Review Caprica: Ghost in the Machine

Review Caprica: Ghost in the Machine

Y sobre la bocina… ¡review de Caprica! La semana pasada, Dani abría la review de The Imperfections of Memory cuestionándose, creo que con razón, de qué va Caprica. Pues bien, en Ghost in the Machine creo que nos adentramos en uno de los temas centrales de este mundo pre Galactica: conflictos entre padres e hijos. Daniel mantiene uno apasionante con Zoe en los 43 minutos que dura el episodio. Y Joseph persigue en el V-World a una hija, Tammy, que ya no es esa tímida niña que conocía en el mundo real. ¿Comentamos el penúltimo episodio antes del parón? Sí, gente, hoy se despide Caprica hasta octubre…

Siguiendo el esquema de los últimos episodios, Ghost in the Machine se vertebra sobre dos historias que tienen ciertas similitudes: Daniel y Joseph buscando a sus hijas. Bueno, en realidad hay una tercera trama, protagonizada por Amanda, pero es tan difusa como la mente de su protagonista. ¿Alguien entiende lo que le está pasando a la señora Graystone? Creo que los guionistas, al meternos la historia de sus visiones, sólo quieren mostrarnos la inestabilidad de un personaje que acabará explotando. Y ahora que Vergis ha entrado en la fortaleza Graystone como un elefante en una cacharrería, creo que Amanda pagará su desconcierto con Daniel. Mola Vergis, sabe dónde hacer daño.

La tortura al cylonLa tortura al cylon

Vamos con Daniel. El dueño de los Buccaneers (que se resiste a vender) está convencido de que en el interior del U-87 está el alma de Zoe. Lo sabe. Pero también tiene muy claro que Zoe se resiste a hablar con él, así que opta por poner a prueba a su máquina. Quiere llevarla al límite para convencerse de la presencia de Zoe y durante todo el episodio presenciamos una batalla padre-hija. Daniel empieza moviendo sus peones, prosigue con caballos y alfiles y acaba haciendo jaque con la reina. Pero todo es insuficiente. Veamos sus fracasos:

  • La historia del incendio en la que Zoe, de pequeña, estuvo a punto de morir por culpa de Daniel. El señor Graystone alimenta esos recuerdos con el humo del tabaco, ya que Zoe odiaba que fumara. Y trata de desquiciar a la máquina haciéndole montar y desmontar, una y otra vez, una metralleta. Do it again! El cylon obedece.
  • Daniel va un paso más allá y, recurriendo otra vez a la fobia de Zoe, rodea al U-87 de gasolina y le prende fuego. ¡Qué grande Daniel! Lástima que el cylon ni se inmute…
  • Prueba final. Daniel saca su artillería pesada: Cesar, el perro. Papá Graystone entrega una pistola a Zoe para que dispare al único miembro de la familia al que no odiaba. Y el cylon dispara. (Nota para la protectora de animales: eran balas de fogueo).

Zoe resiste a la tortura de Daniel, pero su paciencia ha llegado al límite. Como le confesará a Lacy al final del episodio: “si hubieran sido de verdad (las balas), me habría cargado a mi padre”. Sus juegos siniestros enalzan directamente con lo que sabíamos de Battlestar Galactica: el hombre trató mal a la máquina, la usó y la humilló. Nos falta dar un paso más, para saber cómo este conflicto en el seno de una familia se traslada a toda la humanidad. Y luego, claro, debe llegar la rebelión.

La firma de The Dead GirlLa firma de The Dead Girl

Otro padre en apuros: Joseph Adama. Su caso no dista mucho del de su enemigo. Busca a Tammy. Y tendrá tantas dificultades como Daniel para dar con ella. Adama ha entrado de lleno en el juego de New Cap City, donde ha encontrado en Emmanuelle a una gran aliada. A ella no le tiembla el pulso al disparar, conoce ese mundo grotesco y tiene determinación para conseguir el objetivo, que en su caso viene cargado de cubits. Las dudas iniciales de Adama, que estarán a punto de costarle la vida a su compañera, se solucionarán con un maravilloso producto que hemos conocido en el 1×08: amp, una droga que se salta la seguridad del holoband y actúa sobre el córtex cerebral para mejorar los reflejos y sentidos del jugador. ¿Contraindicaciones? El prospecto dice que crea adicción…

Adama seguirá los pasos de Tammy, primero en su propia casa y luego en una discoteca grotesca en la que un travesti hace de showman, en el guardarropa se dejan pistolas y se practican juegos macabros. ¿Por qué es tan apasionante New Cap City? Parece una pantalla oculta del GTA… Las agallas de Adama se multiplicarán por diez cuando reciba su segunda dosis de amp. Hemos comprobado la fiabilidad del producto y también que Tammy, The Dead Girl, se ha convertido en un mito dentro de ese mundo virtual. Parecía que padre e hija se habían acercado, pero están más lejos que nunca. Igual que Daniel y Zoe.

Cierro con una frase de Sam, que ha vuelto a pasear su imponente imagen por la serie. “¿Cómo es matar a alguien?”, pregunta el bueno de Joseph. Y su hermano responde: “Te dices a ti mismo que no es real y entonces ya no son personas, son objetivos. Y todo se convierte en un juego“. Muy apropiado. Juguemos…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »