Review Class: For Tonight We Might Die

bloggif_581bbc940e23e

Coal Hill Academy es un lugar emblemático en la historia de Doctor Who (recordemos que está presente desde el capítulo uno), y por fin tiene un lugar propio donde crecer ante los espectadores. Coal Hill School era la escuela donde estudiaba Susan, la nieta del Doctor, y también donde impartían clase Ian y Bárbara, los primeros “companions”. Pero ahora el centro se ha modernizado y establecido como un colegio para alumnos de élite. Mochilas listas, estuches cerrados, y timbre sonando: ¡bienvenido a Class!

Lo que primero nos recibe es el escudo del centro, en el que son protagonistas dos dragones (esto tendrá cierto sentido en próximos capítulos). Vemos a un chico por el centro perseguido por su sombra. Entra en una clase, donde se esconde gracias a Ms. Quill, una de las protagonistas de esta serie. La sombra entra en el aula, se revela como un monstruo y sólo oímos un disparo. En el pasillo se abre una grieta espacio-temporal (grandísimas enemigas en la quinta temporada y primera de Matt Smith) y deja ver un planeta hostil y un enorme humo negro entrando en el instituto. Tras esto empieza el opening de la serie.

Permitidme que me detenga en este opening ahora. Por primera vez se usa una canción que ya existe en lugar de componerla “ex profeso” para la serie. La canción es “Up All Night” de Alex Clare. El opening deja ver una serie de elementos que se irán “desbloqueando” a lo largo de los capítulos.

Metiéndonos en harina, comenzamos a ver el instituto y su ambiente. Los comentarios entre los alumnos destacan dos temas: la desaparición de Kevin (el chico que hemos visto antes) y el baile. Una vez más, encontramos a lo que a primera vista parecen unos personajes tipo: el chulo, el inadaptado, la que busca encajar y la incomprendida. A pesar de las diferencias entre ellos, todos forman parte de la misma clase avanzada, bajo la supervisión de la profesora que ya conocemos: Ms. Quill, cuyos métodos son como poco llamativos.

Las relaciones entre ellos son bastante inconexas demostrando que son compañeros, pero no amigos. Eso nos permite ver más cosas de ellos: que Charlie se siente atraído por su compañero Matteusz, que April busca desesperadamente conectar con alguien, o que Tanya quiere vivir lo mismo que el resto de sus compañeros. Ram, por su parte, vive bajo la mirada de su padre, y tiene que sufrir el horrible trato de su entrenador de fútbol, equipo del que es su estrella.

Tanya y Ram ven como las sombras van tomando espacio en la ciudad, y a pesar del miedo, piensan que es algo en sus cabezas. Por otro lado, Charlie (del que sospechamos bastante por su conducta externa a la realidad) llega a casa y descubrimos otro hecho sorprendente: vive con Ms. Quill en la misma casa y, por lo que su conversación deja ver, ambos llevan en esa situación mucho tiempo. Ella habla de esclavitud, y él de castigo. Pero hay más cosas importantes en la conversación, como que Ms. Quill confiesa haber matado a Kevin. Pero si con eso no fuera poco, descubrimos que ha muerto por usar su pistola. Su pistola alienígena. La que además tiene prohibido utilizar.

Después de esta revelación, vemos como enfrentan el día a día el resto de protagonistas, con April decorando el gimnasio para el baile, y Ram y Tanya hablando sobre su día a día. Cuando todo parece en calma, las sombras aprovechan para atacar a Tanya y a April.

Ram es testigo de cómo atacan a Tanya sin poder hacer mucho más que intentar llamar a emergencias. El ataque tiene un objetivo claro: “el príncipe”, que no sabemos quién es. Afortunadamente, consigue salvarse, pero esto está ligado al ataque de April, que sufre un ataque similar pero consigue liberarse para justo después descubrir que no está sola y que Ms. Quill lo ha visto todo. Esta comienza a amenazar a la criatura para después decir una frase que nos saca una sonrisa: RUN! La persecución llega al pasillo donde se abrió la grieta y Ms. Quill repite el proceso que hizo con Kevin: ceder su pistola. La diferencia es que Charlie interviene impidiendo que April muera, salvándola por escasos centímetros. Y es ahora cuando empezamos a entender muchas cosas…

bloggif_581f6b69e4288

Ms. Quill y Charlie reconocen al monstruo: Corakinus, un “shadow kin” (más concretamente, su rey). La pistola es un arma que se lleva al espacio al objetivo y a quien dispara, los dispersa, siendo la única forma de acabar con estas criaturas. Pero el shadow kin está herido, al igual que April: ahora ambos comparten corazón (el de April para ser exactos). Corakinus no puede morir, ya que April moriría también. Ms. Quill no tiene ningún escrúpulo en ceder su pistola a Charlie para acabar con el rey de los shadow kin, pero Charlie se niega, ya que no quiere matar a una amiga. Corakinus intenta aprovechar esto para atacar, pero su corazón (y el de April) falla y huye a través de la grieta. Ms. Quill se aleja mientras llama por teléfono y pide ayuda.

April no entiende absolutamente nada, lo que lleva a Charlie a confesar que es un alienígena. Esto no sorprende a la chica, ya que le resultaba llamativo que no entendiese la mitad de las referencias culturales que le decían. Charlie es un “rhodiano”, una sociedad culta y educada, y no sólo eso, Charlie era su príncipe (todo va teniendo sentido, ¿verdad? ¿Pero, por qué le buscan?), pero su pueblo desapareció. Lo siguiente que vais a oír es algo que se ha repetido varias veces en Doctor Who, pero no por ello está obsoleto: estaban en guerra con otro pueblo, los quill. Ms. Quill era su líder, aunque ella prefiere el término “luchadora por la libertad”. Cada uno da su versión de la historia: al parecer, los quill vivían al sur del planeta y gestionaron mal sus recursos, lo que los llevó a tener celos de los rhodianos. Pero la versión de los quill dice que los rhodianos consumían todos los recursos del planeta, incluidos los de los quill, por lo que estos se rebelaron. Si los seguidores de Doctor Who no habéis pensado en daleks y kaleds, me parecería muy raro…

Aprovecharé el inciso que hace April en la historia para hacerlo yo también y hablaros del maravilloso lenguaje visual de la serie. Me ha recordado en muchos momentos a Sherlock, con esa suerte de rótulos en los móviles que nos muestran lo que se escribe al instante, cómo las historias nacen directamente de las conversaciones o, en este momento preciso, donde April pregunta si ese es su aspecto de verdad o han cambiado, dejándonos ver el auténtico aspecto de Ms. Quill y Charlie, siendo una suerte de puercoespines alienígenas, disimulando lo mejor posible ante esa pregunta.

Y, de nuevo, conseguimos respuesta a otra pregunta: ¿por qué Ms. Quill y Charlie viven juntos si han sido rivales y se ve claramente que no se soportan? La clave está en el “ahm”, una criatura que Ms. Quill tiene en su cerebro y que le ata telepáticamente a un rhodiano, en este caso, a Charlie. Si falla en proteger a éste, si dispara un arma con sus manos, o si intenta sacarse a la criatura, muere. Para Ms. Quill esto es una forma de tortura, mientras que Charlie lo entiende como algo justo al convertir en protectores a los que antes eran sus torturadores. De nuevo, un tema polémico aparece en una serie whovian: la justicia o no de un castigo. Estoy seguro de que cada uno de los que leáis esto habéis analizado esta escena de una forma diferente, y no me cabe duda de que es justo eso lo que esta serie pretende.

Volviendo a la cuestión de los shadow kin, son una raza que ataca a través de las sombras, sin darte tiempo a notar que están invadiendo. Sólo necesitan un momento sólidos para acabar contigo. La pistola dispara por ambos sentidos, ya que cuando forman parte de nuestra sombra es el único momento en que son vulnerables. Acabaron con casi todos los rhodianos, solo escaparon nuestros protagonistas, que se salvaron colaborando entre ellos por primera vez. Bueno, eso y algo de ayuda extra en forma de cabina telefónica. Los dos tienen como objetivo pasar inadvertidos como gente normal de Sheffield. Muy atentos a lo que Charlie lleva en sus manos ya que será importante después.

Tengo que hacer otro inciso para destacar una cosa: la música del Doctor. La sintonía que suena en este momento es la siguiente y corresponde al Noveno Doctor. Esto haría que la salvación de nuestros protagonistas estuviera situada cronológicamente entre The Day of The Doctor y Rose, siendo una aventura que bien podría publicarse como audio drama. Big Finish y Christopher Eccleston: hacednos felices, por favor.

Ante la amenaza de los shadow kin, Ms. Quill pide a Charlie que huyan, pero este se niega, lo que le lleva a ella a echarle en cara que no quiera vengarse. Esta discusión se paraliza por culpa de April, que al compartir corazón con Corakinus, puede ver lo que él ve y escuchar sus pensamientos: quieren algo que Charlie tiene y volverán a por ello la noche siguiente: la noche del baile. No recuerdo un baile de institutos que no tenga incidentes ya sea en cine o televisión. Deben estar malditos… El baile se celebrará, ya que los shadow kin siguen siendo una amenaza, aunque el objetivo de Charlie es recuperar el corazón de April, pero prestando atención a lo que Corakinus pueda escuchar a través de su enlace con April. Sobre esta escena no podía recordar más que la conexión entre Harry Potter y Voldemort, sólo que en el caso de nuestra protagonista enlaza con algo más íntimo al compartir, de manera literal, su corazón con alguien. Lo otro sólo era una cicatriz.

En la calma antes de la tempestad, vamos viendo cómo se estrecha la relación entre los protagonistas y somos testigos de algunos de sus anhelos o desgracias. April es el nexo conductor de todo esto. La vemos mirar a un cielo lleno de estrellas con curiosidad e ilusión, a pesar de la fatalidad que sufre compartiendo su corazón. También es ella la que, intentando alertar a Ram y Tanya, descubre que se han enfrentado a las sombras y les cuenta lo que sabe. Estos hablan sobre ello en sus ya típicas (intuyo que habrá muchas más) conversaciones a través del ordenador, dudando si creer o no lo que les han contado. Todo queda en segundo plano cuando Ram le da una idea a Tanya para que pueda ir al baile con todos: presentarlo a su madre como un experimento sociológico. Antes de salir de casa, Ram se enfrenta a la constante preocupación de su padre, que quiere verle triunfar como deportista, a pesar de que Ram tiene otras cosas en la cabeza ahora. Volviendo a April, vemos que en su casa no todo es alegría: su madre está en silla de ruedas y ella no quiere que el mundo piense que es frágil. Su madre le aclara que no es frágil, si no amable, un rasgo que no debería perder. En otra parte de Sheffield vemos al “príncipe” Charlie nervioso, esperando a Matteusz, al que su familia ultra religiosa le resulta inverosímil (por decir algo suave) que vaya al baile con un chico.

bloggif_581f6b99d6fa8

Todo en el baile es normal y tradicional al principio, salvo los carteles que decoran el gimnasio con frases como “You Might Die Tonight, So Try Not To Be Stupid” (“Podrías Morir Esta Noche, Así Que Intenta No Ser Estupido”) o “If You´re Reading This… Your Night It’s a Failure” (“Si Estás Leyendo Esto, Tu Noche Ha Fallado”) y que seguro (es mi apuesta personal) son obra de la “amorosa” Ms. Quill. La gente baila y se divierte, ignorando la amenaza, salvo nuestros protagonistas, que no dejan de mirar preocupados a todas partes buscando sombras. Todo cambia cuando April tiene una visión en la que ve como los shadow kin abren la grieta. En un momento muy “Carrie” se sube al escenario para intentar que sus compañeros puedan ponerse a salvo, pero todos la ignoran hasta que Charlie entra disparando, y un gran humo negro (no, no es ese humo negro) invade el gimnasio.

Ram, por su parte, está en el pasillo con su novia, la cual está diciéndole que le quiere, cuando la espada de Corakinus atraviesa a Rachel y la hace desaparecer para siempre. Ram ataca sin piedad a la criatura, que sólo busca “al príncipe”. La lucha es feroz, pero el resultado es significativo: Corakinus corta la pierna de Ram y deja a este sufriendo en el suelo. Nuestros protagonistas buscan a los profesores para conseguir ayuda, pero estos están ocupados con asuntos más “terrícolas”, como intoxicaciones etílicas o rupturas sentimentales.

De vuelta en el gimnasio, todo el ejército de shadow kin parece tener la situación controlada, pero Corakinus amenaza con acabar con la Tierra si no le dan lo que quiere. April le hace frente recordándole que, si acaba con ella, él también morirá. Las amenazas continúan hasta que la pistola es arrebatada en un momento de duda de Charlie y se rompe. Solo queda luchar y morir bien. Pero, por fin, llega la ayuda: La Tormenta Que Viene. La Gran Destrucción del Universo. El Conserje. EL DOCTOR. (Que deja bastante indiferente a nuestros protagonistas humanos, todo sea dicho.)

bloggif_581f6bd48c362

Comienza toda una escena de avisos, amenazas y provocaciones que, como es habitual, gana El Doctor gracias a su verborrea innata y en la que descubrimos la debilidad que tiene el Doctor por la gente que es ultima en su especie y donde nos revelan que le han llamado para pedir ayuda (la llamada que hizo Ms. Quill momentos atrás). Pero esta escena también nos descubre el verdadero objetivo de Corakinus: la “Urna de las Almas”. Impagable el momento en que El Doctor dice a Corakinus que puede encontrar urnas en Ikea. Dicha urna es lo que Charlie trajo consigo a la Tierra y es el centro de la religión rhodiana, ya que todas las almas difuntas descansan en la urna. Pero, además, esta urna es un arma de una destrucción enorme, que podría acabar con toda una civilización y los shadow kin la quieren. Ms.Quill pide a Charlie que la use para vengar a su pueblo, pero El Doctor interviene con una frase en la que resume su experiencia de los últimos años:

¿Por qué vengar un genocidio con otro genocidio?

En mi cabeza sigue aún muy presente, y seguro que a mucha gente le pasa igual, el increíble discurso pacifista del capítulo The Zygon Inversion. Todo esto no sirve de nada, ya que Charlie tiene la última y definitiva palabra: la urna está vacía. Es un mito para calmar a los niños ante el momento de la muerte.

Es momento de que los shadow kin se vayan, pero estos se resisten, lo que lleva a April a coger una palanca y amenazar a Corakinus con clavársela a sí misma en el corazón si no se marchan. Charlie intenta entregarse para evitar el sacrificio de su amiga. Pero nadie va a morir hoy, tal y como El Doctor ha advertido. Las sombras tienen una debilidad, por muy sólidas que sean, y Tanya llega a la misma conclusión que El Doctor: la luz. Entre ambos encienden todas las luces de la escuela, haciendo que desaparezca la legión de sombras y conseguir que Corakinus huya hacia la grieta, seguido por Charlie, que quiere recuperar el corazón de su amiga, pidiendo a Ms. Quill que incluso llegue a sacrificarse si con eso consigue que April esté completa de nuevo. Esto acentúa la idea de que Ms. Quill tiene razón y es una esclava de Charlie. Corakinus atrapa a April y quiere fugarse con ella, para evitar más amenazas. Nadie puede hacer nada para evitarlo, salvo la entrada del héroe al que nadie esperaba: Ram, que golpea a la criatura hacia la grieta, salvando a April, y a todos, para después desmayarse al instante, revelando a sus compañeros su herida.

El Doctor consigue sellar la grieta y lleva a Ram a la Tardis para intentar salvarle, cosa que logra pero nos deja otro misterio: ¿qué hacer con esos chicos? La grieta se ha producido por toda la energía que desprendía el viejo colegio y ha desgarrado el tiempo mismo, algo que ni siquiera El Doctor puede arreglar, lo que hará que cualquier criatura que quiera pueda entrar a través de ella, (salvo los shadow kin, ya que El Doctor ha cambiado la pulsación para que no puedan encontrarles de nuevo) así que deberán estar atentos para defender la Tierra. Ms. Quill prefiere huir, pero eso no significa que vayan a estar a salvo como dice El Doctor. Los chicos han hecho frente a una amenaza terrible y han demostrado ser valientes y capaces de sacrificarse para ayudar a los demás, eso los convierte en los más adecuados para vigilar la grieta. Tal y como dice El Doctor, han mirado al tiempo a la cara, y el tiempo nunca olvida. Referencia clara a “Face the Raven”, algo muy acentuado para él, mirando un mural donde se homenajea a profesores fallecidos como Danny Pink, o la que sigue siendo una tremenda perdida para él: Clara Oswald.

Ram sale de la Tardis con una pierna nueva (procedente de un lothan, especialistas protésicos) y El Doctor, antes de irse, encarga a Ms. Quill que les enseñe a defenderse y que, de paso, aprenda todo lo que pueda de ellos. Todo esto aliñado por las comparaciones entre la grieta y las series de las que los chicos son seguidores, al igual que nosotros: “Buffy, the Vampire Slayer”; “The Vampire Diaries”; o “Once Upon a Time”. El Doctor se marcha tranquilizando a todos diciéndoles que salvar el mundo será más fácil que sus exámenes. Excepto Periodismo, claro.

Cada uno vuelve a casa, afrontando lo ocurrido a su manera: April intenta ser positiva, contando a Charlie que si su madre se recupero del accidente, quizá ella pueda hacer igual al tener la mitad de su corazón. Ram y Tanya apenas hablan mucho, pero no hace falta. No quieren estar solos y se tienen el uno al otro para ayudarse, aunque sea sólo mirando la pantalla.

La parte alienígena del grupo se mantiene seria. Ms. Quill pregunta a Charlie cómo consigue mantener la calma ante la pérdida de su pueblo y él lo achaca a que es un príncipe, y debe serlo para su pueblo, esté presente o no. Ms. Quill desearía que la urna estuviese llena para vengarse, y le asombra que Charlie no piense igual. Charlie no dice mucho, pero somos testigos de la verdad: la urna está llena y puede que Charlie quiera usarla en algún momento para devolver a los shadow kin el terror que llevaron a su pueblo.

Y hasta aquí este primer episodio y mi primera aportación a esta página de la que soy seguidor durante años. Perdonad el retraso de la review, pero tenéis mi palabra de que, aunque tarde algo más, tendréis todos los episodios analizados. Espero vuestros comentarios de la que esperáis de la serie o de cómo hacer mejores estas reviews. ¡Nos leemos pronto!

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Class: For Tonight We Might Die
4.3 (86.67%) 3 votes

Categorías: Class Reviews Etiquetas: , , ,

3 comentarios

  1. Anónimo

    Nunca vi Doctor Who pero Class tuve que dejarla a los dos minutos. ¡Qué espanto!

  2. Jesus

    Buena review, esperare las siguientes, el ultimo capitulo que salio hasta ahora (1×04) fue muy bueno!! Va mejorando capitulo a capitulo. Me gusta que sea una especie de Buffy britanico, me parece que es la serie a la que mas se parece xD

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »