historia de amor, la primera que vive esta Rose más madura.

downron1

Y de una que empieza, a otra que se acaba. Downton es muy complaciente con el espectador: no podíamos tener a la monta-escenas de Sarah cerca y que saliera ganando ella, no cuando claramente nos han hecho odiarla. Pero lo cierto es que me ha dado mucha pena. Es verdad que sus métodos no eran los mejores, y que parece incapaz de comprender el punto de vista de Tom (cuando por ejemplo le pregunta si de verdad él no desprecia a los Crawley), pero su escena bajo la lluvia me ha dado mucha pena. Te he querido, y te hubiera querido más si me hubieses dejado. Ni la insistencia de Daisy ha tenido sus frutos: parece que miss Bunting nos deja después de devolver a Tom un poco de su personalidad.

Mientras tanto, Mary sigue cenando asiduamente con Mr. Blake, aunque parece que dejamos un poco aparte toda su vida amorosa (de la que creo que todos necesitábamos un respiro, por otro lado). Me he reído mucho con el momento de Mabel, aquella chica con la que se iba a casar Tony pero que no pudo ser porque Mary apareció en el camino. No sé si hará caso de los consejos de Charles e irá a consolar a Tony, pero ha sido genial ver cómo no solo aguantaba el tipo sino que dejaba caer un par de buenos zascas a Mary, cosa a la que ni ella ni nosotros estamos acostumbrados.

Downstairs las cosas siguen igual: lo de Thomas cada vez tiene peor pinta, Patmore pide consejo a Carson pero luego se arrepiente (y este no se da cuenta cuando le hacen la pelota descaradamente) y Anna y Bates siguen en el punto de mira de la policía. Los interrogatorios han continuado en este capítulo, y parece que no se detendrán ahí. Con lo que me gustaban ambos en la primera temporada, es una pena que todas las tramas que tienen ahora mismo no me generen interés alguno. Y todos olemos que Anna se va a enfrentar a Bates por lo que pudo haber hecho. Veremos.

downron1

Y vamos con el momento más oyoyoy del día: Mr. Bricker (que ha elegido bien la noche que no iba a estar Robert, el pájaro) caminando en batín por los pasillos y colándose en la habitación de una muy pasmada Cora. No vamos a negar lo que dice Mr. Bricker: él y Cora han tenido una conexión, y ella por fin ha sentido que alguien le tiene en cuenta y que la escucha. Pero de ahí a entrar de noche en la habitación de una señora casada en los años ’20 hay un trecho. Como no podía ser de otro modo, la casualidad quiere que Robert vuelva en ese preciso momento, solo para enzarzarse en uno de los momentos más peculiares de la serie: el conde Grantham en modo Fight Club. Ver para creer. Pero qué queréis que os diga: razón a Mr. Bricker no le faltaba. Y vale que Robert es un hombre de su tiempo, pero siempre se ha visto que él y Cora tienen una relación muy buena. Y ese actitud de “Esto no hubiera pasado si no le hubieras animado” que ha tenido hacia su mujer después me ha sentado bastante mal. Qué menos que escuchar su versión antes que culparla directamente. Espero que en los próximos episodios nos hagan volver a coger cariño a Robert, porque como siga por este camino… malo.

Y eso es todo por esta semana, ahí va mi lista de preguntas: ¿Echaréis de menos a Sarah? ¿Branson ha cometido un error? ¿Os ha caído tan mal Robert como a mí? ¿Prestará más atención a Cora a partir de ahora, o seguirá con su trato del silencio? Y que más me intriga, ¿es Isis el perro más longevo de la historia?

 

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Downton Abbey: Episode Five
3 (60%) 1 vote

Categorías: downton abbey Reviews Etiquetas: , , ,

5 comentarios

  1. Indi

    Me hiciste reir mucho con tus preguntas. No extrañaré ni un poco a la maestra, no, Branson no se equivocó echándole flit, la mina es absolutamente infumable.Robert, mal pero gracioso. Seguramente prestará más atención a Cora finalmente, fiel al estilo blanco de la serie. Yo preferiría
    que se divorcien y Cora huya con el otro, pero… Y sí, Isis debe lleva una larga vida, pero yo tuve un gato siamés que vivió hasta los 21… todo es posible ajajj!!! Hay algo que no entendí en el tema de la niña de Edith, cuando la tìa y la abuela hablan de internarla en un colegio de Paris,cómo se supone que sería eso??? Quitándosela a los padres adoptivos??

    • Eso creo, su plan era quitársela a los Drewe y mandarla a estudiar a París… Pero para eso ya habría que contarte la verdad a la señora Drewe, porque imagínate a unas ricas quitándole a su niña y mandándola a París así porque sí xD

  2. sss

    Yo no se si es por la ausencia de algunos de los grandes personajes que ha tenido esta serie, pero para mi desde la cuarta temporada ha perdido el encanto. Me parece que llevamos mucho tiempo estancados en las mismas situaciones con todos los personajes, y eso en una serie en la que pasan meses entre un capítulo y otro es imperdonable.. No hay sorpresas en ninguna trama, parece que todos los capítulos se dedican a dar vueltas sobre si mismos sin llegar a tener un avance real.

    Yo espero que no prolonguen mucho más esta serie, ya va siendo hora de echar el cierre de Downton y que nos dejen una última temporada por todo lo alto.

  3. Gala

    ¡Por fin echan a la Miss Bunting! No la soportaba, su animadversión hacia los Grantham se me hacía gratuita y forzada viendo que siempre aceptaba todas las invitaciones, ¿qué hacía siempre ahí si tan mal le caían?.

    Otros que ya cansan son Anna y Bates, desde el inicio de la serie no pasan de lo mismo, sospechas, policías, sufrimientos… ¡Ya basta!
    Lo mejor son Violet e Isobel, y creo que ya es justo que le den una poquita de felicidad a Edith, aparte de ser la menos agraciada de las hermanas, le ha tocado siempre la peor parte.

  4. Leandro

    ¿Echaré de menos a Sarah? La verdad es que es un personaje que no ha caído bien. A todos nos hace pensar que Branson, de tener un nuevo amor, tendría que estar a la altura de la tierna Sybil (me parece que los guionistas tienen un reto muy duro).
    Con respecto a Anna y Bates: tienen una escena que recuerda a sus primeras temporadas. Hablando de los hijos que iban a tener.
    ¿Robert? Pienso que es un hombre de corazón bueno, pero que poco a poco ha ido dejando a Cora de lado. Estoy convencido que lo suyo se irá arreglando (como no podía ser de otra manera por exigencias del guion?) Una cosa estoy seguro. No será en el próximo capítulo.
    Ojo con Thomas, por cierto.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »