Review Community: Contemporary Impressionists

La review llega un poco (bastante) tarde con relación al capítulo, pero al fin y al cabo, lo importante es que llega ¿no? No voy a excusarme en unas historias o en otras, tan sólo me voy a meter de lleno en el análisis del episodio número doce de esta temporada, y ya os dejo a vosotros las diferentes críticas que tengáis en mente. Por cierto, comunico que la próxima review será conjunta, es decir, englobará el 3×13 y 3×14, ya que la trama está enlazada, así que esa doble review viene como anillo al dedo. Pasad dentro y vemos qué ha ocurrido en el episodio.

Cómo se nota que este era el episodio que la cadena tenía pensado emitir después del parón, porque la conversación que mantienen los protagonistas al empezar el capítulo lo delata de forma evidente. También se nota este hecho ya que el episodio es mucho más divertido que el anterior, en mi opinión vamos. Digamos que este si que tiene un aroma más de regreso, ya que la trama es más divertida, dan protagonismo a personajes que hacía tiempo que no veíamos (es decir, a Chang)… Aunque viendólo de otra forma, si el anterior hubiera sido el previo al parón, creo que nos hubiera dejado una sensación peor. Bueno da igual, al lío.

En esta ocasión, el grupo tiene que ayudar a Abed, ya que su falta de conexión con el mundo real le ha llevado a estar metido en un problema de deudas, no de juego precisamente, sino por contratar actores que simulen escenas de películas diversas, con él de protagonista. Por lo tanto, el grupo tiene que participar para saldar la deuda en un Bar Mitzvah, que no es un bar de tu ciudad, sino la celebración judía que supone el paso a la vida adulta por parte de un niño/a; y participan haciendo de dobles de diferentes personajes famosos, Abed como Jamie Lee Curtis (se parece, pero tampoco tanto), Shirley como Oprah (más o menos), o Troy y Britta como las diferentes etapas de la vida de Michael Jackson (es escalofriante lo que se parece ella una vez caracterizada al mito del pop, al menos me ha recordado bastante). Pese a que Troy trata durante toda la celebración de que cada uno se meta en su papel, Abed sigue pasando de todo, y unido a un arrebato de Jeff (del que luego hablaré) que está a punto de arruinar la fiesta, Troy se enfade con él, aunque acaban arreglándolo, pero no del todo. Y ahí está creo yo la raíz del conflicto que abarcará los próximos capítulos, ese distanciamiento de Troy y Abed que desencadenará la Batalla de Greendale. To be continued…

De Jeff era imposible que no hablara, ya que su trama ha sido especialmente divertida. Jeff siempre se ha querido mucho, se tiene en muy alta estima, como ya hemos visto a lo largo de las anteriores temporadas. Pues bien, imaginad ese amor por sí mismo que tiene sin control alguno, gracias a unas pastillas anti-ansiedad. Ese es el Jeff resultante de tal experimento, el que ha protagonizado el episodio y que ha encandilado a todo aquel que se cruzaba en su camino (brutal el encuentro con el decano). El problema es que si se va incrementando el ego, y sigue creciendo y nada lo detiene, puede ocurrir lo que acaba pasando. ¿Recordáis que arriba he hecho mención a un incidente con Jeff en el Bar Mitzvah? Bueno pues es el resultado de todos los halagos que le van haciendo a lo largo del episodio, que han llevado a que su ego se hinche tanto, que acaba por entrar en la demencia, tal y como sucede cuando no es premiado con el trofeo al más guapo del evento. Y ahí entra Hulk en juego, acabando por destrozar el evento, y arrasando con todo a su paso. Suerte que Britta estaba ahí para echarle una mano y que no fuera a mayores el asunto.

Para acabar, hablemos de Chang. Últimamente no le veíamos mucho por Greendale, en su papel como jefe de seguridad de la universidad; bueno, como único miembro de las fuerzas de seguridad del campus, y tengo que decir que el regreso ha sido muy bueno, ya que esa falta de plantilla para defender y garantizar el bienestar del campus, le lleva a tomar una decisión un poco extraña, ya que termina por contratar a unos adolescentes como seguratas, que por cierto, su repercusión tendrán en los acontecimientos del episodio catorce. Grande Chang, y espero que su intervención no quede ahí y que le den más protagonismo de cara al final de la temporada.

Acabo, como siempre, destacando los tres mejores detalles del episodio:
En tercer lugar, el momento en que el decando se encuentra con el renovado Jeff y sus gafas de aviador. Genial.
En segundo lugar, Chang y los diferentes momentos que nos ha dejado en episodio, incluido el último con la proclamación de los nuevos miembros de su cuerpo de seguridad.
En primer lugar, el Bar Mitzvah y todo lo que en él sucede.

Bueno, recordaros que la próxima review estará compuesta por dos episodios, los ya emitidos Digital Exploration and Interior Design y Pillows and Blankets. ¿Cuándo estará subida? Más pronto que tarde, y esta vez os garantizo que será así; no soy muy de fiar ya lo sé, pero esta vez va en serio. Un saludo y gracias por leer las reviews.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »