Review Californication: The Apartment

The Apartment ha sido la síntesis perfecta de lo que es Californication hoy en día, de todo pasa, todos pasan, por la vida, y el piso, de Hank. Si Here's the Thing nos dejó claro que Hank sigue amando a las mujeres a su manera y que no lo iba a tener fácil para salir de todos los líos en los que estaba metido el capítulo de esta semana nos ha mostrado cómo todos los problemas de tu vida pueden juntarse de repente y armar
la de dios, aunque, seamos justos, los problemas de Hank son bastante entretenidos

Con Karen de nuevo semidesaparecida de la serie (exceptuando sus apariciones por Skype) y con Becca fuera de casa el apartamento le queda un poco grande a Hank. No pasa nada, eso tiene solución, un desfile de personajes secundarios que comienza con Jackie y dos amigas strippers y que acaba con un pequeño incendio sobre la cama del escritor. ¿Qué pasa hasta ese momento? Un poco de todo.

Ninguno de los Here's the thing de Hank surgieron demasiado efecto y tanto Jackie como Jill y como Felicia siguen detrás de él, más tarde el decano, tras recibir la confesión de su mujer, fresca como una rosa, le preguntará a Hank como lo consigue siempre… y, por supuesto, es una pregunta que se responde con ambigüedades, ningún guionista tiene ese secreto y posiblemente ese secreto no exista, pero, al fin y al cabo, Californication no se ha distinguido nunca por situaciones demasiado realistas o comportamientos muy comunes.

Eso mismo es ahora la salsa de la serie, ¿está perdiendo el personaje de Hank un poco de su encanto? ¿Son tres temporadas sobre su espalda una carga demasiado grande como para soportarla con la misma actitud? Es un personaje carismático, sin duda, pero poco a poco vemos cómo se le va dando un mayor peso a los secundarios, secundarios que han ido inundando la pantalla en estos veinte minutos.

La llegada de Rick Springfield y Charlie solo hace, ¿qué hay una stripper con resaca?¿En la misma habitación? Estos dos tendrán que aprovecharlo… mientras, Jackie se distrae leyendo, Jill, con su amor por Hank recién confesado, se queda desnuda en la habitación de Becca y Felicia anuncia a Hank que va a dejar a su marido por él. Al fin, como es lógico, con la llegada de Becca todo explota y sale a la luz, ¿se librará así Hank de los problemas o solo le surgirán más? Al menos ahora ha conseguido que alguien del exterior rompa la imagen fantasiosa que tenían de él todas…

Hank y BeccaHank y Becca

Al final del día, es el Hank más tierno el que sale a relucir, cansado de apagar fuegos y de encuentros incómodos se topa con que no sabe que responder a su hija a la pregunta de por qué se comporta así.. y creo que todos nos empezamos a preguntar esto poco a poco. Californication sigue siendo una serie genial, entretenida y divertida, con grandes personajes, pero con casi tres temporadas completas a sus espaldas, es hora de dibujar un poco más a su protagonista, de no esconderlo tanto bajo respuestas ambiguas y sonrisas encantadoras… queda muy bien, pero sabe a poco.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »