Review Caprica: Rebirth

Primer capítulo cien por cien inédito de Caprica: la semana pasada
vimos una versión casi exacta de la premiere lanzada en DVD y este
viernes nos llegó Rebirth, el 1×02. Breve apunte: solemos basarnos en
Wikipedia para la nomenclatura de los episodios, de ahí que llamáramos
1×03 a este 1×02; mis disculpas, ahora que queda claro en la propia
web de Syfy ya está corregido. Volvamos a Rebirth, 45 minutos de
Caprica en los que escarbamos un poco más en la historia de los cylon,
aunque de momento seguimos más centrados en el drama que en la
mitología
.

A muchos no os gusta que al hablar de una serie establezcamos
comparaciones con otras. Es una opinión respetable, aunque a menudo se
hace necesario echar mano de esas comparaciones para jugar un poco más
durante la review. El caso de Caprica es aún más claro: mencionar a
Battlestar Galactica será poco menos que inevitable
. Recuerdo, cuando
empecé a ver BSG, que tanto 33 como Water, los dos primeros capítulos
de la serie, me apasionaron. Tramas de altura y tensión al máximo para
el arranque, ¿hay receta mejor? En este sentido, Caprica nos ofrece un
ritmo mucho más calmado. ¿Peor? No, no, más calmado

Rebirth ha tocado más o menos todas las líneas argumentales abiertas
en el piloto. Lo que me ha resultado más interesante, sin duda, es el
doble punto de vista cylon-Zoe. Modelo U-87 para el mundo… joven de
carne y huesos para ella misma. Sólo Lacy sabe que tras ese armazón
metálico está Zoe, y aún así apenas es capaz de acercarse a ella. Ni
tan siquiera la propia Zoe es muy consciente de su verdadera
naturaleza… algo normal si eres tres cosas a la vez: robot, avatar y
conciencia humana
. Lo vemos cuando hiere a uno de los trabajadores de
su padre, quebrantando de pleno la Primera Ley de la Robótica: “Un
robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un
ser humano sufra daño

Primer cylon manchado de sangrePrimer cylon manchado de sangre

El trabajador no herido, por cierto, se llama Philomon y parece estar
muy fascinado por el modelo U-87, incluso le otorga género. Un tipo a
seguir, este Philomon
… Más o menos como la hermana Clarice, de quien
Lacy no se acaba de fiar del todo. Bien por ella: Clarice no es trigo
limpio, y no lo digo por el harén que tiene montado en casa, sino
porque parece andar detrás de la tecnología desarrollada por Zoe. Teniendo en cuenta que
sus creencias religiosas son tan monoteístas como lo eran las de los
cylons en BSG… ¿tendrá algo que ver Clarice en la rebelión de las
máquinas? Como impulsora o como inspiradora, me encaja. Buen fichaje
el de Nestor, uno de sus maridos, a quien los más Panthers del lugar
habrán identificado como Jason QB Street. Scott Porter le puede dar
mucha caña a este personaje, diseñado como el chico guapo que en
realidad quiere sacarle información a la chica. Por cierto: estaría
muy bien saber cómo se llevaban, cuál era la relación entre la hermana
Clarice y Zoe

Lacy... y ZoeLacy… y Zoe

Vayamos a los Graystone. En el piloto me daba la sensación de que
Amanda llevaba cada vez mejor la muerte de su hija, pero aquí ya queda
claro que no. La creciente toma de conciencia de que Zoe le era
bastante desconocida está hurgando aún más en el dolor de perderla. Y
es normal, pues, que explote. Explota al ver que Zoe compartía muchas
cosas con Ben Stark, uno de los presuntos terroristas, al ver que su
hija también estaba en el ajo. Amanda no sabe, claro, que en realidad
Zoe no estaba vinculada al atentado. De haberlo sabido no creo que se
hubiese inmolado públicamente como ha hecho al final del episodio
.
Queda por ver cuánto tarda Daniel en darse cuenta de que Zoe vive en
el interior de su modelo cylon. Y qué hará cuando lo descubra…

Cambio de escenario: los Adama. De momento, su trama tiene poco que
ver con el argumento principal: Joseph parece que no podrá volver a
tener acceso al universo Graystone. Evidentemente, es de esperar que
esto no sea así, que sus caminos de crucen de nuevo, pero al margen de
que eso suceda los Adama nos siguen mostrando cosas. Tauron, sus
costumbres y cultura, han estado muy presentes a lo largo de los dos capítulos emitidos. En Rebirth me ha gustado
esa recreación del Little Italy neoyorquino llamado Little Tauron, que
en realidad parece tener más parecido con la cultura judía.

Adama soltando sus primeras grandes frasesAdama soltando sus primeras grandes frases

Buena continuación este Rebirth, del que sin duda también destaco el
buen juego de cámara para ilustrar lo que es y siente el primer modelo
cylon de la historia
. Un enfoque, mitad máquina y mitad humano, que
nos despertará una mayor simpatía por los cylon, aparte de conservar
la necesaria presencia de la actriz, Alessandra Torresani.

Para acabar, dos detalles: uno, ¿habéis oído el So Say We All en el himno
de los Buccaneers, que por cierto son equipo propiedad de Daniel
Graystone?
Dos, no os perdáis lo que cuenta Serge

Cylon tendiendo la mano... quizá sea la última vez que lo veamosCylon tendiendo la mano… quizá sea la última vez que lo veamos

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Caprica: Rebirth
Valoración

Categorías: Caprica Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »