Review Dexter: Once Upon a Time


Once Upon a Time… un cronista que tenía tiempo para entregar las reviews al día, que trataba con sumo cuidado una serie que le había hecho feliz durante cinco años y que se esmeraba en comentar hasta el último detalle de todo lo que acontecía alrededor de la misma. Ese cronista no ha muerto, es que está muy ocupado con temas personales que os aburrirían. Sí, amigos, debo empezar una vez más pidiendo disculpas por el retraso con la review de Dexter y advirtiendo del peligro de que se vuelva a repetir esta circunstancia durante las dos próximas semanas. Sé que no es lo mismo leer sobre un episodio que has visto cinco días atrás, pero creedme que el tiempo se esconde y no consigo encontrarlo por ningún lado. Espero que cuando lleguen los episodios más importantes de la temporada mi situación personal se haya estabilizado y las reviews puedan llegar a tiempo, que es lo mínimo que merece una serie como ésta. Y dicho esto, recordando al personal que no salí del todo satisfecho de Those Kinds of Things, pasamos a comentar Once Upon a Time… ¿Vamos?

  • Episodio 6×02: Once Upon a Time
  • Fecha de emisión: 9 de octubre

No salí muy contento del 6×01 porque tuve la sensación de que la serie se estaba estancando. Familia, amistad o pasado habían sido temas centrales de temporadas anteriores, que giraban casi siempre en torno a la figura de un villano (Trinity), compañero (Miguel Prado) o incluso ligue (Lila) que hacían que Dexter se cuestionara su capacidad para convivir con su Oscuro Pasajero. El punto de partida de la sexta temporada será similar, sólo que en este caso parece que hablaremos de redención a través de la religión. Ese es el modus operandi de la serie, que permite que Michael C. Hall saque brillo a su talento como actor, pero que deja a los secundarios en un peligroso segundo plano, valga la redundancia. Mi miedo era que los guionistas no supieran encontrar historias interesantes para Debra, Batista y compañía, o que la serie no diera pasos hacia lo que todos entendemos que será el final de la misma: el Departamento de Miami a la caza de su analista de sangre o, lo que es lo mismo, Debra cazando a Dexter. En el fondo, que Quinn no sepa qué anillo regalarle a Debra, nos importa un pimiento. Lo que nosotros queremos es ver a Debra abriendo la caja de muestras de su hermano o alucinando con los rituales de la muerte que el inocente Dexter lleva a cabo desde hace más de una década. Eso debería ser Dexter en sus dos últimas temporadas.

Dicho esto, Once Upon a Time me cierra ligeramente la boca, ya que pone la primera piedra para que se produzca esa ansiada guerra Debra-Dexter. Me refiero, claro, al nombramiento de la hermanísima como teniente. El chantaje de Maria a Matthews ha acabado por perjudicar al de siempre, a Batista, que por justicia merecía sentarse en el despacho que ha dejado Laguerta. Al final ha ido a parar a manos de Debra, que en su primer “caso gordo” se enfrentará a los dos locos religiosos de los que luego hablaremos. Que Deb se convierta en jefa no garantiza que vaya a cazar a su hermano, pero sin duda es un cambio en el status quo, que era una de nuestras exigencias. Ese paso, además, ha sido muy coherente, ya que Debra ha exigido la aprobación del propio Batista como condición para que ella aceptara el cargo. Muy creíble la expresión de angustia de Debra y muy consecuente con su personaje, siempre más preocupada por el trabajo que por su vida personal, de ahí que no se haya planteado hablar con Quinn sobre su futuro como pareja, a pesar de tener una propuesta de matrimonio sobre la mesa, sino con Batista sobre su futuro laboral. Bueno, pues ya tenemos a la nueva lieutenant, que resulta ser la hermana del analista de sangre, la ex pareja de uno de los detectives y la amiga del que ha robado el puesto. No lo tendrá fácil.

Dexter 6x02

La negativa de Debra a Quinn tiene otra posible consecuencia positiva para la historia: recuperar el mal rollo entre el propio Quinn y Dexter. El detective siempre ha desconfiado del analista, y el analista jamás ha aceptado que estuviera con su hermana, así que prefiero que haya tensión entre ambos a una falsa amistad obligada por las circunstancias. Quinn no es el tipo más avispado de Miami, pero un Quinn despechado es más peligroso que un Quinn enamorado. Por otro lado, su relación con Debra parece totalmente finiquitada, así que no me extrañaría que ésta se pasara otra temporadita en casa de Dexter. ¿Cuántas veces habrá dormida Debra en el sofá de su hermano?

Cerrando el tema secundarios, el que mejor se lo va a pasar este año es sin duda Masuka. A su becaria, Ryan Chambers, le ha bastado un día de trabajo para protagonizar un fascinante despliegue de seducción que animará el departamento y que hará subir la temperatura de Masuka, que ya es bastante alta de por sí. En cualquier caso, dudo que la serie se limite a ofrecernos la imagen de Brea Grant como un simple objeto sexual, ya que también en su primer día ha colaborado con pequeños avances en la investigación de las serpientes. Eso sí, tampoco creo que vaya a formar parte de alguna historia principal, dado que Masuka se ha definido desde el primer día como el geek de laboratorio que pone la nota de humor (salvaje) a la serie. Por último, nos queda algo colgada este año Maria Laguerta, enfrentada con el mundo. Ha chantajeado a Matthews para ganarse un ascenso, aunque le ha costado su amistad con Angel, que era de los pocos que la soportaba. ¿Cómo encajará en la sexta temporada? Me imagino que volveremos sobre la idea de que Batista se tiene que comer los marrones creados por Laguerta, aunque sigo pensando que este año va a caer un personaje importante. Y a Maria le doy más papeletas que a nadie.

El foco de Once Upon a Time ha estado sobre el Brother Sam, un personaje a tener en cuenta muy bien interpretado por el rapero Mos Def. Sam ha llamado la atención de Dexter por lo de casi siempre, un oscuro pasado que no ha encontrado castigo en la justicia, pero en su caso el desenlace ha sido distinto ya que Sam ha convencido al analista de sangre de que realmente ha encontrado el camino de Dios. Ni su trabajo como jefe de mecánicos es una tapadera ni su fe es de quita y pon, como hemos pensado la mayoría durante el capítulo. La religión ha influido en su vida hasta tal punto que asocia su supervivencia a los deseos de Dios. Sam debería estar en la cárcel, pero varios milagros le han ofrecido una redención que le permite luchar contra ese Oscuro Pasajero del que también es portador. Y en esa concesión encuentra las fuerzas para reconducir a las ovejas que intentan salirse de su rebaño. La figura de Sam reabrirá el clásico debate interno de Dexter: ¿puedo convivir con mi Oscuro Pasajero? ¿Realmente la religión me puede ayudar a superar mi necesidad de matar? La relación entre Sam y Dexter me recuerda un poco a la que Dex tuvo con el Trinity, al que se acercó para copiar su estilo de vida familiar. En este caso, sin embargo, todo es mucho más sincero, ya que Dexter ha desvelado su verdadera identidad a las primeras de cambio y el Brother Sam tampoco parece esconder un lobo bajo esa piel. Buen fichaje.

Dexter 6x02

Si Sam es un líder que se ha reconducido gracias a la religión, el Profesor Gellar parece que ha perdido el norte por culpa de ella. Gellar se presenta ante su alumno Travis como una especie de elegido que salva almas ante el inminente apocalipsis. Así se justifican las muertes que han dejado a su paso y que seguirán aumentando en los próximos días. Once Upon a Time nos ha enseñado que Travis era una persona aparentemente normal, que tenía una buena relación con su hermana, pero que en los últimos meses ha cambiado su actitud. Lo típico que pasa cuando alguien entra en una secta. En cualquier caso, vamos a necesitar mucho más contexto para entender el modus operandi de estos dos, que por ahora están ligeramente desaprovechados. Por cierto, me gusta la teoría, únicamente porque está basada en mi película favorita, de que el Professor Gellar no existe, sino que es una creación de Travis, estilo Tyler Durden en El Club de la Lucha. La única base es que Gellar no se ha relacionado con nadie más que con Travis en lo que llevamos de serie (que es muy poco) y la última escena de este 6×02, en la que se quema el brazo con la barra de hierro igual que Brad Pitt lo hizo en su día con sosa cáustica. Pensad que Travis cumple con la primera norma de su Club de la Lucha, que es no hablar de El Club de la Lucha… ¿Os imagináis que Travis ha creado a Gellar porque él es incapaz de llevar a cabo esa matanza por sí solo? Una locura, ¿verdad?

Bueno, pues con esa locura nos despedimos hasta la semana que viene que, mirándolo por el lado positivo, es mañana. Igual en este 6×03 ya podemos tirar por tierra la que sería la teoría más corta de la historia. Once Upon a Time nos deja la buena noticia de la llegada de un Mesías como el Brother Sam, pero también un paso hacia delante en la encorsetada estructura de la serie con el ascenso de Debra. Todavía no estamos al nivel de otros años, pero vamos por el buen camino. Tengo fe.

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Dexter: Once Upon a Time
4 (80%) 2 votes

Categorías: Dexter Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »