Review Dexter: Si Se Puede

Review Dexter: Si Se Puede

Sí, se puede hacer una serie maravillosa temporada tras temporada variando por completo el argumento en cada una. Sí, se puede ser original después de 30 episodios. Sí, se puede sorprender al público, en especial cuando sorprendes a los protagonistas. Sí, se puede ser un asesino en serie despiadado y tener el favor de la audiencia. Sí, se pueden tener buenos amigos incluso si te llamas Dexter Morgan y llevas un Oscuro Pasajero en tu interior. Sí, se puede…

Debido a problemas técnicos ajenos a nuestras competencias, la review se ha retrasado un pelín… ¡pero ya está aquí! He disfrutado como un niño con Si Se Puede

  • Episodio 3×06: Si Se Puede
  • Fecha de emisión: 2 de noviembre

La genialidad de Turning Biminese le hacía un flaco favor al resto de la temporada, ya que igualar su nivel prometía convertirse en un reto inalcanzable. No sé si el 3×06 (Sí Se Puede) supera o no a su antecesor, pero sé que mantiene el listón allí arriba, donde casi no llega tu vista, donde hace tiempo que descansa Dexter. Glorioso capítulo, con mención especial al sueño de Dexter en el que Harry va vestido igual que su hijo y lanza dos o tres frases para la posteridad sobre el concepto de la amistad. ¿Un asesino en serie puede tener amigos?

Dexter da un paso más en este viaje hacia la normalidad que ha iniciado en la tercera temporada. Durante los cuatro primeros episodios nos centramos en la familia, boda e hijo incluídos, y ahora ponemos el foco en el tema de la amistad. Miguel Prado ya insinuó en Turning Biminese que no le asustaba encontrarse cara a cara con el Oscuro Pasajero, pero el analista en sangre de la policía de Miami no podía desmontarse con tanta facilidad, por eso necesitaba poner a prueba a su potencial amigo.

Sí Se Puede es una prueba constante a la fidelidad de Miguel Prado. Dexter intentará llevar la situación al límite en varias ocasiones para forzar la deserción de su amigo, pero Miguel está seguro de rectificar los fallos de la justicia siguiendo métodos dexterianos. Como comentaba al principio, mención especial para los sueños de Dexter en los que aparece Harry, personificación de su demonio, de su desconfiada conciencia, para instarle a que siga trabajando en solitario. Me temo que Harry acabará teniendo razón, pero hasta el momento Miguel no ha fallado a Dex.

Los sueños de DexterLos sueños de Dexter

Si algún seguidor de la serie echaba de menos los momentos de tensión que, por ejemplo, vivimos persiguiendo al Ice Truck Killer, sus deseos habrán quedado saciados con la magnífica escena del parking, justo antes de que Dexter acabara con el nazi amigo de los martillos. Dos minutos de caos y de dudas en los que hemos recordado a los muertos del señor Prado, que sin embargo ha vuelto a demostrar que confía en Dexter y está dispuesto a jugarse el cuello por la causa. Por cierto, qué grande ver a Harry y Dexter vestidos igual en el parking, decidiendo el siguiente movimiento y hablando sobre las relaciones humanas. Inolvidable.

Cerremos la historia de los dos justicieros. Dexter ha abierto su parcela a Miguel más de lo que lo había hecho con nadie, pero sigue teniendo un territorio sagrado en el que sólo pueden estar él y su Oscuro Pasajero. Sí, me refiero al momento en que se desenrosca su maleta de artilugios cortantes y, con la habitación empapelada, empieza ese cara a cara desigual entre la víctima y el asesino… ¿o debería decir entre el corrector de la justicia y el delincuente? Dex no ha permitido que Miguel viera esa escena. ¿Se sentirá traicionado el fiscal?

Qué bonito...Qué bonito…

Vamos con otro Morgan, menos sangriento y menos refinado, Debra. Su intuición le lleva a desconfiar directamente de Ramón Prado, que no ha superado la muerte de su hermano y busca alternativas para que se cumpla la ley, algo así como Dexter pero sin asesinato. Ramón Prado sólo tortura a sus víctimas para que confiesen algo interesante sobre Freebo, que recordemos está siendo devorado por algún simpático pez del fondo marino. Sin embargo, Ramón no es el despellejador que sigue dejando víctimas a su paso, la última el joven Wendell. Sí Se Puede muestra algún detalle más de esta investigación que cada día está más interesante.

El mismo interés tiene la relación de la pequeña de los Morgan con Anton. Ese primer encuentro de manos y la frase del propio Anton haciendo referencia a su ligue pasajero son para enmarcar. Podemos darle las gracias a los guionistas porque todas las relaciones que ha tenido Debra Morgan han sido perfectamente construídas, paso a paso. Y todas ellas tienen un punto de credibilidad y un punto de locura, características distintivas de Debra. Me apasionan las relaciones personales de la serie, como la que se está forjando entre Batista y Gianna. Van muy poco a poco, pero es que el primer encuentro no fue demasiado amistoso

Voy a acabar el comentario haciendo referencia a Laura, la amiga de Dexter enferma de cáncer. Es de un despiadado cinismo pensar que un asesino que destruye vidas es capaz de sentir pena por una enferma que va a perder la suya más pronto que tarde. Pero no pensamos en ello, sino que admiramos la capacidad de Dex para hacer que una amiga que va a perder la vida no pierda también la dignidad. La semana que viene pastel de lima

Pastel de LimaPastel de Lima

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Dexter: Si Se Puede
4 (80%) 3 votes

Categorías: Dexter Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »