Review Dexter: Buck the System

dexter-7x03

No matarás, dice uno de los sagrados mandamientos de la Biblia. Y nosotros, creyentes o no, lo acatamos al pie de la letra. Matar es feo, sin embargo todos entendemos que una manada de leones devore al búfalo más despistado de la manada. “Eso no es matar, es sobrevivir”, dirían algunos, pero todos lo asumimos como un mal necesario para el equilibrio del mundo animal. Al fin y al cabo, ¿algo tendrán que comer los leones no? Ahora cambiad al león por Dexter y al búfalo por Ray Speltzer -dile búfalo, dile minotauro- y nos encontramos en el mismo laberinto mental en el que está Debra: ¿es Dexter un mal necesario de esta sociedad? El final del episodio dice una cosa, pero la razón dice otra… ¿A ti qué te parece?

  • Episodio 7×03: Buck the Systema
  • Fecha de emisión: 15 de octubre

El psicólogo que me trata lo de Dexter me ha recomendado que no mire hacia atrás, que me tome el pasado más reciente como un escalón en el que apoyarme para saltar todavía más arriba. Y funciona. Mi ejercicio de amnesia ya es prácticamente completo gracias a ese esfuerzo personal, pero también al buen hacer de los que ahora comparten la vida conmigo, porque han hecho de ese ejercicio una carrera cuesta abajo. Tres de tres. No somos tan grandes como fuimos, pero seguimos creciendo semana a semana.

Buck the System es un gran episodio por varios motivos, que ahora expondremos, pero sobre todo por el aroma a renovación que nos deja. Por un lado, hemos cerrado una puerta que nunca se debió abrir, la de Louis Greene, un personaje absolutamente prescindible que los guionistas crearon no se sabe muy bien para qué y que al final se han sacado de encima de una forma más o menos digna. Louis ha contribuido en estos dos últimos capítulos a que Dexter se dé cuenta de que puede luchar contra su Oscuro Pasajero y que no hace falta matar para hundir a una persona. Ha sido una breve terapia y con eso nos hemos de quedar, aunque en realidad, en la escena de su muerte, todos hemos visto a los guionistas acercándose disimuladamente a la parte trasera del barco y, mirando hacia otro lado, lanzando el cadáver por la borda. Así concluye la historia de este personaje que, si bien nunca nos ha llegado a incordiar, sí resultaba una pérdida de tiempo bastante alarmante. Louis sobraba en ese laboratorio… si es que alguna vez había llegado a entrar. Las gracias se las tenemos que dar al mafioso Isaac y a un cúmulo de casualidades que no vamos a comentar porque el fin, en este caso, ha justificado los medios. La lástima es que Isaac no llevara su destornillador a mano… o mejor aún: un Oscuro Pasajero.

dexter-7x03-1

Una puerta se cierra, decíamos, y otra se abre: Hannah. Creo que encontraremos muchos motivos para amar a Hannah, algunos de los cuales ya nos los han mostrado en este 7×03: tiene mucha personalidad, es arrolladoramente sexy y ha conseguido escapar de un pasado feo, feo. Hannah es la ex pareja del tipo que se lanzó contra el camión la semana pasada y que convenció a Dexter de que no hay paz para los malvados. Imagino que Hannah, que tiene un máster en tratar con tipos problemáticos, jugará un papel destacado en este proceso de renovación de Dexter. No sé si para bien (imagino que sí) o para mal (¿se puede ir a peor?), pero dejará una huella en la personalidad del asesino en serie, igual que Lila o Lumen en su día. Teniendo en cuenta mi habilidad para hacer pronósticos, lo más probable es que la pille un camión la semana que viene, pero todo parece indicar que se hablará de Hannah hasta que la serie cierre la persiana. Esa es mi apuesta. Me encantaría conocer la vuestra.

Puertas abiertas, puertas cerradas… y un enorme foco sobre una pareja ilumina el centro de la habitación: Debra-Dexter. Su relación es, porque debe ser, el corazón de una séptima temporada que late al ritmo del gran descubrimiento de la hermanísima: de la estupefacción y la repudia, a la aceptación; de la aceptación, al tratamiento y la fe; del tratamiento a la duda; y de la duda, esta semana hemos pasado al derrotismo. Además, los casos semanales (Wayne Randall, Ray Speltzer) están bastante bien traídos al hilo de todo ese asunto y se nota que la serie está trabajando a conciencia ese proceso de asimilación. El arranque de Buck the System, por ejemplo, es una buena prueba de ello, con esos ataques de violencia que suceden únicamente en la mente de Dexter… hasta que suceden de verdad. Quiero creer que Dex lleva varios días en casa de Debra (una semana, como mínimo), de ahí que el Oscuro Pasajero quiera ponerse al volante con insistencia y se plantee incluso degollar al pobre Masuka, que ya tiene suficiente con su “talento” para fichar becarios. La angustia de Dexter se visualiza con más claridad en ese estrechísimo callejón en el que le pide a su hermana algo de espacio. Y Deb, como la madre que se sabe pesada, decide dar un paso atrás.

En mi opinión, uno de los puntos más potentes de Buck the System es que Dexter no ha tratado de canalizar su furia sacando al Oscuro Pasajero a la espalda de Debra, sino que la ha hecho partícipe de sus aficiones nocturnas. Ha intentado justificarse y la ha invitado a entrar en su mundo. Eso significa, en primera instancia, que cree ciegamente en que sus actos siguen una lógica, ya que se siente capacitado para defenderlos. Y, en segundo lugar, que confía en convencerla. Me ha encantado cuando Debra, en el bar donde Dexter vigilaba a Ray, le ha preguntado si la había citado para que lo ayudara a matar. “No, I don’t need you to help me, Deb. I just need you to understand…” Pero no, no se puede entender. Debra nunca lo va a entender. No quiere, porque choca con su condición humana; no puede, porque no tiene Oscuro Pasajero; y no debe, por el detallito de que es la jefa de policía. El final del capítulo es la confirmación de que Debra no ha decidido dar un paso atrás, sino que directamente ha optado por apartarse del camino. No quiere jugar a ser la niñera de Dexter, aunque todavía no sabemos si es porque le aterra el fantasma del fracaso o porque, Ray Speltzer mediante, se ha dado cuenta de que Dexter es un mal necesario.

dexter-7x03-2

¿Lo es? ¿Es Dex un mal necesario? Desde luego, si tomamos únicamente como referencia la historia del terrorífico Ray, la sociedad requiere de justicieros como Dexter. Ray es un colgado de manual que sólo puede estar en la cárcel y que, cosas de la justicia, está en las calles de Miami (digna de estudio la acumulación de villanos en esa ciudad) secuestrando a inocentes señoritas a las que somete a un macabro juego estilo Saw: un laberinto de los horrores en el que siempre gana el minotauro. La secuencia de los hechos es, a grandes rasgos, la siguiente: Dex advierte a Debra de que Ray volverá a matar; Deb prefiere seguir los pasos “legales”; Dex tiene razón: Ray mata; Deb llega tarde. Y ahí nace el debate interior de la jefa de policía que mencionábamos al principio: someterse a la tortuosa burocracia de la justicia o ejecutar la “justicia rápida” del Oscuro Pasajero. En realidad, es un debate viciado porque Debra sólo conoce el caso de Ray, que le ha dado la razón a su hermano, pero si busca en la cajita de los horrores encontrará alguna que otra muestra de sangre que pertenece a inocentes. Además, a nadie le es ajeno que la justicia está enfocada a proteger al inocente mucho más que a encontrar y condenar al culpable. Ah, y también está esa cosita rubia de cuatro años… ¡Harrison, eso! Un drama lo mal que se está gestionando ese tema. En fin, que Debra se aparta posiblemente convencida de que su hermano no tiene curación posible y que lo único que puede hacer es esperar. Esperar a que se coma su propio pastel de lima. O igual sí, vete tú a saber, igual ha llegado a la conclusión de que ambos hacen lo mismo, sólo que de distinta forma…

En cualquier caso, la historia de Speltzer no se ha cerrado, por lo que este domingo podremos calcular mejor las consecuencias de su último asesinato. Si es Dexter el que acaba atrapando a Ray, la cabeza de Debra va a explotar. Si es la policía, igual es Dexter el que se plantea lo de dar un paso atrás. No, mentira: si lo pilla la policía, Dex buscará un nuevo objetivo para satisfacer al Dark Passenger.

dexter-7x03-3

Por lo que respecta a las historias que no son ni la mitad de interesantes, Batista y Quinn siguen investigando la muerte de Mike. En este caso, Batista hace de Debra, siguiendo los pasos que exige el código del buen policía; y Quinn hace de Dexter, “seduciendo” a la stripper para sacar información de la banda de mafiosos ucraniana. La situación está bastante encallada, no digo que sea exclusivamente por la ineptitud de Angel y Joey, así que celebro que Isaac haya dado con el nombre de Dexter Morgan y su Slice of Life. La serie se mueve con mucha soltura en el juego del gato y el ratón, que empezará la semana que viene. No se ha gestionado tan bien, y aquí viene el tirón de orejas semanal, el asesinato de Louis: ¿de verdad hacía falta matarlo en el puerto de Miami, a plena luz del día y pegándola un tiro en la cubierta del barco? ¿Por qué no se cuidan más estos detalles? Imagino que para compensar nos han ofrecido el ya clásico face to face entre Dexter y el gran villano de la temporada, Isaac, sólo que en este caso ni uno ni otro sabían quién tenían delante. Algo me dice que la próxima vez que se vean no serán tan amistosos.

Celebro poder acabar la tercera review de la temporada de la misma forma: buen capítulo. Así sí. Así es mucho más fácil completar el ejercicio de amnesia…

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Dexter: Buck the System
4.3 (86.67%) 15 votes

Categorías: Dexter Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »