Review Chuck: Vs the Coup d’Etat

404chuck

Esta es la segunda vez que utilizan un idioma distinto al inglés para ponerle título a uno de los capítulos. El primero fue el 3×03, Chuck vs. The Angel de la Muerte, y este Chuck vs. The Coup d'Etat obviamente es el segundo. Que casualidades de la vida, ambos capítulos tienen un personaje común: Alejandro Goya, el primer ministro de Costa Gravas al que Devon le salvó la vida la temporada pasada. Y por si alguien, como por ejemplo yo, no tiene mucha idea de francés, el significado del título de esta semana es “Golpe de Estado”. En fin, ya no os entretengo más, vamos con lo importante… ¡dentro review!

La historia
Como recordaréis, la semana pasada nos dejaron con esa “proposición” de Chuck a Sarah en el aire. Pues bien, no nos han hecho esperar demasiado para saber qué es lo que pasa a continuación. Ambos aclaran rápidamente que no era lo que parecía. Pero la cosa no se quedará ahí. Morgan piensa que la comunicación entre nuestra pareja no es, digamos, su punto fuerte. Así que su recomendación es la de leer un libro llamado: 101 conversaciones antes del “Sí, quiero”. Después de todos los capítulos que llevamos tengo que decir que el señor Grimes es uno de los personajes que más ha ayudado a que Chuck y Sarah sean una pareja estable. Lo que en principio parecen “tonterías de Morgan” al final resultan ser buenos consejos que hacen, a su manera, que la relación Chuck/Sarah evolucione y madure.

Welcome back, GeneralísimoWelcome back, Generalísimo

Por lo que respecta a los Awesome, vemos como Devon sigue un pelín obsesionado con el bebé y eso que todavía ni ha nacido. Ellie le pide unas vacaciones para que se despejen un poco. Prácticamente dicho y hecho, ya que el asesor del primer ministro Alejandro Goya de Costa Gravas (lo recordaréis del capítulo 3×03 Chuck vs. The Angel de la muerte) les trae en forma de DVD una invitación para pasar un fin de semana en su país. Playas exclusivas, Jet privado, palacios… suena bien, ¿no? Chuck y Sarah les acompañaran y así, de paso, practicarán sus “ejercicios” de comunicación: una noche de abrazos y otra de silencio.

A su llegada a Costa Gravas les reciben con una fiesta por todo lo alto. El mejor ejemplo: esa estatua de Devon. Pero como de costumbre, la diversión dura poco. Chuck tiene un flash. Resulta que hay un sistema de armamento de la era soviética justo debajo de donde se está celebrando la fiesta. Creo que una fiesta tranquila es un concepto que esta serie no conoce. Aprovechando que el Generalísimo se pone a cantar, el Team Walkertowski va a investigar. Aunque mucho no averiguan, ya que la mujer del primer ministro organiza un golpe de Estado. Parece que no está muy contenta ni con su marido ni con la visita de los gringos.

Dos Devon... el sueño de muchasDos Devon… el sueño de muchas

Tras escapar todos en el jet privado, el primer ministro decide que sólo hay un sitio donde puede estar realmente a salvo. Creo que a Casey nunca se le pasó por la cabeza el compartir piso… y mucho menos con alguien como el Generalísimo. Mientras tanto, Sarah está echándole un vistazo a unas fotos que sacó al sistema de armamento soviético y Chuck, con uno de sus flashes, descubre que es un panel de control nuclear. Eso de que haya misiles nucleares apuntando a Estados Unidos no le hace demasiada gracia a Beckman. Por suerte, se necesitan dos llaves para activar el panel de control, una la tiene el primer ministro pero la otra la tiene su mujer. La cual tiene como compinche al asesor de su marido. Así que todo el mundo de vuelta a Costa Gravas.

¿No había más sitios?¿No había más sitios?

Por lo que vemos todo el asunto del golpe de Estado viene a raíz de problemas matrimoniales. Y ya sabemos que cuando se trata de sentimientos, Chuck es la persona perfecta para lidiar con el asunto. Pudimos comprobarlo en el 3×02 Chuck vs. The three words con Karl y Carina. Además, no sé cómo se las apaña el señor Bartowski que siempre sus discursos se aplican tanto a la situación que les concierne en ese momento como a su vida personal. Lo que me ha sorprendido ha sido la pequeña aportación de la agente Walker para terminar de resolver el asunto y así evitar una tercera guerra mundial.

Alguien se habrá preguntado: ¿no va a aparecer nada de Volkoff en todo el episodio? Tranquilos, que para eso están Chuck y sus flashes. Por lo visto, el panel de control nuclear pertenecía a Industrias Volkoff. El Generalísimo trató con ellos pero no tuvo el gusto de conocer a Mama Bartowski en persona. El lado positivo de todo esto es que el primer ministro le dejará toda la documentación que tiene sobre ellos para que pueda seguir con la búsqueda de su madre. Me alegra que Chuck aunque todavía no le haya dicho toda la verdad a Ellie al menos le ha contado parte.

Por cierto, creo que no he comentado nada de la hija de Casey: ¡Alex ha vuelto!. No nos equivocábamos cuando al final de la tercera temporada pensamos que algo podría pasar entre ella y Morgan. Teniendo un padre como Casey es comprensible el estado de indecisión en el que se encontraba Morgan. Pero qué bueno que al final siguió el consejo de Big Mike. Alex me cae muy bien, me gusta para nuestro pequeñajo. Me da a mí que sí, que ella va a ser la definitiva. Ya tengo ganas de ver cómo evoluciona esta relación en los siguientes capítulos. Les voy a tener que ir buscando un nombre, ¿Molex tal vez?

¿Molex... Algan... Morlex?¿Molex… Algan… Morlex?

Gags

  • Primera escena, Chuck y Morgan y el momento awkward: en un mundo lleno de momentos incómodos de Chuck y Sarah, llega uno muuuuy incómodo.
  • Casey, Morgan y Alex en casa de John. Esto también podría estar dentro de la categoría de momentos incómodos. Sobre todo para Morgan. Me encanta la frase final de Casey a Morgan cuando Alex se va: Dale cinco minutos de ventaja.
  • Chuck y Sarah y una de las preguntas del libro: cinco palabras para describir a tu pareja. ¿Sarah, en serio? ¿Solo se te ocurre alto y moreno? ¿O es qué estás intentando quedarte con él? A mí se me habían ocurrido las que dice luego Chuck…

Claro que te estoy oyendo...Claro que te estoy oyendo…

Momentazo

I love you Chuck. Nothing's ever gonna change that. And if you asked me for real, then my answer would be yes.

La agente Walker no deja de sorprenderme y espero que siga así durante mucho tiempo. Parece que al final los consejos del libro no eran tan tontos como ella pensaba, ya que acaba por seguir uno de ellos. Me gusta eso de que hablen mientras el otro está “dormido”. Este Chuck nos ha salido muy listillo… qué pillín con esa sonrisita al final tras escuchar las palabras de Sarah. Pero vamos, todos sabíamos que no estaba dormido salvo ella. Sin duda, la cosa va por buen camino. Pero mi duda es… ¿tendremos bodorrio al final de estos 13 capítulos encargados o se arriesgarán a posponerlo por si les encargan más?

Llevamos sólo cuatro capítulos, así que creo que todavía es pronto para juzgar si esta temporada será mejor o peor que las anteriores. A mí por el momento me está gustando, que al fin y al cabo es lo mínimo que pido. Hemos tenido buenos momentos como el sexting, el regreso del Jeffster o el embarazo de Ellie, entre otros. Y todavía nos quedan nueve capítulos (mínimo) por delante para disfrutar. Ahora decidme vosotros qué os ha parecido este Chuck vs. The Coup d'Etat.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »