Review Channel Zero: Want To See Something Cool?

gancho

Hace un par de semanas, en el artículo de opinión sobre Channel Zero, me preguntaba si esta serie era la respuesta de SyFy a American Horror Story: definitivamente no lo es. En este tercer episodio el tono general de la serie va quedando más claro, dejando cada vez más el terror para momentos muy puntuales. Esta temporada, Candle Cove narra una historia de suspense con tintes sobrenaturales.

Siguiendo la estructura ya habitual en la serie, el episodio navega entre los acontecimientos que se están desarrollando en el presente en Iron Hills y los flashbacks de lo acontecido en el pasado, salpicado por sueños y pesadillas que ya solo no se limitan a Mike. La sensación onírica, como de irrealidad, está muy marcada. Aunque en esta tercera entrega se agradece un cambio de ritmo mas ágil, dedicándose a pasear menos entre bosques y ensoñaciones, centrándose más en los personajes y lo que los mueve a realizar sus acciones.

“Want to see something cool?” empieza con los típicos flashbacks a los que nos tiene acostumbrados esta serie, para pasar de nuevo al presente, donde un grupo de niños están viendo, embebidos, una nueva emisión de Candle cove. Mientras tanto Gary lleva a Mike a una casa a medio construir, que hace un tiempo pretendía comprar. Sus intenciones no parecen muy amistosas.

Un nuevo personaje, al que habíamos visto fugazmente en los primeros capítulos, empieza a tomar más protagonismo: la vieja maestra. En su pasado vemos cómo sufre un ataque epiléptico delante de su hijo. Y Candle Cove se adapta a las nuevas tecnologías: ya no solo sale en viejas televisiones sino que el programa se puede ver en los smartphones de los niños, así de improviso.

Gene

Mientras tanto Mike, maniatado en una silla, empieza a ser interrogado por Gary acerca de las muertes de los niños en los 80 y sobre los hechos actuales. Además, se le han unido Gene y Daphne, otros dos amigos de la infancia afectados por esas muertes infantiles. Todos acusan a Mike, y la situación se tensa cada vez más, aunque son obligados a reconocer que aún sueñan con Candle Cove.

En un nuevo flashback, Eddie, el hermano gemelo de Mike, empieza a hacer gala de poderes telequinéticos y control mental sobre uno de los amigos matones, concretamente el hermano de Gene. El chico, bajo el control de Eddie, se arranca dos dientes como pago por poder entrar en Candle Cove, y termina arrojándose por un barranco. Mike ve como el poder de su hermano es imparable. Nuevamente, el estilo de Stephen King se deja ver en las escenas. Como también se ve cuando la oficial Amy disgrega a un grupo de niños (los que veían el programita de marras) que estaban apuñalando a un maniquí en un descampado (como veremos después, estaban “ensayando”).

niños

La situación con Mike se ha salido un poco de madre, ya que Gene pretende ajusticiarlo allí mismo. Un disparo alcanza al psicólogo en el brazo. En ese momento llegan Marla y Jessica, que se estaban oliendo la tostada. Dahpne y Gene huyen y Gary es detenido por su subalterna Amy, que también se había incorporado a la escena. Mike es llevado al hospital, no sin antes adentrarnos en otro de sus sueños, donde el niño de los dientes vuelve a aparecer.

En el hospital, Jessica confiesa a Marla que mantenía una relación con Mike por email. Y poco después, tanto Gene como Daphne tienen un horrible final. Gene es apuñalado por el grupo creepy de niños en medio del bosque, y Daphne es degollada con un gancho por la vieja maestra, en casa de la cual había acudido en busca de refugio. Pero bueno, hay final feliz, ya que la maestra prepara una chocolatada a los niños asesinos que están felizmente en su salón. El trabajo bien hecho tiene su recompensa.

Y acabamos el episodio con Marla, soñando con el dichoso niño de los dientes, y con un extraño teletransporte: la hija de Mike aparece de repente frente de la casa de su abuela Marla en Iron Hills cuando segundos antes estaba en la casa de Mike, a 600 Km. de distancia.

Pues sí, este capítulo me ha entretenido más que los otros debido a que su ritmo ha sido mas rápido, pese a la casi ausencia de apariciones terroríficas. Y es que la serie no va por ahí. El tono intimista y localista no se presta a desbarrar con monstruos a mansalva, y hasta ahora todo lo terrorífico lo cometen persona vivas y reales. Eso sí, influenciadas por algo maligno y perverso, aunque de esto poco sabemos aún. Si Channel Zero sigue “in crescendo” y no se ahoga en sus propias divagaciones, puede acabar deparándonos alguna buena sorpresa.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Channel Zero: Want To See Something Cool?
3.7 (73.85%) 13 votes

Categorías: Channel Zero Reviews Etiquetas: , ,

1 comentario

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »