Review Dexter: Turning Biminese

Review Dexter: Turning Biminese

Tras conocer la versión más light del señor Morgan la semana pasada, recuperamos al Dexter de las primeras temporadas, capaz de saciar la furia de su Oscuro Pasajero y llegar a tiempo a casa para ver a David Letterman. Nuestro asesino favorito ha llegado tarde a una de las primeras citas con su hijo y a su obligación familiar con Rita, pero a tiempo para reconducir la situación. Turning Biminese es un episodio excepcional, porque además de combinar los mejores elementos de la serie (asesinatos de Dexter, vida familiar, voz en off y reparto del protagonismo entre personajes), nos ha regalado varios minutos extra de un personaje genial: Vince Masuka. Y el resultado es maravilloso…

¡Genial episodio! Dexter vuelve a ser Dexter…

  • Episodio 3×05: Turning Biminese
  • Fecha de emisión: 26 de octubre

Turning Biminese recupera las señas de identidad de la serie, que sólo se habían insinuado en All in the Family. Ahora que ya sabemos que las obligaciones familiares de Dexter ocuparán la mayor parte de su tiempo, tocaba saber cómo lo combinaría con su peculiar afición de tapar los fallos de la justicia y saciar su sangrienta voracidad. Dexter ha salvado el primer match-ball llegando justo a tiempo al hospital para socorrer a la solitaria Rita, pero no creo que la bella Bennet le conceda muchas más oportunidades. Ni a él ni a su Oscuro Pasajero.

Los geniales sueños de DexterLos geniales sueños de Dexter

¿Cuáles son esas señas de identidad? En primer lugar, era básico volver a ver una habitación empapelada y a Dexter con un cuchillo en la mano. El ligón Ethan ha tenido el privilegio de ser asesinado por Dexter en la lujosa habitación de un barco, que incluso hemos podido ver cómo montaba Dexter. En segundo lugar, la voz en off, uno de los rasgos que hacen de esta serie una de las imprescindibles, ha ofrecido numerosas frases para la eternidad, muchas de ellas representadas con los maravillosos sueños de Dexter en los que aparecía Harry, un personaje que echábamos de menos.

Otro de los puntos fuertes del episodio es que todos los personajes han tenido sus momentos de protagonismo. Debra, por ejemplo, ha vuelto a tener roces con Quinn, que ha roto una lanza en favor de la hermanísima en uno de los momentos más emotivos del episodio. Sí, me refiero a la escena en que Masuka se ha quitado el traje de hombre formal, respaldado por sus compañeros, ha apartado a Ramón Prado de la investigación y se ha convertido, de nuevo, en el científico investigador más feliz del mundo. Tocaba un episodio en el que Masuka se reivindicara. Y gracias a Turning Biminese recuperaremos al Vince amante del porno, soez y divertido. Aplausos para el gran Masuka.

Masuka for PresidentMasuka for President

También recobra cierto protagonismo el sargento Batista. Su frustrada relación con la prostituta-policía no se acabó en el pasado episodio. Angel se ha enamorado y se vislumbra una interesante trama para un tipo que ha fracasado en todo menos en su oficio de policía. El sargento es otro de los personajes imprescindibles de esta serie, ya que es un maravilloso respiro para la trama central, protagonizada en exclusiva por el señor Dexter Morgan.

Rita y Dexter buscan piso. Mejor dicho, Rita busca piso para Dexter y ella. Por primera vez, probablemente desde que empezó la serie, Dexter ha tenido agallas para negar los deseos de Rita. Morgan no quería ir a ver pisos, no porque dude de su futura vida al lado de Rita, sino porque ha querido priorizar las ansias de su Oscuro Pasajero. No será la última vez que Dexter se encuentre en esta disyuntiva: seguir engordando su cajita que duerme en el aire acondicionado o cumplir con sus obligaciones familiares. Por cierto, conocer al Oscuro Pasajero ya no es algo exclusivo de Dexter.

Harry no soportó ver el monstruo que había creado y se suicidó. Rudy Cooper entró en el corazón de piedra de Dexter, pero su ambición no convenció al señor Morgan, que lo apartó del camino. Lo mismo le sucedió a Lila, que quiso ir demasiado lejos en su relación con el protagonista. Sin embargo, Miguel Prado ha conocido al Oscuro Pasajero, un privilegio al alcance de muy pocos, y lejos de sentir miedo, se muestra orgulloso de los métodos justicieros de Dexter. La trama no podría estar más interesante…

Dexter tiene corazón... ¿no?Dexter tiene corazón… ¿no?

Me he guardado para el final la escena del hospital, en la que Dexter se encuentra con Rita. Cada vez que nuestro protagonista habla con su pareja de temas sentimentales acabo desconcertado. ¿Realmente Dexter siente lo que dice? Sería incapaz de hacer daño a Rita y a los niños, pero a día de hoy también se siente indefenso ante su Oscuro Pasajero. En cualquier caso, por segunda semana consecutiva hemos podido disfrutar de una escena preciosa, en la que Dexter, desde su fría cabeza o desde su corazón, decide formar una vida distinta al lado de Rita y de su futuro hijo. Un nuevo Dexter Morgan en camino, dos temporadas por delante… ¡qué bien suena!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »