Review Damages: repaso a la season finale

London. Of course, Look what he dug up this time y Trust me. La review de la triple ración final de Damages llega tarde, pero supongo que más vale tarde que nunca. Un post en el que intentaremos desmenuzar no sólo lo que pasa en estos tres últimos capítulos (que no es poco), sino también construir un pequeño balance de la segunda temporada. Como
avance tengo que decir que el sabor de boca que nos deja este final es bastante mejor del que se adivinaba hace un par de meses…

Me gusta imaginarme la segunda temporada de Damages como un baile. Imaginad una película de época, con un gran salón y la pareja más guapa en el centro, atrayendo todas las miradas. Alrededor, más parejas, decenas de ellas, bailando acompasadamente. El dúo central, claro, son Ellen Parsons y Patty Hewes en la escena del hotel, esa escena que hemos ido viendo, adelante y atrás en el tiempo, durante los 13 episodios. Todos nos hemos quedado embobados contemplando su baile, pero hay que reconocer que el resto de parejas son también necesarias para que la principal brille, y es exactamente lo que pasa en Damages. Los guionistas han jugado mucho con nosotros a lo largo de la temporada (en realidad, a lo largo de toda la serie), pero han sido especialmente traviesos en la finale. El 2×13 nos ha girado tanto la cabeza que ya no recuerdo cuantas hipótesis se me pasaron por la cabeza para la famosa escena del hotel.

Y es que los últimos minutos de la temporada son de triple tirabuzón con doble mortal hacia atrás… Finalmente sabemos que no es Ellen quien hiere a Patty, sino Finn Garrity. Bien, me parece coherente porque de haberse confirmado lo primero, no cabría otra solución que ver a la señorita Parsons entre rejas. Y no me veo una tercera temporada à la Prison Break. Quizá lo menos coherente sea que Patty acuda a la cita con una herida importante en el vientre, pero también es cierto que necesita quitarse la culpa de encima… aún a riesgo de poner en jaque su vida. Sabiendo esto, algunas cosas cobran sentido. Por ejemplo, los gestos de Patty: no sólo están marcados por la culpa y la confesión, sino también por el dolor físico de estar desangrándose (ver imagen superior). Por otro lado, tanta práctica de tiro durante tantos capítulos le es útil a Ellen para poder acertar y destrozar la cámara desde por lo menos un par de metros de distancia. Pequeños detalles que me encanta apreciar (seguro que me dejo muchos otros) porque me dicen que Damages prepara sus guiones al milímetro

Ellen y Patty, pareja de baileEllen y Patty, pareja de baile

También se cierra la trama, claro, de UNR. Kendrick y Pell acaban entre rejas. Del primero me lo creo, del segundo… hombre, qué queréis que os diga, es un poco peliculero que un personaje tan perfectamente conectado como Dave Pell acabe pillado. La santa manía de las series y pelis de dejar a los malos siempre castigados a veces me pone nervioso; ¿no hubiera sido más coherente que Pell evitara la cárcel? Lo que sí me ha gustado es que no todo hayan sido palos para Patty. Cada vez la veía con menos ases en la manga, pero realmente en este tramo final se ha resarcido. Cuando está con Pell en la iglesia y llegan a un acuerdo (ella se retira del caso UNR, él obvia el posible soborno al juez), Patty pide el cadáver de Ellen (es una metáfora, que nadie se asuste) y Pell se lo concede. Bueno, yo me lo he tragado hasta el fondo… Después vemos que todo es una jugada maestra para derrocar a Pell, Kendrick y demás.

Apenas recordaba ese momento, a principios de temporada, en que veíamos a Purcell enterrar algo en su jardín. Bien, más allá de la imprudencia que pueda suponer enterrar pruebas comprometedoras en tu propio jardín, el caso es que la manera de darle carpetazo al caso Purcell es brillante. Tiene algo de justicia poética. Al fin y al cabo, él no mata a Christine, pero de cara al mundo, y sobre todo de cara a él mismo, sí lo hace. Y especialmente me gusta el hecho de que Purcell acabe en la cárcel por una enorme casualidad, y es que si el perro no hubiera desenterrado el mando, él no habría recapacitado y no se habría entregado. Es una forma muy precisa de encajar las piezas… Y es un principio para desencadenar el final de la temporada, claro.

Pobre Claire...Pobre Claire…

Hablemos de Claire Maddox. Creo que, sin ser un personaje clave para el desarrollo de la trama (como sí lo puede ser Daniel Purcell), es la mejor incorporación de la temporada. Me patina bastante el hecho de que descubra, después de tantos años, lo mafioso que llega a ser su jefe, especialmente si tenemos en cuenta que ella es su asesora legal, pero si dejamos eso de lado no puedo pensar de otra manera: Claire es digna rival de Patty y me apena que no hayan compartido más escenas. Dos momentos de este tramo final me pusieron los pelos de punta, casi consecutivamente. Uno, cuando Claire entra en la tremendamente vacía sala de juntas y se enfrenta a Kendrick. Toda la manipulación (muy Hewes, por cierto) que ha llevado a cabo entre Kendrick y el otro miembro de la junta, Mitch, se va al carajo. Está bien que de vez en cuando algún bueno (aceptamos a Claire como una de las buenas de la serie, ¿no?) se lleve un chasco así, es más realista. Dos, cuando Claire visita a Patty para darle algún consejo. No sé si Marcia Gay Harden tiene contrato para seguir una tercera temporada, pero tanto si la vemos al lado de Patty como si la volvemos a tener enfrente será una gran noticia.

Otro buen fichaje: Phil. Me declaro fan absoluto de las cenas de familia de Phil, Patty y Michael, que más de una vez tienen tintes de sutil comedia. Brutal la conversación en que el infiel Phil habla sobre honestidad, y Patty lo mira matándolo con la mirada al tiempo que se alegra de que Michael está a punto de irse a la universidad y alejarse así de Jill, aunque en realidad no sabe que no ha habido solicitud… ¡cuánta mentira junta! Hablando de la infidelidad… qué gran trama. Ellen está mágica en su papel de Patty, porque lo de enviarle las fotos a su jefa no tiene otro nombre. Sólo la cara que pone al salir del despacho ya es una pequeña victoria.

Ellen, tras Ellen, tras “darle” las fotos a Patty… ¡zas!

Por su parte, Patty reacciona como de costumbre, con un movimiento inesperado. Primero la vemos devastada, pero enseguida se repone y lo primero que hace es filtrar las fotos a la prensa… ¡¡toma ya!! Lo que más le duele, en cualquier caso, no es que su marido le ponga los cuernos, se haya vuelto descuidado o invirtiera en UNR, ni siquiera que los cuernos salgan a la luz y manchen su imagen. No, lo que realmente colma el vaso es haber tenido al enemigo en casa, es que Phil tuviera cerca los elementos clave del caso y se los quedara para él. Con eso es con lo que Patty no puede, lo que no soporta y lo que la lleva al divorcio. ¿Trama para la tercera?

Otra potencial trama, y volvemos a Michael, es precisamente la del hijo de Patty. Vamos a ver… No sé con qué me quedé más impresionado: si con el discurso sobre los hombres de su vida que el hijo le suelta a la madre, o con la decisión de la madre de echar de casa al hijo. Realmente son tal para cual, y supongo que de alguna manera Michael volverá en la tercera con un papel relevante. Respecto a los hombre de la vida de Patty… qué brutal es la pesadilla que tiene. Una escena cruda y en la que vuelve nuestros amados Ray Fiske y uncle Pete. Damages debería tirar más de este recurso, todavía echo de menos las pesadillas de Frobisher en la primera temporada

Menuda cenita...Menuda cenita…

Nos quedan algunos detalles… Messer ya está fuera de juego, y yo que me alegro. Su cara empezaba a darme escalofríos, pero tenemos que agradecerle que gracias a él, Ellen vuelve a estar con alguien. Con Wes. Estaba bastante claro que era él quien recibía ese tiro cuyo adelanto vimos hace algunas semanas, pero aún así hay que reconocer que la escena está muy lograda. Las últimas palabras de Messer: “Shit…” La gran pregunta, que espero que sea para la season three, es si ahora Wes le contará a Ellen toda la verdad. ¿Qué creéis? Es posible que sí, sobre todo porque ahora que Messer parecía estar ayudándola, sería normal que ella lo echara a faltar, lo buscara…

Bye, Messer!Bye, Messer!

Damages ha puesto punto y final a su segunda temporada con un titular: Hewes y Parsons hacen las paces. Ambas han compartido grandes escenas en este tramo final, pero me quedo sin duda con la que tienen en la habitación de Patty, con toda la ropa tirada (la podéis ver más arriba). En el fondo, Ellen ha logrado meterse mucho en la cabecita de Patty, y creo que ha comprendido las motivaciones de ella para intentar matarla. Quizá perdón no es la palabra adecuada, pero algo así es lo que ha logrado sentir Ellen. En cualquier caso, ambas se han salvado mutuamente en este final de temporada y es de esperar que su relación en la tercera sea muy distinta. O no… ¿Se habrá acabado realmente la caza? ¿Trabajarán juntas o separadas? ¿Quizá la venganza definitiva de Ellen sea derrotar a Patty en un super-caso? ¿Y Frobisher? El personaje de Ted Danson hace una brevísima aparición en el último episodio. No me parece una despedida, sobre todo cuando lo más normal es que Ellen le siga teniendo ganas por haber matado a David.

La idea general, y el balance que ahora mismo hago de la temporada, es que será difícil superar a la primera. Creo que la segunda, aún siendo buena, aún teniendo como tiene una grandiosa season finale, no alcanza a su antecesora. No sólo por el elemento sorpresa, sino por otros motivos. Básicamente dos. Por un lado, creo que la trama legal contaba con mucha más chicha en la primera que en la segunda temporada; los chanchullos de Frobisher eran más atractivos que los de Kendrick… Por otro lado, la galería de personajes también era mucho mejor entonces que ahora. Frobisher supera a Kendrick, y no ha habido reemplazos válidos para Fiske. Me han gustado especialmente Wes y Claire, pero fichajes como Purcell, los agentes del FBI o el propio Kendrick han sido bastante descafeinados, tanto en las actuaciones como en los personajes en sí.

En resumen: buena temporada, aunque no a la altura de la primera. Damages sigue siendo un reloj a la hora de contar historias, pero así como la primera tanda de capítulos era casi perfecta (ni sobraba ni faltaba nada), ésta no me ha parecido tan redonda. Quizá es porque la he consumido semana a semana en lugar de pegarme un atracón, como hice con la temporada original… ¿Y vosotros? ¿Compartís las mismas sensaciones?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Damages: repaso a la season finale
Valoración

Categorías: Damages Reviews Series Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »