Review Chuck: Vs The Three Words (3×02)

chuck302

Esta semana Chuck me va a dar más trabajo que el propio Big Mike a sus empleados del Buy More: tres capítulos seguidos, tres reviews seguidas. Aunque me alegre mucho de la vuelta de Chuck, tanta review… (gruñido tipo Casey). Este segundo capítulo nos trae muchas fiestas, cosa poco habitual en un lugar como Los Angeles, ¿verdad? Una nueva estrella invitada, un ingles un tanto polémico y un personaje ya conocido que vuelve a la ciudad. Y no, no es Bryce, Chuck ya tiene suficiente con lo suyo… En fin, ¡vamos ya con esa review!

La historia
El arranque del capítulo parece más una persecución por la isla de Perdidos entre “Los Otros” y un superviviente del vuelo 815 que una escena de Chuck. Concemos al tipo malo de este segundo capítulo, interpretado por el exfutbolista y ahora actor Vinnie Jones, que tras matar de un balazo a un hombre que portaba un maletín, recibe una llamada de su novia. Entre tanto, en una de las discotecas más fashion de LA, encontramos a Sarah con una vieja amiga: Carina está de vuelta. La recordaréis, sobre todo los chicos, por su aparición en el capítulo 1×04, Chuck vs. The Wookiee. Y por lo que parece, para desgracia de esos mismos chicos, no estará en la ciudad mucho tiempo.

En casa de Chuck, Morgan y él juegan a los videojuegos como de costumbre, pero Morgan piensa que pueden hacer algo mejor con su tiempo. Y digo yo: ¿no habrá millones de discotecas en LA? Pues terminan justo en la misma donde se encuentran Sarah y Carina. Tras los saludos correspondientes, nuestro tipo malo aparece en la discoteca. Para sorpresa de Chuck, de Sarah y de cualquiera que sepa comparar la belleza de uno y otro, resulta ser el prometido de Carina. Queda claro que no es un compromiso real, sino la razón que ha traído de vuelta a la ciudad a vuestra segunda espía favorita.

Al día siguiente, ya en el Buy More, Morgan no puede dejar de pensar en Carina. Y en ese momento ella entra en el establecimiento, echando mano de esas escenas que tanto gustan a los guionistas: música de fondo y melena al viento. Para desgracia de Morgan, Carina busca a Chuck para explicarle la nueva misión, que los conduce hasta la fiesta de compromiso de Carina y el villano. Chuck y Sarah tienen que extraer de una habitación el arma que guarda el prometido de Carina, pero no lo tienen nada fácil, ya que deben atravesar un campo de seguridad de rayos infrarrojos. Mientras tanto, en la sala principal de la casa, Carina gana tiempo pidiéndole a Casey, disfrazado de su tío (demasiado joven para ser su padre), que se marque un discurso. Empieza diciendo que es un hombre de pocas palabras (eso no hace falta que lo jure), pero se acaba extendiendo como si fuera un presidente cubano… La verdad, me hizo bastante gracia ver a Casey con ese peinado, esas gafas y ese pelo, sólo superado por las pintas de friki que llevaba en el capítulo 2×19, Chuck vs. The Dream Job.

Tras uno de sus flashes, Chuck, mostrando una habilidad que nada tiene que envidiar al mismísimo Neo de Matrix, consigue evitar todos los rayos infrarrojos, dejando pasmada a Sarah, que disfruta del espectáculo desde la barrera. Sin embargo, no perdamos de vista que por mucho Intersect 2.0 que tenga Chuck en la cabeza, sigue siendo el chico torpe que conocimos en la primera temporada. Y como nuestro héroe no es feliz si no complica las cosas al máximo, toca uno de los rayos infrarrojos, quedándose encerrado con el maletín y respirando un gas que, en mi opinión, es un tanto peligroso…

Sarah, para variar, va a salvarlo cerrando la llave del gas mientras Chuck, como si se estuviera despidiendo, le confiesa todo lo que lleva dentro. Con tan mala suerte que los únicos que escuchan al empleado del Buy More son dos guardas que acuden a la zona cuando suena la alarma. Sarah, tras dejar KO a los enemigos con su habitual destreza, abre la puerta y se encuentra a Chuck a punto de desmayarse en sus abrazos y finalizando su discurso, que se cierra con esas tres palabras mágicas que toda chica desea escuchar del chico del que está enamorada: I love you. Si no recuerdo mal, es la primera vez que se lo dice…

El prometido de Carina aparece en el Buy More con sus secuaces. Y se llevan secuestrada a la bella espía, que en última instancia consigue entregarle el maletín a Morgan. Misión: dárselo a Chuck. Recompensa: su asistencia a la fiesta que da Morgan por la noche. La fiesta será movidita: música, alcohol, drogas en la bebida de algunos, matones, traficantes de armas y alguna explosión que otra… Vamos, lo normal en las fiestas americanas.

Cuidado con el vecino, muerdeCuidado con el vecino, muerde

Para Morgan la fiesta terminará con un discurso en el que le dejará las cosas muy claras a Carina, que lo había ninguneado durante toda la noche. Y esa imagen de tipo duro que rechaza a la dama tendrá su recompensa. Sí señores, lo que en la vida hubiera imaginado que pasaría, ha sucedido: Morgan ha conseguido que Carina se acueste con él. Después de esto creo que todo es posible… Para el resto de invitados, la fiesta terminará cuando Casey, en plan vecino cascarrabias, salga dando manguerazos al personal. Y para nuestro traficante de armas acabará gracias a la empatía de Chuck, que se saca de la manga un discurso, cargado de comparaciones sobre su relación con Sarah, sobre enamorarse de la persona equivocada por motivos profesionales. De verdad, qué complicados pueden llegar a ser estos dos…

Para terminar, Carina se despide de Sarah y le deja un regalito en forma de pendrive, que contiene la grabación de la fallida confesión de Chuck que antes hemos comentado. A Sarah le queda claro, y también a nosotros, por qué la rechazó en su momento en Praga. Motivos nobles los del Sr. Bartowski, todo por el bien de su familia, sus amigos y por la propia Sarah. ¡Qué bonito todo lo que dice! Es mi parte pastelosa la que habla aquí…

Los mejores gags

  • En el número 3 encontramos la escena en la que Chuck llega a la base del Orange Orange. Tras preguntar a Sarah y Casey si puede ayudar en algo, ésta es la contestación que recibe: “Los mejores y más brillantes de América están en el caso, así que simplemente vete a sentarte”. Qué tacto tiene este hombre…
  • En el número 2, la escena de Morgan y Carina en la cama, en la que descubrimos dos cosas: 1) el pecho lobo de Morgan; y 2) las sabanas de Star Wars, como buen friki que es…
  • Y en el número 1 tenemos algo simple pero que me ha hecho mucha gracia. El cártel que tenía Casey cuando ha salido a dar manguerazos al personal: Caution! Angry Neighbour! Do not smile at! (¡Precaución! ¡Vecino enfadado! No le sonriaís).

El momentazo
Algunos apostarán por Morgan y Carina en la cama, otros por la confesión de Chuck a Sarah o esa forma de evitar todos los infrarrojos… Admito que todas esas escenas son momentazos, pero he querido guardar para esta sección la que más nos ha intrigado. Me refiero a la escena en la que la Coronel Beckman tiene una desconcertante conversación (o más bien monólogo) con un hombre al que no vemos la cara. Sólo sabemos que porta un mechero y que guarda un secreto. Beckman: “no podemos guardar este secreto por más tiempo, es demasiado peligroso. Necesitamos decírselo a ellos, para que estén preparados”. ¿Alguna idea de quién podría ser este hombre misterioso?

En líneas generales, creo queeste 3×02 es ligeramente mejor que el episodio de debut de la tercera temporada. Personajes conocidos por todos, aunque no son regulares, hacen los capítulos más interesantes. Y Carina es uno de esos secundarios que siempre nos gusta volver a ver. Si no que se lo pregunten a Morgan…

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Chuck: Vs The Three Words (3×02)
Valoración

Categorías: Chuck Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »