Review Dollhouse: Man on the Street

Review Dollhouse: Man on the Street

Pues sí, Eliza Dushku y Joss Whedon tenían razón. Había que esperar al episodio seis, Man on the Street, para empezar a disfrutar de Dollhouse. Lástima que justo ese día se emitiera uno de los mejores episodios de la historia de la ciencia ficción. Y lástima, también, que la serie de Whedon haya decidido hacerse mayor en el sexto episodio y no en el primero. Ahora toca hablar de Man on the Street, el episodio que nos recuerda por qué Dollhouse tenía tan buena pinta antes de que nos mostraran a Echo correteando por el monte o haciendo de corista para una estrella del pop. Vamos a comentarlo…

¿Por qué es especial Man on the Steet? Porque sorprende, divierte, impacta y une. Me explico: sorprende por esos giros inesperados al final del capítulo, en especial con ese mensaje de Echo a Paul; divierte, sobre todo viendo a Echo en su primera versión comedida y desconfiada de su falso marido, obsesionada con que está metido en asuntos de porno; impacta por peleas como la que mantienen Echo y Paul, demostrando que se puede ofrecer acción de calidad siempre y cuando esté justificada; y une, lo más importante, porque todas las tramas parecen llegar a Paul Ballard en los últimos suspiros del episodio.

Nada más arrancar nos damos cuenta de que Man on the Street no es un episodio al uso. Una cámara graba las reacciones de la gente por la calle cuando se les pregunta por Dollhouse. La sensación final, a raíz de todos los comentarios, es que Dollhouse es una especie de leyenda urbana, todos han oído hablar de ello, pero nadie tiene pruebas de que existe. El mismo debate moral que hemos planteado en anteriores reviews está en la “calle”. Esclavitud o tráfico humano son algunas de las definiciones que ofrece la gente, aunque también encontramos quien está a favor de hacer feliz al personal aunque sea a través de activos. Esta polémica nos sirve para presentar uno de los casos que ocupan el episodio: Sierra sufre abusos sexuales.

Dollhouse propone temas que generan conflictos morales en el espectador. Más de uno, al ver a los y las activos, habrá dejado volar su imaginación pensando en todo tipo de fantasías, algunas más confesables que otras. La clave es que todos hemos pensado en esos activos cuando les hemos implantado la personalidad que deseamos. Sin embargo, Hearn, el controlador de Sierra, no piensa lo mismo. Y cree que puede forzar a su activo en su estado más primario. Es oscuro, terrible y obsceno, porque aunque Sierra es una mujer adulta, su mente es la de una niña. ¿Hasta qué límites puede llegar la depravación humana?

Hearn abusa de SierraHearn abusa de Sierra

Hearn se convierte en un ser deleznable, ¡bendito Langton! (cada vez mejor personaje), pero tiene parte de razón en su argumentación final: qué diferencia hay entre que Sierra mantenga relaciones conmigo, sin personalidad y sin su consentimiento, a que las mantenga con cualquier otro desconocido, con personalidad y sin su consentimiento. Sin duda, un interesante debate. Man on the Street también nos ofrece la cara positiva de Dollhouse, ya que es capaz de hacer feliz a Joel Mynor, un tipo que contrata a un activo cada año el mismo día que murió su esposa para regalarle una casa y verla sonreír. El activo, Echo en este caso, llega, sonríe, se toma una copa y se va. Aquí no hay debate moral, pero sí una de las personalidades más divertidas que ha adoptado Echo hasta la fecha, siendo la mujer de Mynor obsesionada con los negocios de su marido en el porno. Porn!

Esta historia también nos ha permitido disfrutar del primer cara a cara entre Echo y Paul Ballard. Aunque el verdaderamente interesante ha sido el segundo. Seguimos con Paul, que ha empezado a intimar con su vecina Mellie. ¿Le quiere demostrar que no está obsesionado con Echo (A) o realmente siente algo por ella (B)? ¡Opción A! No tengo ninguna duda. Mientras tanto, Adelle descubre que Ballard le está suministrando información a Mellie y se saca un increíble plan de la manga. De hecho, es tan increíble que nos hace dudar de hasta qué punto son ciertas o no las palabras finales de Echo.

El plan, resumido: utilizar a Hearn para cargarse a Mellie mientras Echo distrae a Paul. La forma de distracción es una de las más interesantes que hemos visto hasta la fecha, con una entretenida pelea entre Echo y el agente Ballard. El momento what the fuck! se produce cuando Echo le cuenta a Paul que Dollhouse existe, que es una organización mundial (ojos como platos), que no es la persona que se puso en contacto con él, que tienen una red de infiltrados y que habrá nuevos contactos. ¡Parad, parad, parad! ¿Esto formaba parte del plan de Adelle? A mi me da la impresión de que no, por eso Echo luego, para no levantar sospechas, ejecuta las órdenes de Adelle y hace que Paul dispare al policía, con la consecuente retirada de la placa y la pistola.

La confesión de EchoLa confesión de Echo

La segunda parte del plan transcurre en casa de Mellie, que tiene a Hearn rodeándole el cuello y se está quedando sin oxígeno. Justo en ese momento suena el contestador, es la voz de Adelle: la tercera flor es amarilla. Y Mellie deja de ser esa vecina encantadora que lleva canelones a Paul para convertirse en una implacable asesina que acaba con Hearn en cuestión de segundos. El contestador vuelve a pronunciar unas palabras mágicas y Mellie vuelve a su estado inicial, minutos antes de que llegue Paul y flipe con la escena del crimen. ¡Mellie es un activo!

La gran pregunta es: ¿quién ha imprimido en Echo el mensaje que debía transmitile a Paul? Sólo tenemos tres opciones: Topher, que no parece el candidato a levantarse contra una organización del tamaño de Dollhouse (aunque podría ser Ivy, su ayudante); la doctora Claire Saunders, mucho más posible; o incluso la propia Adelle, cuyas reacciones durante el episodio nos han parecido decididamente sospechosas. Meter a Alpha en esto es demasiado, ¿no? Al final del episodio, como siempre, un mensaje conforme Echo está creando su propia personalidad: dibuja una casa, probablemente la misma casa que le tenía que regalar Joel Mynor en su penúltima personalidad, de ahí que la casa no esté terminada, como la misión.

Queda bastante claro por qué Man on the Street es el mejor capítulo de la temporada, ¿verdad? Joss Whedon confirma nuestra apuesta por esta serie. Toca refrendarlo este viernes. ¿Qué os ha parecido el 1×06?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Dollhouse: Man on the Street
Valoración

Categorías: Dollhouse Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »