Review Channel Zero: I’ll Hold Your Hand

Hospital

Menos es más. Esta parece ser que es la premisa a seguir en Channel Zero, en lo visto hasta ahora. Vamos enterándonos de pocas cosas y de forma muy paulatina. La serie se centra tanto en mostrarnos el pasado de Mike Painter, a pinceladas un tanto desordenadas, como el presente en Iron Hills y la nueva emisión del misterioso show televisivo. Todo esto nos lleva a plantearnos tres cuestiones muy evidentes:

  • ¿Qué pasó en Iron Hills realmente?
  • ¿Se están repitiendo los acontecimientos pasados?
  • Y la más clara: ¿Qué es Candle Cove?

Iniciamos el episodio con mas flashbacks de los hechos acontecidos en 1988, en concreto, el descubrimiento de los cadáveres de los cuatro niños entre las ramas de un árbol (recordando en cierta medida a True Detective). El tono de los flashbacks sigue manteniendo ese estilo ochentero, inspirado en Stephen King, que se nos presentó en el primer episodio.

Volvemos al presente, con Katie, la hija de Gary (Shaun Benson) y Jessica (Natalie Brown) viendo una emisión de Candle Cove en la tele. Como dije en la crítica del piloto, sigue sin causarme ese desasosiego que el show debería; creo que es donde más flojea la serie. Como debe ser, la visualización de esas marionetas produce el efecto debido en Katie que, fuera de pantalla, ataca con un gancho de carne a su hermano, dejándolo malherido.

Los padres, Gary y Jessica empiezan a tomar algo más de protagonismo en la serie, no pareciendo estar muy de acuerdo entorno a consultar a Mike, quien recordemos es psicólogo infantil. También la madre de Mike, Marla (Fiona Shaw), va cobrando la importancia que parece que vaya a tener, dedicándose a investigar por su parte sobre la emisión de Candle Cove en la emisora de TV local. La parte mas cercana al creepypasta original aparece en este momento.

Aquí me empiezo a dar cuenta de algo: el estilo con el que se está rodando la serie, cuando se produce un dialogo entre dos personajes es muy similar al de Mr.Robot: los personajes quedan ubicados en una esquina del encuadre, dejando mucho “aire” en el resto de la escena. Creo que se está buscando dar un tono onírico a lo que estamos presenciando, acompañado por esa cadencia en el ritmo con que se nos va narrando la historia. Algo malsano se cuece en el ambiente.

marioneta

Mike (Paul Schneider) acude al hospital donde se encuentran la pequeña Katie y su hermano, sometiéndola a un interrogatorio centrado en Candle Cove. Acabado el interrogatorio y una vez se queda sola la niña, a través de los monitores de vigilancia vemos aparecer al estremecedor niño de los dientes. No hay susto ni música estridente, simplemente aparece, cual enfermera más.

Dos hechos puntuales añaden nuevas interrogantes: se produce un extraño robo en casa de una de las ayudantes del sheriff; roban unos dientes infantiles guardados como recuerdo. Y una llamada de Mike a su hija termina con un mensaje inquietante por parte de ésta. De nuevo, los niños toman el tono más creepy de la serie.

Mike y su madre optan por investigar en una cementera abandonada, donde creen que hallarán respuestas. He de insistir que hasta aquí, la serie apenas se comporta como una historia de terror, quizá mas cercana al suspense. Esto se debe a la ausencia del los típicos sustos de las “pelis de miedo”, acompañado por un desarrollo pausado y para mi gusto demasiado lento. Recurren en exceso a ensoñaciones y recuerdos, repitiéndose una y otra vez las mismas escenas pasadas, sin aportar gran información que no tengamos ya vista. No sé por qué, a veces me recuerda Twin Peaks.

Un cuerpo en descomposición es hallado por Mike en la cementera. ¿Eddie?. Todo apunta a que es él. Mike sigue sufriendo pesadillas en las que aparece una de las marionetas del show infantil. Esto, y los remordimientos, propician que Mike confiese a su madre que fue el quien mató a Eddie, reaccionando ésta de forma algo violenta. Algo que se está haciendo patente es el dolor que la serie trata de transmitirnos, de pérdida de un hijo, de remordimientos y de angustia. Algo bastante poco frecuente en un relato de terror, más centrado siempre en tratar de impactarnos.

Entre paseos por los bosques el episodio va terminando, no sin ver algunos dientes más, por supuesto. Gary recoge a Mike en el bosque, y aquí empieza a dar un pequeño giro la serie, ya que abandonan su destino original. ¿Qué esconde Gary?. ¿Hacia donde van?.

Dientes

Termina el capítulo con el niño de los dientes siendo alimentado, con dientes evidentemente, por una vieja profesora que había aparecido fugazmente en los dos episodios.

Realmente aun no tengo claro que tipo de historia estoy viendo. No se inclina por el terror puro y duro ni por el suspense. Hay muchos elementos introspectivos que se recrean en el dolor y la culpa. Y los elementos mas terroríficos, a excepción del mencionado niño de los dientes y la propia emisión de Candle Cove, siempre transcurren en la cabeza de Mike. Y sigo insistiendo, esas marionetas, cuando aparecen en las pesadillas me sacan de contexto. Son muy “señor disfrazado” y no causan el efecto que creo que deben causar. A no ser que yo este equivocado, y realmente este entrando en el juego que la serie propone…

Nota del autor
2.5
Vuestra nota
Review Channel Zero: I’ll Hold Your Hand
3.5 (70%) 2 votes

Categorías: Channel Zero Reviews Etiquetas: , , ,

2 comentarios

  1. J24B

    Pues a mi este segundo episodio me ha encantado, el ritmo de la serie me parece muy acorde a lo que quieren transmitir, también me recuerda por momentos a Twin Peaks. Muchas ganas de ver como sigue y como acaba, ya que son solo 6 episodios.

  2. Faraday

    Pues a mí también me sigue gustando. Tendré que ver toda la serie para decir al final si es floja o no. De todas formas estoy en desacuerdo con el tema de las marionetas. No creo que tengan que dar especial miedo (la sonrisa del pirata-morsa a mí no me da muy buen rollo), de hecho creo que si fueran más tétricas quedaría todo demasiado evidente. La “gracia” que tiene Candle Cove es que va soltando mensajes e imagenes subliminales y así influye en los niños para que hagan cosas terribles. O sino que se lo pregunten al mismo Mike que confiesa haber matado a su gemelo seguramente influenciado por el show. ¿O no?
    Mención especial al tipo tétrico de la tele de Iron Hills, el de la Fanfic que nos cuenta que Candle Cove era una emisión pirata que nunca se emitía en el mismo canal. Me gusta. Le da aún más misterio al programa.
    Y por último destacar también el papel que juega la profesora de lengua, una mujer que parece que sabe mucho más acerca del misterio y que conoce bien al niño-diente. Será su hijo Jacob?

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »