Review Damages: I agree, it wasn’t funny

Nueva entrega de Damages, que nos da por un lado lo que nos quita por el otro. Porque vale, sí, hemos descubierto cosas, pero nos podemos romper la cabeza con otras tantas nuevas. Las vueltas que da la trama son más constantes que el peinado de John Locke. Vamos a darle un repasito a este 2×05…

En la review del anterior episodio comentábamos que había dos opciones para la muerte de Christine Purcell: a) que ella estuviera al tanto del asunto de West Virginia y Ultima National Resources se la cargara para tenerla callada y a Daniel controlado; b) que, por el motivo que fuera, Purcell es quien realmente mata a su esposa sin tramas conspiratorias de por medio. Bien, pues poco hemos tenido que esperar para saberlo: este 2×05 empieza a bocajarro, revelando que la mujer de Purcell no sólo estaba al corriente de los chanchullos de UNR, sino que estaba dispuesta a denunciarlos. Cosa que su marido impediría, claro. Queda pendiente el detalle: ¿la ejecuta él u otra persona?

Con el hilo Purcell-Hewes completamente roto tras lo visto la semana pasada en el juzgado, Patty ya sabe qué cartas jugar: todas. Irá a hundir a UNR, consciente, claro, de que eso arrastrará a Purcell. La primera escena del capítulo, con Patty explicando cómo escoge un caso, es brutal tanto por los diálogos como por la ambientación, esa mezcla entre calma zen y el mal rollo reinante…

Patty, toda falsedad... ¿o no?Patty, toda falsedad… ¿o no?

Tremendo giro entorno a la historia de Wes. Vale, sabíamos que no era trigo limpio, pero nos habían dado a entender (al menos a mí), de alguna manera, que estaba detrás de Frobisher y con ganas de vengarse de él por algo desconocido. Pero no, resulta que trabaja indirectamente para él. Qué siniestra la vuelta del detective Messer, el barbas con gafas… ¡Y qué final de capítulo! ¿Para quién será ese tiro? Siguen jugando, porque tanto puede ser que Wes siga con su misión, como que la belleza de Ellen le hayan hecho cambiar de bando…

Vaya con los colegas de Wes...Vaya con los colegas de Wes…

Me ha sorprendido, muy gratamente, el papel del viejo Pete. Está claro que es la mano derecha de Patty, pero parece que va más allá, porque en todo el asunto del asesinato de Ellen está claro que algo esconde. En otras palabras, que Pete sabe más de lo que cuenta a Patty. Por otro lado, el hecho de que el hombre apuñalado por Ellen esté vivo es garantía de que en un futuro se pueda relacionar el ataque a la joven abogada con su jefa… ¿Será el hijo de Pete?

El tío Pete, un amigo...El tío Pete, un amigo…

Hay un nuevo actor en juego: Dave Pell. Su misión es lograr que la fusión de UNR sea un hecho, y para ello tendrá que quitarse de enmedio, si hace falta, a Patty. Lo empieza a hacer por las buenas, con un recadito al marido, Phil, que nos muestra en este capítulo su faceta más infiel.

Dos detalles más: a uno de los agentes del FBI le sigue sonando el móvil. ¿Su mujer? Me muero de ganas de saber quién es… Y después está el nuevo perseguidor de Ellen, el tío del sombrero. En serio, ¿puedes llamar más la atención? ¿Por qué no llevar también una nariz de payaso? Buen capítulo, y lo cierto es que me atrae más la trama de Wes y Ellen que el acoso y derribo a UNR…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »