Review Community: Regional Holiday Music

Siento la excesiva tardanza en la publicación de la review, pero hay dos motivos clave para ello: el primero, mi tiempo limitado este pasado mes de diciembre y que me ha tendio muy ocupado hasta la semana pasada; y dos (no me gusta pero es lo que hay) la fecha incierta de regreso de nuestra querida serie. Por lo tanto, decidí que cuando tuviera el mínimo espacio de tiempo la redactaría y procedería a publicarla, y así he hecho. Disculpadme, y espero expiar mis pecados con esta review, que espero que os guste a todos.

He de decir que este episodio lo he visto dos veces: la primera cuando se emitió en América, y la segunda no hace mucho para poder redactar mejor esta review. La primera vez que lo vi no me gustó mucho, no sé por qué, pero no terminó de convencerme; esta última vez, todo lo contrario. No sé si es porque hace tiempo que no veía Community y la echaba de menos, o porque realmente el núcleo del capítulo me ha convencido más que la primera vez que lo visioné. Quiero añadir, que tampoco me parece lo mejor que esta serie nos ha ofrecido en otras ocasiones y por compararlo con un episodio de temática similar, es decir la navideña, el de la temporada pasada barre a este en cuanto a calidad e imaginación. No por ello nos han ofrecido un mal espectáculo, es un muy buen capítulo. Y la explicación de porque me parece un buen capítulo es, básicamente, porque hace una crítica mordaz a Glee.

Glee es una serie que, en mi opinión, dista muchísimo del magnífico nivel que nos ofreció en su temporada inaugural. Ya en la segunda temporada empezó a perder fuelle y esta tercera me está pareciendo la confirmación de la caída en picado de la serie. Repito, todo esto en mi opinión, cada uno dirá lo que quiera, pero yo lo veo así. Y me gusta que Community ataque a Glee de esta manera tan evidente, ya que esta última acapara nominaciones en todos y cada uno de los eventos que otorgan premios por parte de los estadounidenses, ya sean los Emmy o los Globos de Oro, y nuestra serie siempre tiene que pasar la mano por la pared, viendo como es despreciada una y otra vez por los jueces de juicio dudoso que otorgan las nominaciones a una serie u otra. Glee en la segunda temporada ya debería haber perdido alguna nominación, y aún así creo que se llevó algún premio importante, corregidme si me equivoco; y esta temporada todavía ha estado nominada en los Globos de Oro a la mejor comedia, suerte que ganó Modern Family, de la que también podría decir algo, pero estamos con Glee. Por todo ello, me parece estupendo que vayan a por Glee, ya que Community se merece mucho más respeto por parte de los jueces de pacotilla que nominan a las series y, sobretodo, por parte de la cadena que la emite, la NBC. La decisión de dejarla en el banquillo para esta midseason sólo hace que dañar la imagen de una serie que tiene muchísima calidad, y que no tiene que ser tratada así. He dicho.

Centrándonos en el capítulo, me ha encantado toda la crítica que han hecho, desde el proceso de captación al Glee Club, ya que parecía que los estaban captando una secta, hasta la insistente pregunta de Pierce de ¿Qué mierda son los regionales? Por supuesto, las actuaciones particulares de cada uno de ellos han sido estupendas, excepto la de Britta claro, pero ese es su papel; todos sabíamos que en el momento en que cantara algo, iba a dar la nota, y así ha sido. Pero no por ello me ha dejado de gustar más, ya que Britta es así. También ha sido estupendo el rap de Abed y Troy, el momento en que captan a Pierce, cuando Annie capta a Jeff (ese me ha gustado especialmente) o ya el momento culminante con Jeff haciendo caer en las garras del Glee Club a Britta, como si una película de terror se tratase. Cabe destacar que todo esto nace de las buenas intenciones de Abed, quién tan sólo quiere pasar unas navidades estupendas con sus amigos, aunque las intenciones del director son como poco siniestras, ya que fue quién acabó con la vida del anterior Glee Club, aunque no esté muy claro, la verdad. Brutal el momento en que le muestra sus cartas a Abed, diciéndole todas y cada una de las fases que deben pasar para ganar, satirizando las fases que aparecen en Glee. Muy bien hecho sí señor.

Para terminar, toca destacar los tres mejores momentos del capítulo en mi opinión:
– En tercer lugar, la primera escena en la que Jeff destruye el Glee Club de Greendale, y estos enloquecen por la pérdida que acaban de sufrir.
-En segundo lugar, las apariciones del pianista, otra burla más a Glee, ya que ese hombre siempre aparece en todos y cada uno de los números musicales que llevan a cabo los chicos del Mckinley en su instituto, pero que nadie le hace ni puñetero caso ni nadie sabe su nombre. Estupendo sobretodo el hecho que Pierce pregunte si se lo está imaginando o si efectivamente lo ven el resto del grupo. Muy bueno.
-En primer lugar, todas las referencias y críticas a Glee, desde el director del coro demente, los números musicales de ellos, cada cual más extraño y peculiar…

Decir antes de irme, que los rumores hablan de que la serie podría volver en primavera, aunque nos tocará rezar de todas maneras. Nos vemos en la siguiente review, y os desearía feliz Navidad, pero como ya ha pasado, ¡feliz febrero!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »