Review Community: Digital Exploration of Interior Design & Pillows and Blankets

Raro es ver una doble review de Community, aunque esta vez viene como anillo al dedo primero, a causa de la excesiva tardanza por mi parte en publicar la anterior; y segundo, porque la trama de estos dos episodios está enlazada, dando lugar en mi opinión a uno de los mejores episodios de la temporada, que es el 3×14. Y la verdad es que me he reído con él, pero es que no es un capítulo de comedia típico, ese formato documental le ha dado un toque más serio, conservando claro, muchos momentos de risas. Vayamos pues, a la Batalla de Greendale.

¿Os acordáis de que Pierce y Shirley intentaron abrir un negocio en el 3×11? No lo consiguieron, y en su lugar se decidió abrir un Subway, que precisamente ha sido inaugurado en el 3×13. Y gracias a eso, nace una trama de lo más divertida, con Britta de protagonista. La misión que le encomiendan Shirley y Pierce, es espiar al “nuevo” alumno corporativo, Subway. No es broma, se llama como la empresa, tiene una semana de vida, mide 1,75 m. y va lanzando esloganes allá donde va. El único problema de esta misión, con el que no contaban ellos es que Britta acabaría colándose por Subway. Su principal objetivo era conseguir información de la compañía y así manejar los secretos para poder destruirla, pero la joven termina sucumbiendo a los encantos del sponsorman (podríamos llamarle así) y dejándose llevar por sus instintos primarios, compartiendo con él momentos de pasión en el fuerte de almohadas, del que luego hablaré. Ante este suceso, la empresa decide sustituir al joven por otro, acabando con ese romance o lo que fuera que compartían ellos dos.


Otra trama que estuvo presente en el 3×13 fue la de Jeff y Annie
, que no tiene mucha importancia para los acontecimientos globales de estos dos episodios, y en comparación con la que protagoniza Britta es menos divertida. Por resumir, Jeff descubre en su taquilla… no esperad, creo que es mejor así: Jeff descubre que tiene taquilla (ahora sí) y en ella encuentra una carta de odio dirigida hacia él, de parte de una tal Kim. Poco después averigua que ella murió, lo que le provoca un malestar bastante desagradable, ya que él considera que se fue a mejor vida sin que el exabogado tuviera la posibilidad de disculparse. Por suerte para Jeff, Kim está viva… ya que es un hombre. Si, lectores, lo que todo el mundo pensó es que Kim era el nombre de una chica, cuando en realidad también es de chico. Todo lo que buscaba era hacerse amigo de Jeff, pero él le ignoró desde el minuto uno, circunstancia por la que se disculpa con él, pudiendo saldar la cuenta que tenía con el joven. Y ahora sí, coged vuestra munición, que nos vamos a la guerra.

Toda guerra tiene un desencadenante, un hecho que en ocasiones no es de enorme importancia, pero si que es lo suficiente para que se desarrolle una sucesión de eventos que terminan con el conflicto bélico en su mayor esplendor. Así pues, tendríamos en la Primera Guerra Mundial, el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria, heredero del imperio austro-húngaro está considerado como el inicio de la primera gran guerra del siglo XX; el de la Segunda Guerra Mundial, la invasión de Hitler a Polonia; en la Guerra de Clásicos la temporada pasada, bien podría ser el 5-0 en el Camp Nou, lo que luego provocó la guerra abierta con actuaciones lamentables como las de Pepe o el Special One en rueda de prensa.

En el caso de Community, el detonante yo creo que está claro cuál es: el vicedecano Laybourne, en sus intentos por llevarse a Troy al negocio del aire acondicionado, le va comiendo el coco poco a poco, poniendo al joven en contra de su mejor amigo, Abed, y eso acaba estallando en el 3×13, con un final muy impactante y dando pie al conflicto del siguiente episodio. El conflicto estalla en la construcción del fuerte de almohadas y sábanas, algo que ya vimos en la pasada temporada, el problema es que cada uno quiere construir un modelo distinto de fuerte, Abed de almohadas y Troy de sábanas; llegando al punto en que, ambos son tan extensos que terminan convergiendo (que palabra tan guay) en un mismo punto, la sala de estudio en la biblioteca, lo que supone dos posibilidades: una, terminan de construirlos ahí; o dos, se unen ambos fuertes. Ninguna de las dos opciones parece viable, ya que ninguno quiere finalizar la construcción ni tampoco unirse al otro fuerte. Y queda por lo tanto la opción menos recomendable: batalla campal, propiciada por Star-Burns (a.k.a Alex), que no le sienta bien que nadie le recuerde por su nombre y accidentalmente destruye parte del fuerte de sábanas. Y ahí, comienza la guerra.

Si habéis visto Band of Brothers, The Pacific o ambas, os habrá recordado mucho este 3×14 a los episodios de ambas miniseries, ya que los títulos de las diferentes fases del conflicto son idénticos a los que salían para dar nombre a cada episodio de estas (como podéis ver en la imagen de portada). No obstante, señalar que aunque tiene guiños a esas dos grandes miniseries (muy recomendables, por cierto), también hace referencia a un famoso documental de 1990 The Civil War, y que tuvo enorme trascendencia en el país. Esto lo sé debido a un comentario leído en el foro de TodoSeries, hecho por un compañero forero, así que gracias. Por cierto si alguno no es habitual, no dudéis en pasaros que TS tiene un gran foro, con grandes compañeros y muy buen ambiente.

A lo que iba, que si no me despisto del tema; la narración del episodio es absolutamente estupenda, con entrevistas a los implicados, esquemas de cómo se desarrolla en conflicto, con sus mapas y todo del campus; pero sin olvidar por supuesto escenas de la batalla encarnizada que protagonizan también nuestros héroes, aunque cada uno a su manera: Annie decide ayudar en la “enfermería”; Britta trata de ser una reportera de guerra; Shirley se alista aen las filas de Troy; Chang y su tropa de niños también forman parte del conflicto, plantando cara a los diferentes ejércitos; Jeff… bueno él a su bola, aunque luego tiene la clave del final del conflicto; ¡ah! Y Pierce se mete a muñeco Michelín. Bueno, no exactamente, pero con la equipación que se pone completamente lleno de almohadas me lo recuerda. Decía que Jeff decide el destino de la batalla. Así es, ya que movido por Annie, toma la decisión de mediar entre los dos mejores amigos, y de una vez por todas, poner fin a tan larga batalla (de unas 48 más o menos) y resolver la situación, dando paz entre los jóvenes amigos. Decir, que al final, la gente de ambos bandos termina de pelearse porque el tipo del Guinness al final no acude a Greendale. Buen motivo para finalizar la batalla sí señor.

Para concluir, pasemos como siempre al top 3:
En tercer lugar, los momentos de Pierce bebiendo la tinta del boli pensando él que era una petaca con alcohol.
En segundo lugar, la trama de Britta, muy divertida y entretenida.
En primer lugar, el 3×14, el desarrollo del conflicto, las entrevistas, los guiños al género bélico… todo el episodio en sí.

Bueno, espero que la review os haya gustado, aunque no os acostumbréis a las dobles reviews en Community, volverá a la normalidad de una review por capítulo, prometido. ¡Un saludo a tod@s!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »