Review Damages: They had to tweaze that…

Si nos dejó con la boca abierta, no podemos precisamente
decir que nos haya dado
oportunidad de cerrarla. 2×08, Damages coge velocidad de crucero, y
como esto siga así hasta final de temporada… qué bien lo vamos a
pasar
.

Empecemos por el final. Por esa última escena. Por Patty. Por Ellen. Por un disparo. Dos, mejor dicho… Después de ocho episodios hemos sabido quién está al otro lado, sentada enfrente de Ellen. Es Patty. Ya lo decíamos: es tan evidente que tiene que ser Patty, que precisamente la gente intentará alejarse de esa idea, y no hay que dudar que los guionistas volverán a ella. Patty, pues. Claro que los disparos no tiene por qué ser contra ella. Es Damages, amigos, así que hasta que no vea a alguien ensangrentado o similares, no creeré que ha muerto. Básicamente, Damages tendrá una tercera temporada, y no la veo factible (o al menos, deseable) sin Glenn Close. Pero, de momento, las apariencias hablan de un tête-à-tête entre las dos abogadas, con Ellen al mando gracias a la pistola. Patty está desesperada, Patty llora y Patty se queda de piedra cuando ve la carpeta roja que le tiende Ellen, y que a su vez había sido proporcionada meses antes por la viuda de Pete. ¿Qué hay en esa carpeta? Luego volveremos a eso, pero ahora…

Carpetiiiiiita...Carpetiiiiiita…

… ahora vayamos al tío Pete. Quizá hubiese sido más concluyente, e incluso más elegante y feroz, dejar que Pete hubiera muerto al final del pasado episodio. Pero es cierto que las escenas con Patty en éste han sido no sólo emotivas, sino muy útiles para entender un poco más el pasado de la abogada. Una abogada que parece no dar nunca un duro por nadie, que constantemente evita el casarse con la gente, pero que, sospechamos, tiene una infinita debilidad por Pete. ¿Realmente dice la verdad cuando le pide a Pete que se salve? Yo creo que sí. Creo que es la única persona a la que de verdad ama Patty Hewes, además claro está de su propio hijo. ¿Su marido? Bueno, tampoco tienen una relación muy especial que digamos… al menos aparentemente está llena de viajes a Londres, y ahora Phil incluso parece estar dispuesto a comprar acciones de Ultima National Resources. Por otro lado, y volviendo al tema, el sacrificio de Pete en el 2×07 también me parece sincero: Patty es la hija que nunca tuvo. Tremendas las actuaciones de ambos, y también de la esposa de Pete, Stefania.

Por desgracia para todo el mundo (especialmente para él mismo, claro…), el tío Pete genera demasiada dependencia. Un Pete en la cárcel no interesa a nadie, así que no falta quien esté dispuesto a ponerle algo en el gotero. Curioso personaje, este Patrick… en un episodio anterior, hace dos, creo, se nos presenta como alguien especial para Pete. Supongo que no dejaremos de verlo… Y por cierto, muy buena la triple escena telefónica (Patty / Patrick / Ellen) con la que durante unos segundos se nos da a entender que es Patty quien ha encargado el asesinato de Pete. Nada más lejos de la realidad, aunque por otra parte me da la sensación de que ella ya sabía que, por un lado o por otro, Pete estaba totalmente sentenciado. Balance de la batalla: el FBI quiere a Patty y lo único que obtiene es la muerte de un anciano. De momento…

Por cierto… en estos casos de testigos convalecientes… ¿no se suele poner un poli a la entrada para que vigile? ¿O realmente es tan fácil entrar y pinchar un gotero?

Los aforismos de FroLos aforismos de Fro

Me voy de Pete, un personaje que me encantaba, a Frobisher, uno que me apasiona. Tremendo Fro… tan blanco, tan limpito, impoluto, dispuesto a romper con el pasado… bueno, no del todo, lo de meterse coca en el coche mientras intima con señoritas de dudosa moral, eso no se lo salta. La pena es que a Fro le ha salido un grano en el culo, y menudo grano: Messer. El Detective de las Gafas Imposibles ocupa la segunda plaza en mi RPO (Ranking de Personas Odiosas), sólo superado por el desaparecido Purcell. Messer, con su barbita, está empeñado en sacar a Frobisher de su retiro espiritual a base de amenazas. Es de suponer que está inquieto por la reaparición de Katie Connor, y también es fácil que a través de Wes se esté dando cuenta de que Ellen no es ni mucho menos la mosquita muerta que aparenta. Hasta Frobisher flipa cuando se entera de la visita de la Parsons al hospital. Impagable, poco después, el momento místico (que si luz, que si oscuridad, que si la abuela fuma…) de Fro ante Wes y Messer, que se le quedan mirando con cara de qué me estás contando

Decidme que no he sido el único que ha temido por la vida del conejito...Decidme que no he sido el único que ha temido por la vida del conejito…

Una cosa está clara: Frobisher es el personaje más transparente de la serie. No hace falta darle muchas vueltas al tema para comprender que todo el rollo místico-espiritual no es más que un parche para su mala conciencia, y que a la que el pasado llama a su puerta, se quita el traje blanco sin dudarlo demasiado. Así que acaba del lado del Detective de las Gafas Imposibles, que por algún motivo está extremadamente alerta. La reaparición de Katie ha acabado de ponerlo nervioso y la verdad es que con tal de salvarse el culo no duda en presionar a Frobisher.

Cerremos con la carpeta roja. ¿Qué hay ahí? Es algo gordo, eso está claro. Porque hasta donde sabemos, Ellen odia lo suficientemente a Patty como para querer encarcelarla metiendo de por medio al FBI, con el riesgo que eso comporta; pero ahora ha ido un paso más allá, tomándose la justicia por su mano. Así que, sea lo que sea, haya lo que haya en la carpeta que Stefania le da, eso causa una profunda impresión en Ellen. ¿Quizá algo referente a David, su prometido? ¿Quizá algo del pasado de Ellen? ¿Es posible que sea algo dejado para la tercera temporada?

Damages, la serie de las preguntas…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »