Review Dollhouse: Vows

Review Dollhouse: Vows

No hacía falta tener los poderes de Richard Malkin o las habilidades de Patrick Jane para pronosticar que Dollhouse se pegaría un batacazo de audiencia en su estreno. La segunda temporada empezó el pasado viernes con poco más de 2,5 millones de espectadores, cifras ridículas para una cadena como Fox, que decidió renovar la serie de Joss Whedon para sorpresa de todos. Y eso que Vows es un capítulo profundo que, además, podía congregar a algunos fieles de Battlestar Galactica por la aparición de Jamie Bamber, el mítico Lee Adama. Pero ni con esas. ¿Alguien ha dicho cancelación? Qué pronto empezamos este año… ¿Comentamos el 2×01?

Como le ha sucedido a Fringe en su segundo episodio, da la sensación de que Dollhouse, en esta segunda temporada de incierto futuro, se centrará más en su argumento general que en las historias procedimentales de cada episodio. El año pasado conocimos detalles del asalto de Alpha a cuentagotas. Y luego se convirtió en el hilo principal de los dos o tres últimos episodios. Este año ya sabemos que Echo y Paul Ballard, activo y cuidador, irán de la mano para recuperar la verdadera personalidad de Caroline. En Vows Paul y Echo han trabajado en favor del FBI como parte del trato entre el ex agente y Adelle, investigando y capturando a un traficante de armas.

Ese traficante de armas es el mismísimo Lee Adama de Battlestar Galactica, Jamie Bamber, que cae rendido a los encantos de Echo poco antes de caer ante sus golpes. Echo sigue con su caos de personalidades originado en la season finale que podría poner en peligro su integridad en cada uno de los encargos de Dollhouse, pero que se presenta esencial en su lucha mano a mano con Paul para recuperar su antigua vida. En Vows nos queda claro que los activos, si son conscientes de su condición, pueden tomar decisiones más allá de sus implantes. Y como muestra, la actitud de Claire Saunders, un personaje que debería haber tenido mayor protagonismo en la primera temporada. Ahora posiblemente es demasiado tarde.

El adiós de ClaireEl adiós de Claire

La doctora Saunders, aka Whiskey, padece una crisis de identidad galopante. Recordemos que en la season finale de la primera temporada descubrió que era un activo que había adoptado la personalidad de un doctor (Saunders) asesinado por Alpha, el mismo que le desfiguró la cara. Claire centra su odio en Topher, responsable de que sea tal y como es. Sin embargo, Topher asegura que recibía órdenes de Adelle y que está seguro que recuperará su antigua personalidad. Sin embargo, Claire tiene miedo a morir porque podría suponer no volver a nacer. Aunque la doctora desarrolla su propia personalidad, hasta el punto de querer mantener sus cicatrices faciales, no aguanta la presión y decide abandonar Dollhouse. ¿La volveremos a ver? Creo que no demasiado…

Víctor sí cura sus cicatrices por orden directa de Adelle, que decide arreglar la cara del activo a pesar del elevadísimo coste de las operaciones. A Adelle se le ha visto el plumero. Recordad que, cada cierto tiempo, Adelle contrata a Víctor para pasar unas vacaciones muy animadas a su lado. No es de extrañar que Víctor reaccione cuando Adelle le toca la cara. En cualquier caso, Víctor se ha fijado en Sierra desde hace tiempo. Y ella corresponde esa atención en una muestra de amor o atracción pura entre dos seres básicos, sin personalidad. Incluso donde no hay persona, hay amor.

Para acabar, mención especial al nuevo papel de Langton como jefe de seguridad de Dollhouse. Le perderemos la pista en las salidas de Echo, pero ya hemos comprobado que tendrá que lidiar con organizaciones que apuntan directamente a la seguridad de Dollhouse, que sigue siendo un mito entre la sociedad. Finalmente, un aplauso para la selección de la música de Vows. Muy adecuada. Buen regreso de Dollhouse, en la línea apuntada en la recta final de la primera temporada. El problema es que a esta serie no le basta con ser buena. Debe ser increíble y espectacular para llamar la atención y mejorar esos resultados de audiencia. Si no, pintan bastos…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »