Review Caprica: End of Line

End of line. Una frase que pone los pelos de punta, que despierta un ronroneo de nostalgia y satisfacción en todos los que paladeamos Battlestar Galactica. End of line, la frase del híbrido, la frase que nos lleva a aquella bañera. Caprica recupera estas tres palabras para darle título a la mid-season finale, para bautizar al episodio que nos deja ya huérfanos de Graystones y Adamas hasta septiembre. Más de cinco meses sin Caprica. ¿Resistiremos? Tras este capitulazo, costará…

17 de septiembre de 2010 es la fecha prevista para que vuelva Caprica, que nos ha dejando una decena de raciones con sabores variados. El postre, End of line, ha sido delicioso, gracias a una mezcla de todos los ingredientes usados a lo largo de la temporada. Repasemos tramas:

  • El modelo cylon, el U87, y todo el entramado político-militar-amoroso que conlleva
  • La venta de los Buccaneers como una de las medidas de presión de Vergis sobre Graystone
  • Amanda y su descenso a las profundidades del alcohol y los tranquilizantes
  • La misión de Lacy, y su relación con Zoe
  • Joseph Adama y su búsqueda, adicción al holoband incluida
  • La (misteriosa) figura de Emmanuelle
  • La mentira de Daniel, excepto a su esposa, acerca de los asesinatos en Vergis y todo lo relativo a la relación entre el matrimonio Graystone
  • El doble juego de Zoe con Philo en el V-World
  • La amistad entre Amanda y Clarice

Otras nuevas tramas han surgido en este capítulo, como la lucha entre Clarice y Barnabas por el control de la facción STO en Caprica. En resumen, 43 minutos completitos y rellenos de información, una conversión de casi todas las tramas de la serie anunciada ya desde el previously. Empecemos…

Preciosa escenaPreciosa escena

Y empecemos diciendo que el truco del 20 horas antes está muy, muy sobado. No sería tan grave si otras series no lo manejaran con mucha más soltura y gracia, pero es que estamos bastante acostumbrados a que el listón esté más alto (Damages, Breaking Bad). Al fin y al cabo, aquí vemos que el U87 huye, lo que se veía venir. Nos falta por ver el cómo, pero tampoco es excesivamente sorpresivo. Creo que al capítulo le hubiera sentado mejor un montaje normal, pero tampoco nos pondremos estupendos.

Diremos que los primeros pasos de los cylon son eso: primeros pasos. Aún no están listos para amar a humanos (contaría cosas de BSG, pero corro el riesgo de escupir spoilers, así que me callo: los que habéis visto la serie sabéis a lo que me refiero), de modo que vemos el primer desamor entre razas. La historia de pasión entre Philo y el U87 era un poco friki, pero no merecía acabar en muerte. Ojo, estamos ante el primer asesinato humanos-cylon. Chicos, habéis hecho historia

Todo los caminos llevaban a ese final. Tirando del hilo, vemos que es Vergis quien indirectamente provoca todo esto. El empresario tauron es un hombre al que, como mínimo, podemos calificar de terco. No renuncia a su objetivo de reventar la vida de Daniel, y acaba logrando importantes avances. Para empezar, consigue que Graystone le venda los Buccaneers. Una escena corta, la de Cyrus con Daniel, pero muy emotiva. Qué duro para el genio de Caprica tener que deshacerse de su equipo…

Bye, BucaneersBye, Bucaneers

Con efectivo en el bolsillo, Graystone se ve capacitado para cumplir su contrato con los militares y servirles un ejército de cylons… siempre y cuando logre replicar el chip robado. Robo del que la coronel Sasha Patel está al tanto porque cultiva la costumbre de cenar con Vergis. Sí, Vergis también se trabaja lo castrense y consigue que Patel ponga contra las cuerdas a Daniel: una semana para entregar el pedido. La prisa, pues, invade a Graystone, que obliga a Philo a depurar el MCP (es decir, borrar a Zoe), lo que a su vez pone contra las cuerdas a la Zoe robótica. Desesperada, se quita de encima a Philo, pero lo mata involuntariamente y acaba huyendo en una furgoneta. Uno de los cliffhangers del capítulo es, precisamente, el destino del primer modelo cylon. El U87 se estrella contra un control. ¿Sobrevivirá? Pase lo que pase, Zoe sigue viva en la copia que la hermana Clarice hizo hace unos capítulos. ¿Alguien ha dicho resurrección?

Más cliffhangers, más incógnitas: ¿qué pasará con Amanda? No creo que esté muerta… es demasiado protagonista como para desaparecer así, y más ahora que la tensión matrimonial acaba de estallar. Su historia en esta mid-finale da un paso más allá. Más abajo, mejor dicho. A todo lo visto hasta ahora, hay que sumarle el descubrimiento de que su marido es un asesino (indirecto) y el plantón de su nueva amiga (Clarice ya tiene lo que buscaba, no creo que Amanda le interese mucho más). Para colmo, descubrimos que ya tuvo intentonas suicidas en el pasado. Desde el minuto uno de capítulo, desde que en la tele mencionan al puente favorito de los suicidas, Amanda lleva escrito en la frente cuál es y dónde está su end of line.

El matrimonio Graystone, Amanda y Daniel, son probablemente los personajes más desarrollados, mejor trazados de la serie. Desde el primer día me ha llamando la atención su peculiar estilo de vida: siempre solos en casa, cero visitas, con ella recurriendo a la prácticamente desconocida Clarice en lugar de a alguna amiga, con él echando mano de la reputada Terapia Daniel Graystone de Trocear Vegetales para superar los malos momentos (es el único hombre que cocina con camisa y corbata), con ella tirando de ambrosía y pastillas. El resto de personajes son más difusos. Joseph Adama (comprendo que eche tanto de menos a su hija, pero nunca le vemos llorar por su mujer, o atender a su superviviente hijo), Zoe (no alcanzo a entender tanto odio hacia su padre)… Por eso creo que el matrimonio no puede quedarse sin su mitad, y que Amanda sobrevivirá. Veremos. Me ha encantado la decisión de Daniel: miente a todos sobre la muerte de los empleados de Vergis, excepto a su esposa. Bien por él. Por cierto: ¿qué creéis que le dicen cuando lo llaman por teléfono? ¿Que su mujer está muerta/grave? ¿Que su cylon está muerto/grave? Por la reacción, diría que lo segundo. Vayámonos al V-World…

Matar al padreMatar al padre

Matar al padre, sí, muy freudiano… Tenemos a dos jovencitas locas por matar a sus padres. Zoe querría quitarse de en medio a Daniel, mientras que Tamara acaba disparando a Joseph, aunque sea en un mundo virtual. La chica Adama demuestra estar adaptadísima al V-World, que al parecer la venera de alguna manera. Su inmortalidad la debe de haber convertido en una líder o algo por el estilo. Pero ella es consciente de que una cosa es el mundo virtual y otro el real, y también sabe que su padre no lo tiene tan claro. Así que toca apretar el gatillo, con detallazo incluido: primero me disparo yo para que mi padre piense que he muerto del todo. Teóricamente Joseph no podrá volver a usar el holoband para buscar a su hija, pero esta historia no acaba aquí. Muy bueno el giro de Emmanuelle. Desde que apareció me preguntaba quién era esta mujer surgida así, de repente, y ahora vemos que es alguien que también cuida de Adama en el mundo real.

Nos queda visitar a Barnabas. El más mercenario miembro de los STO parece que se está saliendo del estricto camino de la secta, pero ahí está Clarice para reeducarlo. Menuda es Clarice… Claro que menudo es Barnabas: el tío pasa al ataque con la hermana Willow, vía Lacy. Me daba la sensación de que la chica estaba temiendo que le pidieran otra clase de favor… pero no, finalmente no. Barnabas le pide que cambie un mando, y Lacy demuestra muy poquitas luces, porque se veía a la legua que ese mando es para activar una bomba. Por cierto: qué olfato tienen ella y Zoe, ambas se buscan novietes con bastante debilidad por los explosivos. Y qué mal me cae Keon. ¿Se puede tener más horchata en la sangre?

Y así, con una ensalada de cliffhangers, se nos para Caprica. Con varios destinos colgando, incluido el de un U87 del que me sigue mosqueando que fuera almacenado en la mansión Graystone, en lugar de en otro sitio con más seguridad que Philo y Serge. Con un guiñó en forma de “So say we all” por parte de los STO de Barnabas. Con Daniel Graystone teóricamente viudo, potencialmente arruinado y prácticamente roto emocionalmente. Con Joseph Adama ante la ya inevitable tarea de pasar página. Con las féminas Graystone, Amanda y Zoe, en el aire. Con Lacy creyéndose culpable de un asesinato, y Clarice sabiéndose víctima de un atentado… ¿y Nestor muerto? A él no le hemos visto salir del vehículo. Con las mangas de Vergis llenas de ases. Y con Philomon muerto

Adiós, PhiloAdiós, Philo

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Caprica: End of Line
Valoración

Categorías: Caprica Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »