Review Community: Celebrity Pharmacology

Pocas veces me veréis decir esto, pero el capítulo de esta semana de Community no me ha gustado. Para mi gusto ha sido quizás el más flojo de la temporada. Y mira que está siendo difícil decir esto, pero es mi opinión. Tal vez sea por la menor presencia de Abed o Troy, tal vez porque la trama del capítulo no ha terminado de engancharme… Vamos a ver qué ha ocurrido en el episodio.

Sé que a muchos no os habrá parecido ni de lejos el peor de la temporada, pero para gustos colores. Dicen. Estaréis de acuerdo conmigo, sin embargo, en que no ha sido el mejor. No estoy insinuando ni por asomo que esto se cae, que se acaba lo bueno. No. Suele pasar; yo era el primero que sabía que no se puede mantener el ritmo alto durante toda una temporada, y Community estaba claro que alguna semana tendría un capítulo que no iba a ser nada del otro mundo. Le ha tocado esta semana. No pasa nada porque también ha tenido cosas buenas, ¿no? Community siempre las tiene, así que centrémonos en eso.

La trama del episodio ha envuelto a todos los personajes, incluyendo al decano y a Chang, que nos han dejado alguna que otra perla que luego mencionaré. Pero dos de ellos han sido los que han llevado el peso de los acontecimientos: Annie y Pierce. Ella es la encargada de dirigir una función teatral, de intención educativa, para concienciar a los más jóvenes del no consumo de drogas. Y los que la pondrán en escena son, cómo no, nuestros héroes. Aunque Pierce no parece estar muy de acuerdo con el papel que le ha tocado llevar a cabo. Quiere más protagonismo, algo que parece que Annie no está dispuesta a concederle, en principio. Y digo lo de en principio porque la situación económica de ella le hará cambiar de opinión. Esto se debe a que Pierce sigue a Annie hasta su casa, y se da cuenta que vive en unas condiciones no malas, pero tampoco fantásticas. Así que Pierce le presta dinero, además de decirle las verdaderas intenciones de su visita: quiere conseguir más frases en la obra. Por supuesto, ella se las concede. Pero no quedará ahí, ya que Pierce acaba de empezar su propia función.

Para tiPara ti

Por otro lado, Shirley tiene que lidiar con las continuas apariciones de Chang, y dado que puede que sea el padre de su hijo, el ex profesor se interesa por ese motivo. Pero ella se niega a hablar. Pobrecillo, me ha dado mucha pena durante todo el episodio, pero sobre todo en la función. Aunque ahora llegaremos ahí. También, por otra parte, Jeff ha tenido su cuota de pantalla junto con Britta, a la que gasta una broma que luego le saldrá mal. Consistía en mandarle un sms al supuesto novio de Britta, haciéndose pasar por ella, e insinuándole que su relación pasaría a un nuevo nivel. Pero no es al novio a quien le manda el mensaje. No. Es al joven sobrino de Britta al que se lo está mandando, y lo peor de todo es que él le contesta siguiéndole el rollo. Esta juventud de hoy en día…

Abed la ha liado pardaAbed la ha liado parda

Y ahora vayamos a lo ocurrido en la función. La cosa empieza bien, todo sigue el guión adecuadamente, hasta que le toca a Pierce. Cuando dice su frase, al ver que el público ha reaccionado positivamente, él se crece, y cuando se suponía que el personaje interpretado por Jeff había muerto a causa de las drogas, aparece él y monta la fiesta. Luego, claro, le toca el turno de morir; las drogas, siguiendo el guión, son lanzadas por el retrete. Pero cuando el público comienza a agredir al resto de actores con pelotas de béisbol (a quién se le ocurre dárselas a niños), Pierce vuelve de entre las cloacas y resurge de las aguas fecales, demostrando que tiene más vidas que Goku, y provoca que el público adore a las drogas.

El resto del grupo descubre que Annie había sido “sobornada” por Pierce, lo que causa por un lado su destitución, y por otro la marcha de Pierce de la obra. Pero claro, the show must go on, y deciden contratar a Chang para el papel de drogas. Y sin quererlo les sale bien la jugada: con Pierce habían mostrado a los jóvenes que las drogas molan, mientras que con Chang lo que les causa es repulsión y odio hacia ellas. Al final, Chang sufre alguna que otra contusión, Pierce y Annie arreglan sus diferencias y Britta se queda sin sujetador. ¿Y eso? No, no se desnuda. El sujetador es el precio que le impone el sobrino de Britta a Jeff por su silencio. No está mal la jugada.

I Love You drugs/I hate you drugsI Love You drugs/I hate you drugs

En mi opinión ha sido un capítulo normalito tirando a flojo, pero no hay por qué preocuparse, estoy seguro que el próximo será mejor. Por último, los que han sido para mí los tres mejores momentos del capítulo:

  • En tercer lugar, el apunte que el decano ha dicho sobre Jeff: “Jeff Winger es incluso sexy en un ataúd”
  • En segundo lugar, la intervención de Chang en la obra, con la posterior melé formada a su alrededor por parte del público atizándole.
  • En primer lugar, la actuación de Pierce en la obra. Genial cómo se ha ganado al público, creando durante un rato proyectos de drogadictos.

PD: ¡Decid no a las drogas!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Community: Celebrity Pharmacology
Valoración

Categorías: Community Reviews Series Etiquetas: , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »