Review Dexter: Get Gellar

Dexter
Bueno, pues ya llegó. La “gran revelación” de la temporada, el momentazo, la escena sobre la que se ha estructurado la sexta temporada. Una escena que habría sido impactante si se hubiera tratado bien a lo largo de los nueve primeros episodios, pero que ha resultado anticlimática y previsible. El 75% de la audiencia tenía muy claro que Gellar no existía más que en la mente de Travis. Y el otro 25%… pues no sé, imagino que habrá ha visto la temporada mientras hacía la cena o algo así, porque la verdad es que estaba más que telegrafiado. Si hasta yo, que hice tantas teorías en Lost como veces el ridículo, me olí la tostada en el episodio dos. La serie lo ha hecho muy mal desde el principio, pero es que tampoco ha trabajado demasiado el momento del descubrimiento, en el que claramente ha sobrado la voz en off que en otras ocasiones hemos alabado. En fin, que la mejor conclusión que se puede sacar es que esto ha sucedido en el 6×09, lo que significa que todavía tiene tres episodios para intentar reconducir el rumbo de cara a las dos últimas temporadas de la serie. ¿Comentamos Get Gellar?

  • Episodio 6×09: Get Gellar
  • Fecha de emisión: 27 de noviembre

Sólo hay una frase más odiosa que “ya lo sabía” y es “te lo dije”, así que voy a evitar usarlas para no herir sensibil… ¡Qué narices! ¡Lo sabía! ¡Lo sabía… y os lo dije! La teoría de que Gellar no existe planea sobre mi cabeza desde el minuto dos de partido. Podría apuntarme un tanto y decir que fui el primero en hacer esa afirmación, pero estoy seguro que cuando yo lo comenté en la review, el 99% de vosotros ya se había dado cuenta. No, no destaco por ser un gran intérprete de las situaciones. Y mucho menos por ser el Messi de los pronósticos, así que si acierto algo sobre el futuro de una serie es que la serie ha sido bastante previsible. O sea, que ha colocado las pistas de una forma tan evidente que hasta un observador torpe como yo se ha dado cuenta. Por eso creo que la sexta temporada de Dexter ha sido como un mago malo al que se le ve el truco en todas sus actuaciones. Sí, creo que la sexta es una mala temporada, aunque no pierdo la esperanza de que en los tres últimos episodios pase algo bonito. No sé, que muera Quinn, por ejemplo.

No se puede estructurar toda una temporada alrededor de una única escena. Bueno, sí se puede, pero se tiene que hacer muy bien. Como El Sexto Sentido, por ejemplo, que aunque es bastante tramposa, la confesión final eclipsa cualquier juego de manos anterior. O como El Club de la Lucha, la brillante paja mental de David Fincher. O como Identidad, una película facilona y simple que crece en sus últimas escenas y que te cambia la cara. O sea que sí, sí se puede, pero no vale que esa escena que debe destrozar las mandíbulas de la audiencia, que debe resquebrajar el muro de la tranquilidad, que debe sacudir el corazón del espectador y que debe hacer trizas la calma, se vea venir desde varias leguas de distancia. No puede ser. Porque si te ven el truco, si se descubre de forma anticipada lo que realmente vas a contar al final, no tienes nada. A Dexter le hemos visto los ases en la manga en la primera mano. Y como suponíamos, detrás de esos ases no había nada más.

Gellar no existe. Está muerto en el congelador de la iglesia, que aunque está en ruinas sigue teniendo electricidad. Gellar sólo está en la mente de Travis, lo que significa que todos y cada uno de los asesinatos que se han producido en los últimos capítulos, incluido el de Lisa Marshall, son cosa de Travis. ¿Qué? ¿Cómo se os queda el cuerpo? Igual de frío que a Gellar, ¿verdad? Pues ya somos dos…

Dexter 6x09

Lo peor de todo es que la temporada no es mejor aunque no sepas que Gellar está muerto desde el principio. Es decir, ¿desde cuándo Dexter actúa de una forma tan poco profesional? Le ha dado su teléfono personal a Travis, al tipo más buscado de Miami. Y no sólo eso, sino que lo tiene “retenido” en un hotel del que puede entrar o salir cuando le dé la gana. Es más, le ha dicho quién es y qué quiere hacer con Gellar… No, ese no es Dexter. Es una imitación de los chinos que se ha tomado una temporadita de descanso y que volverá el año que viene para reclamar su lugar. Sí, tiene que ser eso. Y supongo que los guionistas también están de viaje, porque no es normal que la última escena del episodio haya sido tan anticlimática. Toda una temporada… ¿para eso? No sé, podíamos haber visto a Travis con la sombra de Gellar o una escena en la que el Doomsday Killer se mira al espejo y ve al profesor. Honestamente, creo que deberían haber preparado algo más impactante para ese supuesto gran momento. Y desde luego sobra la voz en off. Sobra porque nos hacen sentir un poco tontos. De verdad, señores guionistas, no hace falta que nos lo expliquen todo. Somos capaces de entender, viendo el cadáver de Gellar y a Travis despertar con cara de loco, que el autor de los crímenes es el señor Marshall. No necesitamos que Dexter nos lo cuente. En fin, que no lo compro. Ni la temporada, ni el capítulo, ni la escena.

Otro gran problema con el que se ha encontrado la serie este año, o al menos se ha hecho más evidente, es que sus secundarios están vacíos. Ni la historia de Quinn, ni la de Batista, ni el pobre Masuka que sigue denostado, tienen interés alguno para la audiencia. ¿Por qué estamos viendo lo mal que ha encajado Quinn la ruptura con Debra? ¿Es necesario que nos cuenten que se ha cepillado a una señora mayor y fea? ¿Y a qué viene su pelea con Angel? En serio, no entiendo esta historia. Así que espero que todo esté sucediendo por un bien mayor, que sea la despedida de Quinn al final de año, bien sea porque se mete en algún lío que lo lleva a la tumba o porque Debra se cansa de tener un policía así en su departamento y lo despide. ¿No habíamos acabado esa trama con esa bonita conversación en el departamento? ¿Dónde está el Quinn maduro y molón de aquel día?

Lo de la mano del Ice Truck Killer en casa de Louis puede llegar a ser un punto interesante, siempre y cuando tenga alguna relación con Ryan, la becaria sexy de Masuka. ¿Trabajan juntos? Recordemos su obsesión por las reliquias del departamento de Miami. ¿Cómo ha conseguido Louis la mano? Pues no está mal este tema, al menos es un punto de partida hacia alguna parte. Igual de lo que Laguerta la semana pasada, aunque también fuera muy previsible que estuviera encubriendo a Matthews. Me gustará ver cómo Maria hace la vida imposible a Debra, que ha optado por la opción más coherente con su personalidad: descubrir la verdad y resolver el caso.

Dexter 6x09

Finalmente, me está gustando mucho la evolución de Debra esta temporada, creo que es lo mejor que nos está dando la sexta. Su ascenso, su estrés permamente, su ruptura con Quinn, sus crisis o su soledad se transmiten en cada sesión con la psicóloga, que me parecen de lo más entretenido. Debra está muy rota. Y lo estará más cuando descubra quién es en realidad su hermano. Sí, de esta año no pasa. Este año destapamos la cortina… Más que una posibilidad, lo veo casi como una obligación, porque la serie necesita un intenso soplo de aire fresco, un salto hacia otro escenario. No hace falta que vuelva a aparecer en Miami el asesino más peligroso de la historia, basta con que Dexter salga por las noches a consolar a su Oscuro Pasajero y que la relación con su hermana toque fondo. Para que Debra empiece a desconfiar poco a poco hasta que pueda responder a la psicóloga que sí, que cree que su hermano podría llegar a matarla.

¿Y ahora qué? Pues ahora nos quedan tres capítulos en los que Dexter hará lo que tendría que haber hecho hace tiempo, que es cargarse a Travis. Tenemos que descubrir qué hace la mano del Ice Truck Killer en casa del becario. Podríamos ver a Batista haciendo algo de provecho, aparte de pegarle a Quinn. Y con un poco de suerte igual sucede ese cambio de juego que reclamamos muchos prácticamente desde que empezó la sexta temporada. La serie lo merece. Se lo ha ganado en cinco años brillantes…

Nota del autor
2
Vuestra nota
Review Dexter: Get Gellar
3.9 (77.78%) 9 votes

Categorías: Dexter Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »