Review Dexter: This is the Way the World Ends

Así se acaba el mundo… y así se acaba la sexta temporada de Dexter, con un capítulo mucho más en consonancia con la historia de la serie que sus predecesores, pero que nos deja, al menos a mí, con un sabor de boca amargo. La sexta ha sido una temporada de contrastes, que posiblemente sea decir nada, pero que al menos refleja lo que se ha vivido en los comentarios de cada una de las reviews de este año. División. Enfrentamiento. Yo me posiciono con los que han cogido el garrote y han salido a la calle para pedir justicia y honor para la serie, con los más radicales, pero ahora que todo se ha acabado creo que todos estamos en el mismo punto, ya que todos deseamos una séptima temporada brillante. Eso es lo que le pedimos al 2012. Y eso es lo que propone el espectacular final de temporada…

  • Episodio 6×12: This is the Way the World Ends
  • Fecha de emisión: 18 de diciembre

En líneas generales, la sexta me parece una mala temporada. Una mala temporada… de Dexter. Lo que significa que es mucho mejor que el 60% de las series en antena, pero que no está a la altura de lo que ha sido y lo que puede ser la joya de la corona de Showtime. Fallos de guión, poca fidelidad con el trasfondo de los personajes, incoherencias impropias de esta serie y una preocupante catarata de situaciones inverosímiles que han lastrado el desarrollo de la sexta temporada. Si a eso le sumamos el habitual problema con los secundarios, el abuso de la voz en off y la tendencia inmovilista de los guionistas, nos encontramos con una temporada muy por debajo de sus posibilidades. Y no podemos olvidarnos, porque la serie ha jugado a eso, del fiasco que supuso el descubrimiento de que Gellar estaba muerto. No sólo porque la escena fue anticlimática e indigna para la importancia que ella misma se había dado, sino porque era sumamente previsible. Era como jugar una partida de poker con las cartas destapadas. Interés cero. Claro que todas estas afirmaciones encontrarán respuesta en los comentarios (espero que educadas) entre los que no han visto lagunas por ningún lado, confirmando que es una temporada de contrastes.

Algunos se apoyarán en el último capítulo para confirmar que la serie ha cerrado el círculo y abre una puerta a un nuevo escenario. Y tendrán razón. Pero otros seguiremos pensando que la sexta temporada ha sido una pérdida de tiempo y sólo estamos diez segundos más adelantados que al final de la anterior. Y no creo que nadie pueda quitarnos la razón. Por eso, porque no nos vamos a poner de acuerdo, porque ha sido un año de extremos y porque me apetece ver el vaso medio lleno de cara a la séptima temporada, la última review del año va a aportar un punto positivo del capítulo por cada punto negativo. No garantizo que haga extensible algunas afirmaciones al conjunto de la sexta temporada. Tal que así…

Me ha gustado… que Dexter se haya consolidado como la serie que más movimiento genera en Todoseries, con centenares de comentarios por review. Eso sólo lo consiguen las cosas que te importan. Estemos en un bando o en otro, nadie puede negar que Dexter está en el corazón de todos. A algunos se le ha roto, otros siguen enamorados.

No me ha gustado… que las reviews hayan tardado tanto en aparecer. Ha entorpecido el debate y ha demostrado poco compromiso con la serie. Espera… ¡si las reviews las hago yo! Maldito sea. Tendré que aprovechar para pedir disculpas por los retrasos, a la vez que exijo a la serie que vuelva a motivarme para ver el capítulo los lunes… antes que Homeland. Sí, creo que no soy el único que ha preferido ver a Claire Danes antes que a Michael C. Hall este año, una situación impensable en las últimas temporadas.

En fin, vamos con el 6×12, que ha empezado con Dexter agarrado a… ¿una almeja gigante?

Me ha gustado… Jennifer Carpenter. Sin duda, la actriz que más ha sobresalido esta temporada, por encima incluso de Michael C. Hall. A ello ha contribuido el crecimiento de su personaje, el más beneficiado de esta irregular sexta temporada. Una actriz enorme.

No me ha gustado… el rollo del enamoramiento de Debra. Me parece un mecanismo cutre de los guionistas para darle más empaque y clima a la escena final. No era necesario. ¿Acaso es menos impactante la escena si no está enamorada de él? Por Dios, ¡si llevamos seis temporadas esperando ese momento! No, no y no.

Me ha gustado… la inesperada aparición del Brother Sam. Por un momento, pensamos que Dexter podría redimirse a través de la fe. Por un momento, Sam nos hizo creer que podía presentar una alternativa al trágico final que todos pronosticábamos para Dexter. Por un momento, creímos que Dexter podía tener un amigo de verdad.

No me ha gustado… la inesperada muerte del Brother Sam. No es casual que la temporada se empezara a torcer a partir de su adiós. Se sentaron unas bases alrededor de la religión, Dexter empezaba a plantearse el papel que podía jugar Dios en su vida y al final todo eso se fue difuminando hasta perderlo de vista. Cuando tocó matar al secundario de turno, los guionistas eligieron fatal.

Me ha gustado… la escasa aportación de Quinn en la finale. Ha ido en consonancia a su aportación a la sexta temporada. Nula. Y me gusta, me encanta, que Batista se lo quiera cargar. ¡Renovación de secundarios ya!

No me ha gustado… la sensación de que todos los secundarios vuelven el año que viene. Incluso Mike. Porque se llama Mike el tipo de Chicago, ¿verdad? No es por repetirme pero, ¿qué ha aportado este hombre a la temporada? Decir que ha sido insípido es un insulto a los insípidos…

Me ha gustado… el caos que ha supuesto para Dexter la aparicion de Travis. Ha roto todos sus esquemas y ha sido más inteligente que él, de ahí que lo hayamos visto en situaciones poco habituales para alguien aparentemente infalible. Su llamada al departamento, rindiéndose ante el inminente Wormwood, es de lo mejor que nos deja este año. Dexter también pierde.

No me ha gustado… que ese caos en la forma de actuar de Dexter sea la excusa para tapar fallos de guión. Hay que hacer un ejercicio de fe para tragarse el timing de este episodio. Travis aparece siempre en el segundo y en el lugar adecuado. Además, si todo el Departamento de policía de Miami está detrás de un hombre que va a subir a un rascacielos, ¿por qué no ponen policías en las azoteas… y en las puertas? Vamos, es que pensar que Travis se cuela en un edificio lleno de gente con una cesta gigante y un niño vestido de león dentro… suena ridículo. ¿Y lo de la jeringuilla de Dexter? ¿Y que lo rescate un grupo de balseros… a los que luego salva mostrándoles su Oscuro Pasajero y pasándose por allí donde la espalda pierde el nombre el Código de Harry? Todos esos fallos, que años anteriores se cuidaban (o se camuflaban) mejor, en la sexta temporada se han multiplicado y se han hecho demasiado evidentes. Es como cuando en una película de zombis y alienígenas, un humano salta de un edificio a otro en plan Superman y tú dices: “si, claro, eso no se lo cree nadie”. Hay licencias que sí, que entendemos y aceptamos porque forman parte de un acuerdo, pero hay otras que no. Y este año hemos vivido demasiado en estas últimas…

Me ha gustado… la simbología del último episodio. Cuidada. Elaborada. Incluso he sentido curiosidad por esos retablos que ha ido pintando Travis a lo largo de la temporada. Hemos visto corderos, leones, leones convertidos en corderos, el arca del diluvio con Dexter a bordo (¡salvación!) y un montón de detalles que confirman el buen nivel del capítulo y hacen un flaco favor a sus predecesores. Es la prueba de que se podía hacer mejor. Por cierto, gran frase final de Dexter: “I am a father, a son… and a serial killer”

No me ha gustado… la simbología en los anteriores episodios. Sabíamos que la religión era importante este año, teníamos a un fanático que jugaba a ser Dios y no han sido capaces de transmitir cierta curiosidad por la misión sagrada de Travis. Incluso los asesinatos, tan elaborados y simbólicos en los primeros episodios, han perdido espectacularidad con el paso de los capítulos. La segunda parte de la temporada ha sido torpe y atropellada.

Me ha gustado… la realización de la última escena. El juego de cámaras, de luces y de planos. Todo. De hecho, este halago se puede hacer extensible a casi toda la temporada: ya destacamos el fantástico trabajo técnico en la falsa cena entre Debra y Dex.

No me ha gustado… la razón de ser de esa última escena. Respetando la poesía de matar a Travis en la iglesia, ¿en qué cabeza cabe que Dexter mate a alguien en un lugar que todavía debe revisar la policía? Eso escupe en el Código de Harry y en el sentido común del personaje. Dexter jamás actuaría así. Y mucho menos sabiendo que su hermana es consciente de que él va a estar ahí en ese momento. Pero bueno, ¿desde cuándo Dexter es así de descuidado? ¿En medio de la iglesia, ni siquiera en el sótano? No. Véis, esto es lo que antes no pasaba y ahora sí…

Me ha gustado… que Debra descubra a Dexter. Sí, me ha gustado el final del capítulo. Me ha encantado. Es el paso adelante más importante que ha dado la serie en toda su historia. Es valiente y plantea un escenario totalmente nuevo para las dos últimas temporadas. Aunque todos sabíamos que debía ser Debra la que lo descubriera, no le resta valor a la escena. Podría haber sido Quinn o Batista el que enganchara a Dexter, se mataban dos pájaros de un tiro, pero eso habría sido mucho menos impactante. Un aplauso para la serie, que ahora tiene en las manos un arma de doble filo.

No me ha gustado… que la última escena enmascare los errores cometidos. Es decir, ¿dónde estábamos al final de la quinta y dónde estamos ahora? Como decía, diez segundos más adelante. Yo soy de los que defendió que Debra debía haber abierto aquella cortina al final de la temporada anterior. Nos habríamos ahorrado una sexta temporada… controvertida (voy a dejarlo ahí). Esa cobardía, ese inmovilismo, se ha pagado con creces en un año sin ton ni son.

Me ha gustado… la sospechosa presencia de Louis, el becario de Masuka. Desde luego, si la serie jugaba a meter en acción a un personaje extraño y oscuro, lo ha conseguido. Louis tiene algo entre manos, nunca mejor dicho. Y supongo que saldrá a la luz el año que viene. Debe volver.

No me ha gustado… la influencia de Louis en la finale. ¿Por qué mandó la mano a Dexter? Si realmente fuera un hecho importante, ¿por qué recoge la mano Travis? ¿Es sólo un chiflado o es algo más? ¿Era un globo de aire y mentiras de los guionistas o hay una historia preparada para él? ¿Qué relación tiene con Ryan, la becaria sexy? ¿Y por qué se enrolló con la hermana de Batista? Toda esa trama apuntaba maneras, pero en esta serie no basta con apuntar…

Me ha gustado… la reflexión inicial de Dexter, que se cuestiona si el mundo sería un lugar mejor sin él. Pues no. Ni desde el punto de vista de la ficción, ni desde el de la realidad. Si algo nos ha quedado claro estos años es que Miami es el lugar del mundo con más asesinos en serie por metro cuadrado, así que la presencia de ese Robin Hood moderno se me antoja imprescindible. Y en la realidad… hombre, la sexta ha sido floja, pero tanto como para desear su desaparición no. Eso sí, exigimos una muerte más que digna para la serie en sus dos últimas temporadas y prometemos olvidarnos de la sexta.

No me ha gustado… que el uso de la voz en off se haya desvirtuado tanto este año. Soy consciente de que la serie siempre ha abusado de ese recurso narrativo, pero es que esta temporada se ha utilizado mal. Especialmente dramático el día que la voz de Hall nos contó que Gellar estaba muerto y lo había matado Travis. Vaya, no me lo esperaba desde el episodio dos ni he sospechado nada al ver a Gellar en un congelador al tiempo que mostraban la cara de loco de Travis. Eso no hace justicia con el uso que se le daba en las primeras temporadas.

Me ha gustado… que se haya acabado la sexta temporada. Y con ella todos los resbalones impropios de esta serie. El año que viene más y mejor. Seguro. Ah, y no me gusta nada tener que esperar un año para entrar en el escenario más esperado de la historia de la serie. Un escenario que recuperará la mejor versión de uno de los mayores entretenimientos televisivos de los últimos años. Dexter se lo merece. Se lo ha ganado. Fue enorme y lo volverá a ser…

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Dexter: This is the Way the World Ends
3.8 (76.67%) 6 votes

Categorías: Dexter Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »